| Artículos | 01 ABR 1996

Se localiza un foco de falsificación de chips DRAM en el sureste asiático

Tags: Histórico
El usuario final, principal perjudicado por este procedimiento, cuenta con muchas dificultades para averiguar si su chip de memoria ha sido manipulado

El sudeste de Asia está sufriendo un problema que, con el paso del tiempo, empeora. Se trata de los chips DRAM (Dynamic RAM) remarcados, un proceso que sigue los mismos pasos que en la remarcación de los procesadores. Las personas involucradas en este delito borran los nombres originales de estos chips de memoria y después incluyen el logo de otros fabricantes más conocidos en el mercado. Los principales focos de producción de productos remarcados se sitúan en Taiwan y China, aunque el centro de operaciones se mueve hacia otros lugares como Hong Kong, Malasia, Singapur o Indonesia. Pero lo cierto, según fuentes familiarizadas con el problema, es que la zona geográfica con mayor número de chips remarcados se ubica en el sudeste de Asia.

Algunos miembros de Business Software Alliance (BSA) en Singapur aseguran que el problema para los usuarios finales es su falta de conocimientos sobre estas falsificaciones, puesto que nadie puede imaginarse este hecho si no forma parte del círculo de la industria informática. Otra de las trabas para averiguar que un chip ha sido remarcado es su dificultad de detección. La gran mayoría de los usuarios finales no dispone de conocimientos suficientes para detectar que su chip de memoria ha sido manipulado. La única y más fiable posibilidad es hacer correr estos chips en una máquina de pruebas DRAM.

Una de las características que hay que tener en cuenta a la hora de analizar un chip DRAM es el equilibrio de la velocidad. Aunque al principio pueda parecer estable, las futuras actualizaciones hacia aplicaciones o sistemas operativos inciden negativamente en el rendimiento y velocidad del chip.

Técnicas de falsificación

Sin embargo, tal y como se explica al principio de la noticia, los falsificadores tienen que manipular una pequeña depresión denominada marca de molde de inyección. Cuando se remarca un chip, hay que eliminar el nombre original del mismo. Al realizar esto la marca de molde pierde algunos de sus rasgos. Si un usuario quiere averiguar que clase de chip tiene, debe comparar uno auténtico con uno falso y comprobar que las marcas de molde son similares. No obstante, este procedimiento sólo se puede aplicar a cerca del 75 por ciento de los chips existentes.

El rendimiento es la clave

Un chip DRAM original y otro falsificado ofrecen un rasgo diferenciador: el rendimiento. El chip original posee una velocidad de 45 nanosegundos (ns) que se mantiene estable aunque el procesador se caliente mucho o muy a menudo. El chip falso, sin embargo, que opera con una velocidad de 55 ns, ve descender progresivamente esta cifra (hasta 60 ns, por ejemplo) si se aprecian calentamientos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información