| Noticias | 13 MAR 2013

Reporteros Sin Fronteras acusa a cinco países de espionaje a medios y activistas

Tags: Seguridad
Reporteros Sin Fronteras señala a cinco países que espían regularmente a periodistas y disidentes, una práctica que, según sostiene la organización, es posible gracias a tecnología avanzada suministrada por compañías privadas.
PCWORLD PROFESIONAL

El grupo internacional de defensa de la libertad de prensa menciona a Siria, China, Irán, Bahrain y Vietnam como los principales “enemigos de Internet”, en un reciente informe en el que se denuncia la creciente vigilancia a que es sometida la actividad online.

Con sede en París, la organización he hecho coincidir la publicación del informe con el Día Contra la Cibercensura y asegura que alrededor de 180 personas están en prisión en todo el mundo por difundir información online.

“La vigilancia de disidentes ha aumentado en estos países recientemente”, asegura RSF. “Ciberataques e intrusiones, incluido el uso de virus contra disidentes y sus redes de difusión, van en aumento”, señala el informe.

La organización asegura que esta vigilancia es posible gracias al equipamiento suministrado por compañías tecnológicas, como Gamma International, Trovicor, Hacking Team, Amesys y Blue Coat Systems. Las compañías deberían, en su opinión, platearse que sus productos pueden ser mal utilizados si se venden a ciertos países”, reconoce.

Y si estos productos se venden a través de intermediarios, “su error por no realizar un eficaz seguimiento de sus exportaciones demuestra que no les importa que su tecnología sea mal utilizada  ni les preocupa la vulnerabilidad de los que defienden los derechos humanos”, subrayan los miembros de la organización.

Por ello, Reporteros Sin Fronteras hace un llamamiento para introducir controles a la exportación de productos de vigilancia online y solicitan a Estados Unidos y a la Unión Europea que prohiban la venta de software de espionaje a Irán y Siria, en una iniciativa armonizada, insisten.

RSF asegura que los tipos de producto a los que se refiere se dividen en dos espionajecategorías, equipamiento utilizado para seguimiento a gran escala de actividad en Internet y spyware, para localizar a individuos concretos.

La organización asegura que, en general, los programas de espionaje utilizados pueden acceder a discos duros, conseguir contraseñas y acceder a mensajes, además de rastrear conversaciones de VOIP.

Estas herramientas tienen el propósito legítimo de combatir el cibercrimen, señala el informe ahora presentado, pero en manos de regímenes autoritarios “pueden convertirse en armas de censura y vigilancia formidables contra los defensores de los derechos humanos y las compañías de noticias independientes. La falta de legislación y de vigilancia comercial de estas “armas digitales” permite a gobiernos autoritarios identificar a ciertos activistas y periodistas e ir a por ellos”, concluye RSF.

Para colaborar en este sentido, la organización ha publicado un kit de supervivencia online, con herramientas y trucos para que periodistas y activistas puedan salvaguardar mejor su privacidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información