| Noticias | 09 ABR 2008

Safelayer prevé una fuerte adopción de la firma electrónica en 2008

Tags: Seguridad
Ante la inminente entrada en vigor de la ley 56/2007, conocida como Ley de medidas de impulso a la Sociedad de la Información (LISI), el vicepresidente de Safelayer, Adrián Moure, confía en que la firma digital experimente un crecimiento de un 20 por ciento este año en nuestro país. Los nuevos acuerdos alcanzados este año prueban el buen momento por el que atraviesa este segmento de mercado.
Encarna González

 Con la entrada en vigor del Artículo 2 de la LISI, a partir del próximo 29 de diciembre, Safelayer confía en que las empresas y organismos españoles aceleren la adopción de la firma electrónica a lo largo de este año. En palabras de Adrián Moure, “estamos muy contentos porque la entrada en vigor de esta ley será el detonante que haga que la firma electrónica entre de verdad en nuestras vidas”. Para el máximo responsable de la compañía, esta ley establece la obligación para las compañías con especial incidencia en la actividad económica (como las eléctricas, bancos, telecomunicaciones, aseguradoras, grandes superficies, transportes, agencias de viaje y entidades financieras) a que faciliten un medio de interlocución telemática a los usuarios de sus servicios que cuenten con certificados reconocidos de firma electrónica. Ante esta necesidad, para Moure, esto va a conllevar que haya un crecimiento del orden de un 20 por ciento del mercado de la firma digital en España, lo que se va a traducir en una importante oportunidad de negocio para la compañía y, en especial, de su plataforma TrustedX, creada para resolver los problemas de seguridad durante el intercambio de documentos y datos entre empresas y usuarios gracias a la autenticación, integridad y protección de datos que aporta.

Junto a las buenas perspectivas que la compañía maneja para TrustedX, Safelayer confía en que buena parte de los óptimos resultados que espera obtener este año proceda de los nuevos acuerdos que está alcanzando. Firmas como Banco Pastor, Bankinter, Caja España o T-Systems, son algunas de las compañías que ya han alcanzado un acuerdo para incorporar las propuestas de seguridad de Safelayer. En el ámbito internacional, la entidad bancaria brasileña Banrisul o el Correo Nacional de Uruguay, han sido dos de las firmas que ya han apostado por las propuestas de la compañía.

No en vano, desde esta compañía de seguridad estiman que la implantación de certificados PKI (Public Key Infrastructure) se multiplique por 10 o por 15 en los próximos años ya que, según Moure, tampoco les supone un alto precio a las empresas puesto que un proyecto de este tipo cuenta con un precio que oscila entre los 60.000 y los 100.000 euros.

“Nuestro objetivo para este año, teniendo en cuenta que el pasado 2007 el crecimiento fue plano, es crecer cerca de un 18 por ciento y que el 60 por ciento de nuestros ingresos procedan del negocio tradicional y el 40 por ciento de nuestro negocio internacional”, apunta Adrián Moure. No obstante, este responsable destaca que uno de sus objetivos es que, dentro de 2 ó 3 años, sus ingresos se repartan de forma que el 50 por ciento proceda de su negocio nacional y el otro 50 por ciento restante del negocio internacional.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información