| Artículos | 01 FEB 2009

SEO: cómo ser el primero en Google

Tags: Histórico
El posicionamiento en buscadores, fundamental para sobrevivir en Internet
Arantxa Herranz.
"Pruebe a hacer cualquier búsqueda en Google. Por ejemplo, “coche”: 38.700.000 páginas encontradas en 0,18 segundos. “Casa”: 473.000.000 enlaces en 0,07 segundos. “Teléfono”: 148.000.000 resultados en 0,38 segundos). Son sólo algunos ejemplos de la cantidad de información que los buscadores son capaces de encontrar en Internet. Por eso, y porque probablemente nadie seguirá mirando más allá de la quinta o sexta página de resultados, resulta fundamental estar bien posicionados en estas búsquedas. ¿Cómo? Pues aunque no hay ninguna fórmula magistral que le permita estar siempre el primero en estas búsquedas, sí que hay una serie de técnicas y normas que nos pueden ayudar a estar bien colocados. Hablamos de lo que se conoce como SEO.

Cada día, millones de personas se conectan a Internet en todas partes del mundo (también en España) y, muchas de ellas, lo hacen buscando información. Tanto es así que muchos tienen, como página de inicio en sus navegadores algún buscador (Google principalmente, ya que, según los datos que facilitan algunas de las empresas con las que ha podido hablar PC World, la cuota de mercado de Google en nuestro país sería, como mínimo, del 90 por ciento).
Por tanto, lograr que los buscadores nos posicionen en los primeros puestos (y cuanto más arriba, mejor) se antoja básico para lograr atraer a un mayor número de visitantes y de potenciales clientes. Y tanto más crítico será este buen posicionamiento cuanto más dependa nuestro negocio de Internet.
No existe una varita mágica que nos convierta automáticamente en los reyes de los resultados de Google, pero sí unas normas básicas que sí nos pueden ayudar a ser mejor encontrados por los motores de búsqueda. Paciencia y continuidad son, además, dos requisitos sine qua non para estar en la foto finish de una carrera a largo plazo.

Qué es SEO
SEO responde a las siglas en inglés Search Engine Optimisation, es decir, optimización para buscadores; es decir, hablamos de optimizar un sitio web para que posicione mejor en los principales buscadores o, dicho de otra manera, preparar el sitio web para que los buscadores lo consideren relevante y lo muestren entre sus resultados al buscar por determinados términos. Al mismo tiempo, con SEO estamos ayudando al buscador a devolver los resultados más relevantes, para que los usuarios encuentren lo que buscan. Algo que se puede hacer a través de distintas técnicas para lograr que una determinada página web aparezca en las primeras posiciones dentro de los resultados de un buscador para determinados términos y palabras.
Así, cuando se habla de SEO se pretende que, a través de ciertos criterios de búsqueda que nos puedan interesar, nuestra página web aparezca bien posicionada en los diferentes buscadores, para así poder captar el mayor número de visitas posibles y que se acaben convirtiendo en clientes.
Su importancia evidente, puesto que casi todos los internautas interesados en buscar información o comprar un producto o servicio acuden en primer lugar a un buscador, por lo que aparecer en esas primeras páginas de resultado es algo que puede llegar a ser decisivo. No obstante, hemos de tener en cuenta que los buscadores reciben diariamente millones de visitas de los usuarios, por lo que nuestro reto no es algo de “coser y cantar”, puesto que no sólo conlleva tener en cuenta el código de la página, sino que también hay que saber situarla en Internet para que tenga la mayor relevancia posible. Una página con un buen SEO facilitará que aparezca en los primeros lugares cuando alguien busca alguno de los productos o servicios que se ofertan.
A grandes rasgos, podemos resumir que con SEO tratamos de optimizar un sitio web para que posicione mejor en los principales buscadores, es decir, preparar el sitio web para que los buscadores lo consideren relevante y lo muestren entre sus resultados al buscar por determinados términos; y, en segundo término, ayudar al buscador a devolver los resultados más relevantes, para que los usuarios encuentren lo que buscan.
La importancia de la optimización para buscadores radica en el alto número de usuarios que tienen los motores de búsqueda. Se calcula que, en términos generales, las estadísticas de visitas recibidas en un sitio web son de un 70 por ciento provenientes de tráfico desde los buscadores y 30 por ciento de tráfico directo o de otros sitios web. Con estos datos en la mano es razonable que las empresas se planteen no sólo aparecer en los motores de búsqueda, sino posicionarse en los primeros resultados, que son los que reciben más clics por parte de los usuarios.

Manos a la obra
Vista, pues, la importancia (por no decir trascendencia) de tener una buena estrategia SEO para lograr que nuestra web esté bien situada, pasemos a conocer más en detalle cómo se lleva a cabo una estrategia SEO.
Así, gracias a SEO, aplicaremos una serie de técnicas en la estructura de la página web para que ésta sea amigable de cara a los buscadores y la puedan indexar perfectamente. También se persigue con estas técnicas conseguir enlaces desde otras páginas webs hacia la nuestra, así como la actualización constante del contenido, entre otras cuestiones. Por tanto, será bastante normal que necesitemos actuar sobre el sitio web realizando modificaciones tanto en la arquitectura de la información como en el propio contenido y los elementos técnicos, así como en otros aspectos relacionados con la mejora de la popularidad de dicho sitio web. Por tanto, evidenciamos que las técnicas son variadas y muy cambiantes el entorno en el que las vayamos a implantar.
En este punto, María Pedrós Piñón, responsable de SEO en la empresa Onetomarket, delimita que la estrategia SEO “depende fundamentalmente de la estrategia de marketing del cliente, de su modelo de negocio, del estado del sitio web y de la competencia que tenga”. No obstante, y en términos globales, casi toda política en esta materia arranca con la modificación de ciertos aspectos técnicos de la web con el objetivo de facilitar la tarea de indexación por parte de los robots de los buscadores. En segunda instancia, el contenido también pasa a ser optimizado, de manera que se incluyen las palabras clave por las que se quiere posicionar en las páginas web que convierten dentro del sitio web, para dar relevancia a los textos; y se buscan enlaces entrantes desde otras páginas web.
“A partir de ahí se pueden plantear distintas formas de difusión: redes sociales, distribuir contenido en la red en forma de notas de prensa, artículos o entradas para blogs; cómo aprovechar el potencial de los distintos buscadores verticales (buscadores especializados en temáticas concretas) para añadir nuevas funcionalidades a la web, como los mapas, vídeos o imágenes”, explica Pedrós. Todos estos elementos están ideados para contribuir a mejorar el posicionamiento de un sitio web en los buscadores, “pero es importante tener un buen punto de partida, es decir, mejorar la web en cuanto a aspectos técnicos y contenido, antes de ir más allá”, especifica esta experta.
Por tanto, lo habitual suele ser contar con técnicos SEO o empresas especializadas en este servicio para llevar a cabo la optimización. De hecho, Xavier Castellnou, director comercial de Canal IP, recomienda “

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información