| Artículos | 01 MAR 2001

Sega abandona el negocio de consolas y se centra en fabricar juegos para sus rivales

Tags: Histórico
Sega ha abandonado finalmente la fabricación de su consola Dreamcast. La compañía ha anunciado sus planes de reestructuración en torno al negocio del software para recuperar los buenos resultados tras cuatro años de pérdidas.
“Hemos decidido parar la producción de la Dreamcast desde este mes de marzo”, anunciaba emocionado Hideki Sato, director operativo de la compañía, en una rueda de prensa en la que presentaba sus planes de centrar todos los esfuerzos de la firma en incrementar su negocio de software.
Las escasas ventas registradas en los últimos nueve meses y, especialmente, durante Navidad en Estados Unidos, han provocado esta situación. Sega realizó unas ventas de 2,32 millones de consolas –1,35 millones en Estados Unidos-, mientras que Sony ha vendido 6,4 millones de Playstation 2 desde su lanzamiento en febrero de 2000.
Para acelerar la entrega de las consolas Dreamcast, Sega ha decidido rebajar un tercio los precios en Norteamérica. A partir del próximo 4 de febrero, la Dreamcast valdrá 100 dólares (unas 18.000 pesetas) frente a los 150 (unas 27.000 pesetas) que cuesta ahora en Estados Unidos.
El nuevo enfoque de la compañía convertirá a Sega en un fabricante de software independiente de la plataforma para el suministro de juegos para Dreamcast y sus antiguos rivales, PlayStation 2 y PS 1, GameBoy Advance y GameCube de Nintendo, y Xbox de Microsoft. El plan también incluye el desarrollo de juegos para ordenadores personales y otros dispositivos, como portátiles o teléfonos móviles. En concreto, la compañía suministrará juegos basados en Java a Motorola para los teléfonos móviles, así como a Palm para sus asistentes personales.
El primer juego de Sega para GameBoy Advance estará listo este mes, y lanzará al menos dos juegos más para este sistema a lo largo del año. También en proceso de desarrollo se encuentran cuatro juegos para PlayStation 2, incluida una versión del juego Virtua Fighter 4. Los juegos Java para Motorola y Palm estarán disponibles a lo largo de 2001.
A pesar de su decisión de parar la producción de la Dreamcast, Sega no va a abandonar la arquitectura del sistema. De hecho, ha firmado un acuerdo para integrarla en los decodificadores de televisión de la firma británica Pace Micro Technology, y también tiene previsto trabajar con otras compañías para integrar el sistema Dreamcast en otros dispositivos. Además, para no dejar a sus usuarios desvalidos, lanzará 26 títulos para Dreamcast a lo largo del año.
Sega también tomará posiciones en el mercado de juegos en red. Integró soporte de red en la Dreamcast desde su lanzamiento a finales de 1998 y recientemente empezó a comercializar un módem de banda ancha para la consola. Este módem permite a los usuarios suscribirse a ciertas redes de cable para disfrutar de contenidos y juegos.
El presidente de la compañía, Isao Okawa, apostó fuertemente por la Dreamcast desde su lanzamiento, una apuesta que va a pagar cara, ya que aportará 732 millones de dólares (unos 133.000 millones de pesetas) de sus propias acciones en la compañía para ayudarla a renacer.

www.sega.com/es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información