| Artículos | 01 FEB 2000

Revolución en el mundo de la comunicación con la fusión de AOL y Time Warner

Tags: Histórico
Juntas abren la brecha al futuro, con una empresa global de comunicaciones que tendrá en su poder películas, cadenas de televisión, música, revistas e Internet
La compra, más que fusión de Time Warner por parte de AOL, supone la unión del mayor ISP del mundo y la empresa de medios con más poder, que tendrán en sus manos un imperio mediático que va desde revistas, cadenas de televisión y películas, hasta Internet. La operación se ha realizado mediante un intercambio de acciones valorado en más de 165.000 millones de dólares y ha supuesto la mayor operación financiera a nivel mundial de este tipo en toda la historia. De hecho, han creado un gran grupo empresarial, AOL Time Warner, cuyo valor en bolsa supera los 350.000 millones de dólares (unos 56,7 billones PTA) y que fusiona no sólo dos grandes empresas, sino la información y el ocio con Internet.
Pero además, de todo esto, la fusión ha llamado la atención por la aparente contradicción que representa. El pez pequeño se ha comido al chico, pues Time Warner factura cinco veces más que su comprador y tiene seis veces más empleados que éste, pero su valor en bolsa ronda los 7.000 millones de dólares (unos 15 billones de pesetas) mientras que AOL se sitúa en los 164.000 millones de dólares (alrededor de 26 de billones de pesetas). Pero las contradicciones no acaban aquí, pues según sus propias estimaciones, el 70 por ciento de los ingresos de la nueva empresa, que se estima que superen los 30.000 millones de dólares anuales, los generará Time Warner.
Según los términos de la fusión, los accionistas de America Online recibirán 1,5 acciones de Time Warner por cada una de las suyas, y el presidente de la nueva compañía será Steve Case, el antiguo máximo responsable de AOL.
Con esta operación, ambas compañías salen beneficiadas, pues para AOL, Time Warner era el salvador ante su posible bajada de cuota de mercado en el acceso a Internet, pues no podía ofrecer acceso de alta velocidad, algo que ahora logrará gracias al aproximadamente 30 por ciento del mercado del cable que posee su nuevo socio. Ahora tiene acceso directo a los televisores de los estadounidenses clientes de la televisión por cable de Time Warner y el sistema de acceso a la red RoadRunner.
Por su parte, Time Warner cuenta ahora con un experto en Internet, un campo que por ahora se le había resistido. No sólo fracasó su experimento de red propietaria, llamada Warner Full Service Network, sino que tuvo que cerrar su web, Pathfinder.
A pesar de esto, no todo es de color de rosa, pues ahora, además de adaptarse la una a la otra, con la consiguiente reorganización interna que eso implica, deberán, posiblemente, enfrentarse a problemas legales que le pueden plantear las autoridades antimonopolio de Estados Unidos. Gajes de pionero.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información