| Artículos | 01 SEP 1997

Silicon Graphics O2: El primer paso hacia el mundo profesional

Tags: Histórico
Estación de trabajo gráfica de gama baja
Jorge Pascual.

Todas las personas que habitualmente trabajamos en entornos de producción multimedia estamos acostumbrados a realizar periódicamente inversiones en nuestros equipos para dotarlos de mejores prestaciones y un rendimiento más optimo. Así, el día que decidimos lanzarnos a realizar producciones en 3D invertimos en una buena SVGA, cuando necesitamos digitalizar vídeo recurrimos a una de las muchas digitalizadoras que existen en el mercado, etc. Pero, ¿no se ha preguntado en alguna ocasión si esas pequeñas inversiones convendría guardarlas para realizar una única inversión en una estación de trabajo que ya esté preparada para producciones multimedia?. Posiblemente sí, pero si no es así, nosotros lo hemos hecho por Ud. y nos encaminamos a analizar si de verdad merece la pena seguir invirtiendo en nuestro PC o, por el contrario, la relación calidad precio de las estaciones gráficas es satisfactoria.

En este artículo profundizamos en una de las estaciones gráficas más conocidas dentro del mundo de la producción: Silicon Graphics 02. Se trata del modelo más bajo que posee Silicon Graphics y está destinada a usuarios que comiencen en el mundo de la producción multimedia y no deseen invertir demasiado dinero en equipos. La O2 es la estación que ha sustituido a las viejas Indy, con nuevas tecnologías, mayor velocidad y precios muy atractivos. Antes de profundizar en las prestaciones de la máquina, veremos un poco por encima dónde se encuentra Silicon Graphics y qué soluciones ofrece a los usuarios que se decidan a entrar por las puertas de la compañía norteamericana.

Silicon Graphics

Cuando alguien se decide a comprar una estación de estas características, además de conocer las prestaciones y el precio de la misma, debe de conocer que sale de un entorno abierto (PC) para entrar en un entorno cerrado. Esto quiere decir, que en gran medida se comenzará a depender de la compañía que fabrica la estación. En primer lugar, el sistema operativo que controla adecuadamente la máquina únicamente lo produce Silicon Graphics. Por otro lado, los componentes hardware que se deseen añadir estarán limitados, en su mayor parte, a los que fabrique la misma compañía. Por eso, conviene saber quién es el fabricante y qué nos ofrece una vez que hemos entrado a formar parte de su mundo y estamos condenados a soportarlo.

Sin ninguna duda, Silicon Graphics domina el mercado de las producciones gráficas de gama alta. Uno de los mayores focos publicitarios de esta compañía se encuentra en las grandes productoras de cine, pues la mayor parte de la familia de Hollywood utiliza estaciones Silicon Graphics para producir los efectos especiales de las películas. Sirva como ejemplo títulos como Parque Jurásico, La máscara, Independence Day, Jumanji, Mars Attacks, Star Trek, Casper, etc. En todas ellas y en muchas más se han utilizado máquinas Silicon Graphics, habitualmente acompañadas de software Alias|Wavefront (subsidiaria de Silicon Graphics). Por supuesto, no sólo el cine utiliza estaciones de esta compañía. Las imágenes que la NASA recibe procedentes de la estación Mars PathFinder se procesan en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California, utilizando dos estaciones O2 y ocho estaciones OCTANE. También el gobierno norteamericano empleó Onyx InfiniteReality para hacer una simulación de sobrevuelo de los terrenos de la antigua Yugoslavia en plena guerra, y así convencer a los distintos líderes de que las fronteras establecidas eran las adecuadas.

Y no tenemos que ir tan lejos: el ejército español utiliza también estaciones Silicon Graphics para entrenar a los pilotos de cazas en simuladores de realidad virtual, ya que se reproducen de forma exacta las condiciones de un vuelo, y el coste del sistema es muy inferior al del caza que habría que reponer en caso de accidente. Otro mercado que utiliza este tipo de estaciones es el automovilístico. Fabricantes de automóviles como Renault, Volvo, Mercedes o Nissan utilizan estas herramientas para la construcción fotorrealista de prototipos.

