| Artículos | 01 DIC 2001

Reproductores MP3 en formato CD

Tags: Histórico
Best Buy Easy Go, Egoman LA300, Exonion Havin' HVC-100E, Kenwood DCP-MP727, Napa DAV316, Napa MCD380, Philips Expanium 301, Philips Expanium 401, Rimax 120S, Samsung CD Yeep MCD-MP67, Thomson Lyra PDP2080, Verbatim MP3/8cm,
José C. Daganzo y Noé Soriano.
En los reproductores MP3, el soporte que mejor relación capacidad/precio tiene es el CD. Analizamos 15 reproductores CD MP3 de varios fabricantes, tanto para discos de 12 cm de diámetro como para los nuevos de 8 cm, más compactos y ligeros. Repasamos las características más importantes a tener en cuenta a la hora de adquirir uno de estos dispositivos.

Hace un par de años estaban en pleno auge los reproductores de MP3 portátiles con tarjetas de memoria como medio de almacenamiento -algunos incorporan la memoria internamente- de los archivos musicales. Con un tamaño muy reducido y un precio entre las 30.000 y las 50.000 PTA (180 a 300 €) según los modelos, estos dispositivos ofrecían la ventaja de poder descargar archivos MP3 de Internet o convertir nuestro CD Audio y poder disfrutar de ellos en cualquier lugar. Por contra, la poca capacidad de las tarjetas de memoria utilizadas permitía llevar media hora de música (32 MB) en los modelos más económicos, o una hora (64 MB) en los de gama alta. Esto obligaba al usuario a estar constantemente conectando el dispositivo al ordenador personal para cargar los archivos MP3 que iba a escuchar durante la jornada. Otra opción era la de adquirir varias tarjetas de memoria, pero su precio elevado la hacía poco recomendable.
Con la popularización del formato y el aumento de la demanda, los fabricantes diseñaron nuevos reproductores con otro tipo de soportes de almacenamiento. Se buscaba en concreto dos objetivos: que la capacidad fuese lo más alta posible y que el precio del medio de almacenamiento no subiese demasiado el coste final del reproductor. En cuanto a los soportes económicos, Iomega con su reproductor HipZip (utiliza los pequeños discos magnéticos PocketZip de 40 MB) y Sony, con el fin de sus reticencias hacia el formato MP3, y la distribución de software de conversión para poder guardar estos archivos en sus discos Minidisc, se perfilaban como interesantes alternativas a los reproductores de tarjetas de memoria. Aunque su precio era mayor, el ahorro en el soporte de almacenamiento compensaba al comprador.
Sin embargo, el problema de la escasa capacidad del soporte seguía existiendo. Creative lo solucionó con un producto aplaudido y premiado por todos los medios especializados y por los usuarios que lo disfrutaron. El D.A.P. Jukebox fue el primer reproductor MP3 portátil que utilizó un disco duro como sistema de almacenamiento. En los seis gigabytes de la primera versión podían almacenarse hasta 100 horas de música, más que suficientes para llevar en la palma de la mano una completa colección de discos. La escasez de almacenamiento estaba resuelta, pero a cambio de un alto precio del reproductor (110.000 PTA cuando se puso a la venta) y de una autonomía de funcionamiento reducida, 4 horas.
Hace exactamente un año una nueva generación de reproductores portátiles estaba a punto de aparecer en escena. Su soporte de almacenamiento sería CD-R y CD-RW. Varios fabricantes empezaron a comercializar reproductores de CD-Audio que también leían CD-R y CD-RW en los que se hubiesen grabado archivos MP3. Con un tamaño algo mayor que los conocidos Discman, estos reproductores son más baratos que los de tarjeta, y por supuesto que los de soportes magnéticos, y disponen de los 700 MB de almacenamiento que ofrecen los CD grabables (11 horas y media de música), el equilibrio perfecto entre precio, capacidad y tamaño. No obstante, en este último aspecto los reproductores de CD MP3 se quedaban atrás con relación a los de tarjeta o memoria interna debido al tamaño del soporte (12 cm de diámetro cada CD). Para solucionar esto, recientemente se han empezado a comercializar reproductores de menor tamaño que utilizan el estándar mini CD de 8 cm de diámetro y una capacidad de hasta 200 MB, es decir, más de tres horas de música en un soporte tan económico como los CD-R y CD-RW convencionales.
La oferta de reproductores CD MP3, tanto de 12 como de 8 cm, se ha ampliado considerablemente con modelos originales desarrollados por algunos fabricantes y sistemas clónicos comercializados bajo varias marcas diferentes. En esta comparativa vamos a analizar las opciones disponibles en el mercado, tanto de reproductores de CD de 12 cm como de 8 cm, comparando sus características técnicas y los formatos soportados, y realizando pruebas de reproducción y sistemas antivibración.

