| Artículos | 01 SEP 2005

Resolver problemas rápidamente

Tags: Histórico
Cuando enviamos un documento a imprimir pero no se imprime, son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta para solucionar el problema. Es posible que sólo uno de ellos sea el causante de que las páginas no se impriman, aunque pueden coincidir varios a la vez. A continuación le ofrecemos varias soluciones para averiguar dónde está el error, son comprobaciones sencillas que no le llevarán más que unos minutos.

Comprobaciones básicas
Antes de comenzar a buscar otro tipo de soluciones más complejas, y aunque parezca una perogrullada, siempre hemos de comprobar que la impresora se encuentra encendida y que el cable que une la impresora con el ordenador se encuentra conectado de forma correcta. De esa forma, descartaremos el problema más sencillo de solucionar y uno de los más frecuentes.

Impresora en línea
Si la impresora se encuentra conectada pero no imprime ninguno de los documentos que le enviamos, es posible que se encuentre fuera de línea. Buena parte de las impresoras láser cuentan con un botón Online/Offline que indica si la impresora se encuentra preparada para imprimir. Por norma general, si el botón o la luz de la impresora se encuentra en color verde es que está preparada para imprimir. Si se muestra de color naranja o apagada implica que hay algún tipo de error en la impresora. Es muy probable que hayamos pulsado el botón On Line/Continue sin darnos cuenta. Si además la pantalla nos indica el mensaje Fuera de línea la causa es clara, por lo que pulsaremos de nuevo sobre este botón para que el equipo vuelva a estar online.

Impresión de una página de prueba
La impresión de una página de prueba es recomendable cuando comenzamos a trabajar con una nueva impresora o cuando ésta lleva bastante tiempo sin utilizarse. También podemos emplear esta prueba para descartar posibles fallos en el equipo. La mayoría de las impresoras láser pueden realizar un test por sí mismas que nos va a ayudar a comprobar si imprime correctamente. En el caso de impresoras láser que incorporan LCD, esta prueba puede realizarse desde la propia pantalla, sin necesidad de interactuar con el ordenador. Basta con que la impresora se encuentre conectada a la electricidad. Generalmente, esta posibilidad se encuentra en las opciones generales de la impresora, donde encontraremos un apartado denominado Imprimir página de prueba o Página Demo. Cuando nos hallemos en esta opción del menú, pulsaremos sobre OK o Enter y la impresora nos arrojará el documento. Si este test de prueba se realiza de forma correcta, el problema se está produciendo en un punto ajeno a las capacidades de impresión del equipo. Tendremos que comprobar el cable de datos, si todo funciona correctamente en el ordenador o con los controladores de la impresora. Es muy importante que comprobemos siempre que tenemos instalados los drivers de la impresora correctamente.

La cola de impresión
Una causa de la no impresión de nuestros documentos puede ser la cola de impresión. Un trabajo que se encuentra en cola puede estar reteniendo el sistema, por lo que para asegurarnos podemos recurrir a despejarla. Para ello, en Windows XP o 2000, abriremos el Panel de control y haremos clic en Impresoras y faxes o directamente pulsaremos sobre Inicio » Impresoras y Faxes. Haremos doble clic en el icono de la impresora que seleccionamos para imprimir para abrir la ventana de la cola de impresión. En este punto, cancelaremos los documentos que haya pendientes seleccionando Impresora » Cancelar todos los documentos. En Windows 98 o ME, tendremos que abrir el Panel de Control, hacer doble clic en Impresoras y seleccionar Purgar documentos de impresión.

Administración de dispositivos
Si la impresora que estamos utilizando se conecta mediante USB, comprobaremos que no se han producido errores en la ventana Administrador de dispositivos. En Windows XP o 2000, haremos clic con el botón derecho sobre Mi PC, escogeremos Propiedades, pulsaremos sobre la pestaña Hardware y después en Administrador de dispositivos. Para Windows 98 y ME, haremos clic con el botón derecho sobre Mi PC, seleccionaremos Propiedades y pulsaremos sobre Administrador de dispositivos.
Una vez que vemos todos los dispositivos que tenemos en nuestro ordenador, desplegaremos la lista que forma parte de Controladoras de bus serie universal (USB) y observaremos si nos aparece algún mensaje de error. Si nos encontramos con un símbolo de interrogación, un círculo amarillo o una X de color rojo acompañando al nombre del dispositivo, habremos localizado el problema. Tendremos acceso a los detalles del error para proceder a solucionarlo haciendo doble clic sobre el dispositivo, en el apartado Estado del dispositivo.

Optimización del controlador
Una forma de optimizar la impresión a la vez que nos adelantamos a posibles problemas es descargar la última versión que existe del controlador de nuestro equipo, así como del firmware. Podemos conseguir las últimas versiones en la página web del fabricante. Una vez que lo hayamos descargado, pasaremos a instalarlo. Para instalar un nuevo driver en Windows XP, seleccionaremos Inicio » Impresoras y faxes y pulsaremos sobre la opción Añadir una impresora, dentro del apartado Tareas de impresión de la izquierda de la ventana, apareciendo una ventana de asistente que nos ayudará a instalar la impresora con el nuevo controlador. En el caso de Windows 2000, Me y 98 tendremos que desinstalar primero el controlador antiguo y proceder después a hacer una reinstalación. Para ello, nos iremos a Inicio » Configuración » Impresoras. Cuando se nos abra la ventana de impresoras, pulsaremos con el botón derecho sobre el equipo y seleccionaremos la opción Eliminar (pulsando sobre Sí en el caso de que se nos pregunte si deseamos eliminarla). Una vez eliminada, abriremos la ventana Impresoras de nuevo si ésta se cerró anteriormente y pulsaremos sobre Agregar impresora para completar la reinstalación con los nuevos drivers.

Ahorro de energía
Si tenemos conectada la impresora a través de USB, abriremos el Administrador de dispositivos como hemos hecho anteriormente y observaremos si una X roja o un círculo amarillo con una exclamación están marcando alguno de los dispositivos USB que se muestran en el listado. Como hemos visto antes, esos iconos indican que hay un problema en la conexión entre la impresora y el ordenador. Si la impresora ha dejado de trabajar cuando el sistema ha regresado de una hibernación o suspensión, haremos doble clic en cada uno de los dispositivos que se muestran bajo Controladoras de bus de serie universal (USB), marcaremos la pestaña Administrador de energía y desactivaremos la opción Permitir al equipo apagar este dispositivo para ahorrar energía. En el caso de que tengamos conectado un hub USB, tendremos que conectar la impresora directamente al puerto USB del PC para solucionar el problema.


LOS PROBLEMAS DE IMPRESIÓN MÁS COMUNES CON EQUIPOS LÁSER
PROBLEMA CAUSA SOLUCIÓN
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La impresión es demasiado El tóner está bajo o se en- Extraeremos el cartucho y lo
clara y la densidad del tóner cuentra mal distribuido. moveremos colocándolo en
a lo largo de la página posición vertical de un lado a otro.
es desigual.

Pequeñas manchas blancas El tóner no se está adhirien- Probaremos co

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información