Los anteriores ejemplos pretenden ilustrar que una vez que se entra en Silicon Graphics, la limitación en la producción únicamente se encuentra en la imaginación del usuario y en su economía. Si se entra con una O2, se puede seguir con una Indigo2 IMPACT para continuar con la familia OCTANE y finalmente poder dar el paso hacia las Onyx2. Las estaciones Indigo2 y OCTANE cubren un porcentaje muy elevado de las necesidades de las productoras medias, entendiendo por productoras medias aquellas empresas que dedican sus esfuerzos a realizar anuncios publicitarios, títulos multimedia con alto contenido gráfico, etc.

Silicon Graphics se replanteó hace unos cuantos meses su estrategia, ya que el mercado de las producciones multimedia está muy bien, pero el crecimiento de la compañía se veía limitado al crecimiento en este sector, crecimiento que no era demasiado grande. A consecuencia de esto, la compañía norteamericana decidió entrar de lleno en la producción de equipos destinados a gestión propiamente dicho, desarrollando unas gamas de servidores de altas prestaciones. La adquisición de la compañía Cray reforzó la línea de productos destinados a este mercado, y actualmente una cuota importante en las cuentas de Silicon la aportan los servidores. Finalmente decir que la familia Origin de servidores es exactamente igual que las estaciones Onyx2 pero sin el sofisticado subsistema gráfico que éstas poseen, por lo que con relativamente poco esfuerzo, Silicon Graphics migra las estaciones gráficas a servidores corporativos.

Arquitecturas de Silicon Graphics

Para cualquier persona familiarizada con el mundo del PC, si decimos que las características de una O2 son un procesador R5000 (o R10000), 175 MHZ de velocidad, 128 MB de RAM y 4 GB de disco duro, prácticamente estaríamos describiendo un PC de gama alta. Sin embargo, existen drásticas diferencias entre un PC con características similares y una O2.

Una de las diferencias más notables y que representa un gran atractivo en la O2 es la novísima tecnología desarrollada por Silicon Graphics: UMA (Unified Memory Architecture o bien, arquitectura de memoria unificada).

Todo el mundo conoce que con la evolución que han sufrido los sistemas informáticos a lo largo del tiempo, la estructura planteada por Von Newman y que aún hoy conservan muchos equipos (entre ellos los PCs) tiene grandes handicap. Uno de ellos es el bus. Tradicionalmente los ordenadores cuentan con tres buses: Direcciones, Control y Datos. Los buses de direcciones y de control no suelen plantear muchos problemas, pero el de datos resulta un cuello de botella importante. Por qué esto es así, pues bien, el bus de datos, como bien sabrá, comunica la CPU con la memoria y el resto de periféricos. Todos ellos están comunicados por la misma arteria, que actualmente puede ser de 8, 16, 32 o 64 bits. Cuando un periférico necesita realizar una transferencia de datos desde una determinada entrada (por ejemplo, una digitalizadora de vídeo) a memoria, se apodera del bus y realiza la transferencia. Durante esta transferencia ningún otro dispositivo puede disponer de los buses.

Sin embargo, en esta transferencia, la CPU suele estar desocupada, ya que las transferencias se suelen hacer de la forma más rápida posible, que es accediendo directamente a memoria. Si la CPU está desocupada y un periférico está esperando ordenes de la CPU, estas órdenes no llegarán hasta que no finalice la transferencia, pues las ordenes, como el resto de datos, deben de fluir por el bus de datos y éste está ocupado. ¿Qué se ha conseguido? Desaprovechar un buen rato la CPU y un periférico. Si esto lo extrapolamos a que cada día existen más periféricos trabajando de forma simultánea y los sistemas operativos también evolucionan en este sentido, vemos que el bus de datos se convierte en un claro cuello de botella.

Actua

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información