| Artículos | 01 NOV 1997

Samsung SyncMaster 400TFT

Tags: Histórico
Pantalla LCD multimedia
Oscar G. Peinado.

Samsung se suma a los fabricantes de monitores extraplanos con este modelo de catorce pulgadas con altavoces y micrófono incorporados. Se trata de un monitor basado en un panel LCD TFT que está compuesto por 1.024 columnas y 768 filas de diminutos transistores. Los monitores TFT están formados por una matriz de fototransistores, unos pequeños componentes semiconductores que emiten luz cuando pasa una corriente por ellos. Sobre estos transistores se sitúa el cristal liquido (LCD) que permite que la luz pase en mayor o menor medida. Cada punto emisor está compuesto por tres transistores (uno por cada color básico) que encendidos al tiempo a su máxima potencia producen luz blanca. Entre dos cualquiera de estos puntos luminosos hay una distancia de 0,27 milímetros, tanto en dirección horizontal como en vertical.

Al tratarse de una pantalla con 1.024 por 768 puntos activos, será ésta la resolución a la que mejor trabaje, pues a cada punto físico de la pantalla se le asocia un pixel de la imagen. De hecho, si intentamos bajar la resolución notaremos una gran pérdida de calidad que no resulta posible mejorar con los controles del menú. Aunque pueda parecer que es una resolución excesiva para un monitor de catorce pulgadas, si lo comparamos con lo habitual en monitores de tubo de rayos catódicos, hay que tener en cuenta las diferentes tecnologías empleadas.

En un monitor convencional si se eleva mucho la resolución y el tamaño de los puntos es muy grande, se pueden llegar a superponer unos con otros, con una evidente pérdida de definición. En un monitor LCD ajustado para trabajar a su resolución óptima (y máxima) cada pixel corresponde a un punto activo, por lo que es imposible que se superponga con el contiguo. A cambio de esta ventaja la tarjeta de vídeo y el monitor deben tener sus frecuencias perfectamente sincronizadas.

De no ser así, aparecerán una desagradables rayas verticales u horizontales que impedirán ver la imagen con nitidez. Para permitir esta perfecta sincronización, el monitor dispone de un ajuste en dos pasos, uno de grandes variaciones para aproximarnos y otro mucho más suave para afinar hasta la perfección.

Por los motivos que explicamos antes, pasamos las pruebas de este monitor tan solo a 1.024 por 768 puntos de resolución, obteniendo unos resultados fantásticos. La geometría es perfecta, así como la definición. El aspecto borroso de las esquinas de los tubos de rayos catódicos desaparece por completo, pues al no existir haces de electrones que enfocar no tiene sentido que unas zonas de la pantalla se vean peor que otras, de modo que otro diez en este aspecto. Los colores los reproduce con calidad y uniformidad, aunque hay que advertir que sólo puede representar hasta 262.144 colores. Si nos desplazamos hacia los lados del monitor, apreciaremos que los colores empiezan a cambiar al llegar a unos sesenta grados, aunque es posible ver la imagen e incluso leer los textos a nada menos que casi noventa grados. Lo mismo ocurre si miramos la pantalla desde arriba, aunque en este caso el cambio de tonalidades se inicia a los cuarenta y cinco grados. El peor ángulo de visualización se halla por la parte inferior, la menos habitual para mirar la imagen, y aun así se puede bajar hasta una posición de treinta grados antes de variar el color de la imagen, e incluso a sesenta si lo que tenemos es un texto que deseamos leer. En definitiva un excelente ángulo en todas las direcciónes que supera a todos los monitores de este tipo que hemos probado.

A tan fantásticas características técnicas hay que añadir un acertado diseño, que integra en la peana dos pequeños altavoces de un vatio y en la parte superior de la pantalla un micrófono de condensador de alta sensibilidad. La unión entre la plataforma y la pantalla se realiza mediante una rótula que permite ajustar la inclinación de la horizontal del monitor y realizar un giro de mas de noventa grados hacia ambos lados, unos 220 grados en total. Esto permite girar el monitor incluso hasta mostrar su imagen a la persona que tengamos enfrente. En esta peana encontramos las conexiones SuperVGA, de alimentación (mediante una fuente externa) y de audio. Estas últimas hay que desglosarlas en entrada tipo jack de micrófono y altavoces y salida idéntica para los mismos elementos. Además, disponemos de dos conectores USB para realizar esta función, uno de entrada y otro de salida, por el que transmitiremos el sonido de forma digital.

Además de sus características técnicas, sale al mercado con un precio de 539.000 pesetas, que si bien es elevado para un monitor, es realmente bajo para uno de estas características. Sin duda una excelente opción para quien desee adquirir una pantalla plana.

Samsung SyncMaster 400TFT *****

FABRICANTE: Samsung DISTRIBUIDOR: Samsung Tel. 901 10 10 30 http://www.samsung.com IDIOMA: Castellano PVP: 539.000 pesetas

oscargp@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información