| Artículos | 01 ENE 2003

Reproductores MP3

Tags: Histórico
Daniel Comino y Martín Moncalvillo.
Frente a los dispositivos capaces de leer CD, los reproductores MP3 con disco duro interno o con tarjetas de memoria compiten por capacidad, los primeros, y por dimensiones, los segundos. ¿Qué valora más el usuario español?

La explosión del formato MP3 y los reproductores que nacieron para darle soporte fueron dos acontecimientos casi paralelos. Las soluciones fueron por tres caminos: por un lado los reproductores de CD capaces de leer MP3, por otro los reproductores con disco duro interno y, por último, los reproductores MP3 que utilizan tarjetas de memoria.
Ante la avalancha inicial de productos, muchos no soportaron el peso de la competencia y fueron desapareciendo poco a poco. Actualmente, los reproductores de CD se han extendido con mayor rapidez y son los que más parte del pastel se llevan, quedando una pequeña parte para los otros tipos de dispositivos que siguen en el mercado, pero con menos poder. Hemos realizado una comparativa sobre ellos dividida en dos grupos: reproductores que utilizan memoria interna y los que utilizan tarjetas de memoria, pues en estos es donde más diferencias entre modelos podemos encontrar. En la revista número 182, de diciembre de 2002, puede encontrar una comparativa de reproductores de CD.

Usuarios potenciales
El tipo de usuario susceptible de comprar este tipo de productos debe tener necesidades muy específicas, ya que existen competidores más aventajados en cuestión de precio. Aunque, haciendo honor a la verdad, hemos de reconocer que el binomio calidad-prestaciones de los reproductores CD-MP3 deja mucho que desear en comparación con los aquí evaluados. Un reproductor de tarjetas tiene su principal ventaja en su reducido tamaño, con lo que son perfectos para usuarios que antepongan este requisito a todos los demás.
En cuanto a las necesidades de los posibles usuarios de reproductores con disco duro, son bastante más amplias. Estamos hablando de dispositivos de alta calidad y tecnología que son capaces de grabar hasta 40 GB de música, por lo que sólo nos serán rentables si queremos llevar gran parte de toda esta cantidad de información almacenada permanentemente; bien sea estrictamente para uso como reproductor, o bien para ser utilizado como disco duro portátil. Incluso la última generación de estos dispositivos reproduce vídeo, ventaja que, sin duda, ofrece un mayor atractivo al producto, al menos, a priori.


Reproductores con disco duro
Apple iPod, Creative Jukebox 3, Creative Jukebox Zen y Thomson Lyra Jukebox
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Poco a poco se están haciendo un hueco en el mercado. Se trata de dispositivos elitistas que, por precio, están orientados hacia un sector muy específico. Su gran capacidad encuentra justificación sólo para usuarios con grandes necesidades. De todos modos, su posible utilización como disco duro portátil constituye una alternativa de uso muy apetecible. En los últimos meses están llegando a España las primeras unidades capaces de leer vídeo, lo que puede constituirse como la segunda funcionalidad extra de estos reproductores. En este caso, pueden utilizarse para ver películas en el televisor sin necesidad de ordenador. Esta posibilidad, debido a la creciente popularidad de los vídeos en formato DivX, MPEG-1 (VCD) y MPEG-2 (SVCD y DVD), sin duda será muy apreciada por los posibles compradores del producto. Aunque, eso sí, el precio sigue siendo escandaloso si lo comparamos con el coste por gigabyte actual del mercado.
De todos modos, aunque es cierto que son reproductores robustos y que incorporan tecnologías de alto rendimiento (discos duros, baterías de litio...), sí que resulta llamativo que ninguno de ellos opte por montar USB 2.0 en sus dispositivos y sí, algunos de ellos, lo hagan con FireWire.

Apple iPod
Factor imperdonable en el iPod es la incorporación de un único puerto FireWire de transferencia en el modelo para Windows, obligando al usuario de PC a comprar una tarjeta que soporte esta tecnología. Eso sí, en su favor diremos que la diferencia de velocidad con respecto a USB es significativa. Y es que en el aspecto de la conectividad se queda muy corto.
Para un segundo plano queda el material trasero de la carcasa, que le da un aspecto de suciedad impropio de Apple, que siempre ha apostado por la innovación en cuanto al diseño y funcionalidad. El problema se produce al quedar impregnadas las huellas, que dejan la parte trasera de iPod llena de marcas producidas por los dedos.
Pero, sin duda alguna, tenemos que decir que ha sido el mejor reproductor de la comparativa en cuanto a tiempos se refiere, con diferencia. Si observamos con detenimiento la tabla de rendimientos, tenemos que rendirnos ante la evidencia. Es cierto que siempre Apple se ha caracterizado por ser un fabricante que apuesta por las nuevas tecnologías (léase SCSI en su día, el iMac...) pero, como contrapunto, hemos de decir que siempre ha sido una tecnología muy cara. El iPod no es una novedad en este aspecto, siendo el más caro de todos los productos analizados (en la versión de 20GB).
Aun así, el iPod es el más ligero, atractivo y robusto. Incorpora la pantalla más grande de los modelos evaluados. Tiene juegos, sincronización de contactos con Outlook, Outlook Express y Palm Desktop, y hasta 20 ecualizadores preestablecidos, parámetro que cuadruplica y hasta quintuplica al resto de los aquí analizados. Como colofón, diremos que tiene una calidad y nivel de sonido excelentes.

Creative Jukebox 3
Se trata de un reproductor de 20 GB capaz de leer canciones en formato MP3 y WMA. Su gran tamaño y peso se compensan con su capacidad y por la posibilidad de utilizarlo como un dispositivo de backup o para el transporte de datos. Su principal defecto en este sentido es la imposibilidad de ejecutar aplicaciones desde el propio dispositivo.
Como reproductor MP3 es, sin duda, uno de los más completos del mercado. Para pasar canciones debemos utilizar la aplicación Play Center de Creative, que es una utilidad sencilla. Además, las instrucciones del manual e incluso las realizadas en Flash harán que nos hagamos con su uso en unos minutos.
Su verdadera cualidad es disponer de dos puertos de comunicación con el PC: USB 1.1 y FireWire. Pese a que este último no está todavía muy extendido (Creative sí lo incluye en sus últimas tarjetas de sonido), consigue tasas de transferencia de 50 MB/s, con lo que nos permite pasar discografías enteras al reproductor en unos segundos.
La interfaz del propio dispositivo incluye el mayor número de opciones del mercado: efectos EAX para nivelar volúmenes, simular ambientes, acelerar o reducir la velocidad de reproducción, organización de listados de reproducción, puntos de corte en las canciones y numerosas opciones de reproducción. Además, permite grabar audio externo en formato WAV o codificarlo al formato MP3 en tiempo real con distintas tasas de compresión. Dispone para ello de una entrada de línea analógica y óptica digital compartida. Dispone también de 3 salidas de audio, una amplificada para cascos y dos de línea para altavoces 4.1.
Destacan sus posibilidades de ampliación: adaptador para el casete del coche, adaptador de corriente para el coche y mando a distancia por cable al que se puede unir un micrófono para grabar audio. También dispone de serie de mando a distancia mediante infrarrojos.

Creative Jukebox Zen
El Zen es el Jukebox 3 redu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información