| Artículos | 01 MAR 2005

Secretos de los DNS

Tags: Histórico
Gonzalo Alvarez.
Los servidores dns permiten obtener las direcciones ip correspondientes a nombres de dominio. sin ellos, el trabajo con internet se vuelve poco menos que imposible. en este artículo repasamos algunos trucos para trabajar con ellos en un entorno doméstico o de pequeña oficina, con el fin de aumentar el rendimiento o de disponer de un nombre de dominio aunque contemos con una dirección ip dinámica.

Cómo configurar el cliente DNS
Todo equipo conectado a Internet posee una dirección IP que permite que sea accesible para otros equipos. La dirección IP es como el número de teléfono, que identifica a un terminal de manera unívoca. Por lo tanto, para poder conectarse a otro equipo es necesario conocer previamente su dirección IP. Estas direcciones consisten en un número de 32 bits que, normalmente, para mayor comodidad, se representa separado en 4 grupos de 8 bits cada uno, como por ejemplo, 80.24.52.14. Por supuesto, recordar estos números es muy difícil, por lo que los equipos reciben además un nombre más “humano”, como por ejemplo www.idg.es. De esta forma, una persona puede recordar o incluso adivinar docenas de direcciones. Evidentemente, alguien debe encargarse de realizar la conversión del nombre de dominio, fácil de recordar, a la dirección IP utilizada por las máquinas, pero más difícil para los humanos. El Servicio de Nombres de Dominio (Domain Name Service, DNS) se encarga de esa traducción. Cuando alguien escribe www.idg.es en su navegador, esta dirección se envía a un servidor DNS, el cual busca en sus tablas la dirección IP correspondiente. Si él mismo no la tuviera, reexpediría la petición a otro servidor, y así sucesivamente hasta dar con ella. Finalmente se obtiene la dirección IP del equipo destino, imprescindible para establecer la comunicación con él.
Para configurar el cliente DNS de un equipo, se debe introducir la dirección del servidor DNS a utilizar, siguiendo estos pasos. Seleccione Inicio » Panel de control » Conexiones de red e Internet » Conexiones de red o bien haga clic con el botón secundario del ratón sobre el icono Mis sitios de red del escritorio y seleccione Propiedades. Después haga doble clic sobre la conexión a configurar, típicamente Conexión de área local. A continuación, pulse el botón Propiedades y haga doble clic sobre Protocolo Internet (TCP/IP). En la ficha General especifique el servidor DNS preferido y el alternativo, siempre y cuando no se esté utilizando un servidor DHCP, en cuyo caso se deberá seleccionar la opción Obtener la dirección del servidor DNS automáticamente. Se recomienda utilizar como servidores DNS los del PSI (Proveedor de Servicios de Internet), cuyas direcciones le tuvo que proporcionar cuando configuró su conexión a Internet. Pueden añadirse servidores DNS adicionales pulsando el botón Opciones avanzadas y seleccionando la pestaña DNS.

DNS dinámico
La mayoría de los usuarios de conexiones a Internet, tanto de banda ancha como estrecha, reciben una dirección IP distinta cada vez que se conectan a su PSI (Proveedor de Servicios de Internet). Como consecuencia, es imposible saber a priori qué dirección tendrán, lo que impide ofrecer servicios hacia el exterior, como por ejemplo, montar un servidor FTP o web en el ordenador doméstico o acceder a su escritorio remoto desde cualquier localización. Aunque en el caso de ADSL se puede pagar una tarifa mensual adicional para tener asignada una dirección IP fija, los usuarios que se conectan por módem telefónico ni siquiera disponen de esta posibilidad. Afortunadamente, existe una solución para poder conectarse a un equipo sin conocer su dirección IP: los DNS dinámicos (DDNS).
Los DNS dinámicos permiten crear un alias que relacione una dirección IP dinámica con un nombre de dominio estático, de forma que conociendo éste siempre se pueda acceder al equipo, sin necesidad de saber a priori cuál es su dirección IP. Este servicio de DNS dinámico es ofrecido por un buen número empresas, a veces incluso gratuitamente, quienes ponen a disposición de sus clientes nombres de dominio personalizados, fáciles de recordar, pero eso sí, que incluyen el nombre de la empresa, como por ejemplo, sunombre.dyndns.com o sunombre.gotdns.org. Por el contrario, si ya posee su propio nombre de dominio, del estilo sunombre.com, entonces puede utilizarlo en lugar de servirse de un nombre perteneciente a otra empresa. Aunque no disponga de IP fija, el servicio DDNS se encargará de que siempre se pueda llegar hasta usted conociendo su nombre de dominio.
Existen en la actualidad muchas empresas que ofrecen este servicio, siendo algunas de las más conocidas DynDNS (www.dyndns.org), ZoneEdit (www.zoneedit.com), No-IP (www.no-ip.com), etc. Dado que la lista sería interminable, le recomendamos visitar el sitio www.technopagan.org/dynamic. con un listado actualizado.
Por otro lado, el usuario debe instalar en su equipo un programa que informe constantemente al servidor DDNS de cuál es en todo momento la dirección IP del cliente, mediante el envío de una señal al servidor cada vez que la IP cambie. El servidor actualiza instantáneamente los registros DNS asociados con el dominio. De esta forma, cada vez que alguien solicite conectarse a su página web o servidor de FTP o escritorio remoto, el servidor DDNS traducirá el nombre simbólico a la última dirección IP que haya recibido del cliente, la cual estará siempre actualizada sin importar la frecuencia con la que cambie. También suele utilizarse un protocolo de heartbeat para detectar cuándo está desconectado el equipo, de manera que en lugar de presentar un error, se pueda redirigir la petición hacia una IP alternativa o hacia una URL preconfigurada. Unos cuantos clientes que funcionan con un buen número de servidores DDNS son DynDNS Updater (kanasolution.com), adoptado por DynDNS.org como cliente oficial, Dynamic DNS Client (www.sitedevelopers.com), DirectUpdate (www.directupdate.net), DynSite (noeld.com/dynsite.asp), etc. Se puede encontrar un listado exhaustivo de clientes DDNS en www.dyndns.org/services/dyndns/clients.html. Para simpli-ficar aún más las cosas, algunos modelos de router ADSL incluyen su propio cliente de DNS dinámico. Consulte si el suyo incorpora esta característica o téngala en cuenta a la hora de decidirse por un modelo u otro si piensa en adquirir un nuevo router.

Caché DNS
Como hemos explicado en el primer truco, para poder conectarse a un servidor referenciado por su nombre de dominio, previamente hay que interrogar a un servidor DNS para que lo resuelva en una dirección IP. Este proceso es muy rápido, apenas unos cientos de milisegundos, pero después de todo consume su tiempo. Además, seguro que alguna vez le ha ocurrido que introduce la dirección de una página web en su navegador y al intentar abrirla recibe un mensaje de error, pero al recargarla se abre correctamente. Se debe a que en el primer intento no se resolvió el nombre a la dirección IP correcta, es decir, se produjo un fallo en el proceso de resolución DNS. Estos errores resultan infrecuentes, pero ocurren. Si se piden 20 páginas dentro de un mismo sitio, la consulta se repite 20 veces. Una solución

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información