Formato MP3
Uno de los aspectos mas atractivos del formato MP3 es su capacidad de compresión, sin que ello repercuta de manera drástica en el sonido final que nosotros recibimos. Para realizar esta compresión de datos en los archivos de audio digital fue necesaria la creación de un potente algoritmo de codificación que fue desarrollado en 1987 por el Fraunhofer Institut Integrierte Schaltungen (Fraunhofer IIS), conjuntamente con el profesor Dieter Seitzer de la Universidad de Erlangen.
Este algoritmo se denominó MPEG Audio Layer-3, y se ha estandarizado, convirtiéndose en norma ISO (ES 11172-3 Y ES 13818-3). Esta técnica es un algoritmo de perceptual coding (codificación perceptual). Es un sistema de compresión con pérdida, por lo que el sonido tratado por dicho algoritmo y el resultado final no son iguales al cien por cien. La compresión reduce básicamente las ondas sonoras que nuestro oído no es capaz de percibir; con esto se consiguen dos archivos de audio digital de calidades muy próximas (dependiendo del nivel de compresión empleado) pero de tamaños muy diferentes. Ya que el rango de frecuencias que el oído humano es capaz de percibir es, de manera aproximada, de entre 20 Hz y 20.000 Hz, se ha optimizado el proceso de compresión para adaptar el resultado a estas frecuencias del sonido, ya que el oído humano es más sensible a los espectros que se encuentran dentro de la gama de 500 Hz a 8.000 Hz.
De manera más clara, utilizando MP3 podemos comprimir las pistas de audio de un CD Audio, en proporción 1:10 a 1:12, sin que la pérdida de calidad sea muy marcada. Para hacernos una idea más clara de lo que nos proporciona este método de compresión, en un CD-ROM de 74 minutos de audio podemos meter hasta 15 CD-Audio comprimidos con una buena calidad.
Además de la compresión y calidad ofrecidas por MP3, otra de sus ventajas, y lo que le ha convertido en el formato líder, es la enorme difusión y distribución (autorizada o no) que ha experimentado a través de Internet. El tamaño de los archivos permite a cualquier internauta con un módem de 56 kbps descargarse álbumes enteros en poco tiempo. Además, la falta de sistemas de protección anticopia lo convierten en el formato ideal para su distribución incontrolada por la Red.

Formatos de audio digital
En estos momentos podemos encontrar multitud de formatos de audio digital, algunos con mayor implantación en nuestros PC y otros verdaderamente desconocidos, que bien por ser específicos de algunos programas o estar regulados por complicadas patentes nunca tendrán una aceptación entre las masas. Cuando nos mencionan MP3, MP3Pro, WMA, etc. es conveniente saber de qué nos están hablando. Por ello vamos a intentar poner un poco de luz en esta oleada de formatos que invaden nuestras vidas.

MP3 (MPEG Audio Layer-3)
Actualmente el más exitoso de estos formatos, que nos permite reducir el tamaño de un fichero de audio con un factor de entre 10 y 12 veces el tamaño del original, en función de los niveles de compresión que le espe

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información