| Artículos | 01 NOV 2002

Regrabadoras de DVD

Tags: Histórico
AOpen DVRW2412PRO, hp dvd200i, LG GMA-4020B, Philips DVDRW228, Pioneer DVR-A04, Ricoh MP5125, Sony DRU-120A y TDK DVD-R/RW
Noé Soriano.
Analizamos en esta comparativa ocho modelos de regrabadoras de DVD, para los dos formatos que se disputan actualmente el estándar tecnológico de DVD regrabables: DVD-RW, apoyado por el DVD Forum, y DVD+RW, con el respaldo de la DVD Alliance.

En un solo DVD grabable o regrabable se pueden almacenar horas y horas de música en formato MP3, guardar las fotografías tomadas con la cámara digital o escaneadas, y prácticamente cualquier archivo de imagen que luego podrá visualizar en cualquier reproductor DVD, se pueden crear copias de seguridad de grandes bases de datos o, incluso, de todo el disco duro de un equipo y, por supuesto, crear DVD-Vídeo de forma sencilla.
Todas estas ventajas hacen pensar que las regrabadoras de DVD se convertirán pronto en un elemento imprescindible en los equipos domésticos. Además, la bajada de precios de estos dispositivos los han convertido en mucho más tentadores. En esta comparativa vamos a analizar 8 regrabadoras de DVD de formatos DVD-RW y DVD+RW, que son los dos que están pugnando actualmente por convertirse en el estándar de DVD regrabable. Antes de pasar a comentar los modelos vamos a analizar la tecnología de regrabación de DVD, las características de los formatos de grabación y regrabación y los aspectos en los que deberemos fijarnos a la hora de adquirir una regrabadora de DVD.

DVD-R y DVD+R
El formato DVD-R fue introducido por Pioneer en 1998 y aceptado por el DVD Forum en el año 2000. Es el más económico de todos los soportes de grabación de DVD y está soportado prácticamente por todos los lectores de DVD, tanto de salón como de PC. En los últimos meses ha sufrido una importante bajada de precios, colocándose en el punto de mira de las críticas por ser el formato ideal para piratear películas en DVD. Teniendo en cuenta que ya podemos encontrar discos DVD-R desde 3 € (e incluso menos), algunos están haciendo su agosto pirateando películas y vendiéndolas con una alta calidad en formato DVD-R, al igual que viene sucediendo con los CD de audio.
El formato DVD+R ha aparecido por la necesidad de la DVD Alliance de crear un formato grabable homónimo del DVD-R. Las primeras regrabadoras de DVD+RW sólo permitían utilizar discos regrabables, lo que suponía un gran desembolso para el usuario por su alto precio. Parece que esto estaba haciendo perder la batalla a las regrabadoras DVD+RW, frente a las DVD-RW, que sí podían escribir en soporte grabable DVD-R mucho más económico que el regrabable. Los fabricantes han rectificado a tiempo y actualmente todos han sacado nuevos modelos de sus regrabadoras con soporte para discos DVD+R.
En cuanto al usuario, básicamente lo utilizará como los clásicos CD-R. Almacenaremos datos, música o vídeos que queramos conservar y no tengamos intención de borrar.

DVD-RW
Este formato está impulsado principalmente por Pioneer y el DVD Forum. Pioneer es uno de los 10 miembros fundadores del DVD Forum, la entidad que promueve la aceptación de unos estándares globales de DVD para el ocio, la electrónica de consumo y el mercado de las nuevas tecnologías.
La primera unidad regrabadora de DVD para el formato DVD-RW fue lanzada por Pioneer en 1999. Denominado también DVD-R/W o DVD-ER, este formato se basa en un sistema de cambio de fase para lograr la posibilidad de reescritura, con una tecnología similar a la del DVD-R, ya que mantiene el mismo ancho de pista, longitud de marca y control de rotación. Al igual que su competidor, los discos permiten almacenar hasta 4,7 GB en una única cara.
Ha sido el primer formato realmente doméstico de DVD rescribible y el que ha provocado la ruptura de algunos miembros del DVD Forum y la creación de la DVD Alliance.

DVD+RW
Es el estándar aceptado por el DVD Forum que se ha establecido como rival directo del DVD-RW. Varias empresas, entre las que destacan Dell, HP, MCC/Verbatim, Philips, Ricoh, Sony, Thomson Multimedia y Yamaha, han creado una organización paralela al DVD Forum, la DVD Alliance (www.dvdrw.com), con el propósito de convertir al DVD+RW en el estándar de DVD regrabable del futuro. El pastel del formato DVD rescribible era demasiado grande como para dejarlo en manos del DVD-RW, y como tantas otras veces, se ha originado una guerra de estándares, que al final siempre perjudica al usuario.
En 1997 empezaba la carrera para sacar a la luz este formato, aunque desde entonces ha sufrido numerosas evoluciones. La primera y más llamativa es que en un principio el DVD+RW se pensó crear para almacenar únicamente datos para respaldo de información y sin posibilidad de grabar vídeo en él. Pero esa política no tenía mucho sentido -para ese uso ya estaba el DVD-RAM-, y más bien parecía una tapadera para acallar a Hollywood y sus temores (que con el tiempo se han demostrado perfectamente justificados) por que se produjese un pirateo masivo de películas en DVD.
La primera versión del DVD+RW disponía de menor capacidad y compatibilidad que la actual, por lo que fue abandonada en 1999. Técnicamente, el DVD+RW es el formato regrabable más parecido a los DVD-ROM y DVD-Vídeo, de ahí su compatibilidad con los lectores de DVD-Vídeo. Tiene la misma capacidad -4,7 GB por cara- y el mismo tamaño de pista y diámetro del láser para la grabación con cambio de fase. Pueden ser grabados tanto en formato CLV para acceso secuencial como en formato CAV para el acceso aleatorio.
Conviene comentar que todos los fabricantes pertenecientes a la DVD Alliance han comercializado regrabadoras de DVD+RW con idénticas características técnicas. Se podría pensar que esto forma parte de un acuerdo de no distanciamiento tecnológico entre modelos, para que todos vayan a la par y no se hagan la competencia a sí mismos.

Compatibilidad
La gran baza que deseaban jugar los fabricantes que apoyan el formato DVD+RW era la compatibilidad. Por sus características técnicas este formato de DVD regrabable es, en teoría, compatible con cualquier reproductor DVD-Vídeo doméstico. Esto le daba una interesante ventaja frente a su rival el DVD-RW, pero como ya pronosticamos en su día, esto al final no ha sido determinante, ya que los fabricantes de reproductores y lectores de DVD, tanto de salón como de PC, han incorporado soporte para leer el DVD-RW sin problemas. Por tanto, aunque antes el formato DVD-RW presentaba menor compatibilidad, lo cierto es que ahora prácticamente todos los nuevos lectores lo soportan, y hay un 70% de los antiguos, según Pioneer, que también puede leerlo.
Lo que no proclama tanto la DVD Alliance, es que si bien el formato DVD+RW es más compatible que el DVD-RW con reproductores de DVD-Vídeo, por contra el DVD+R es un formato menos estándar que el DVD-R. Para los usuarios que tengan pensado utilizar soportes grabables habitualmente, esto puede ser un factor que les haga decantarse por los modelos de regrabadoras para formatos DVD-R/RW. Hay que comentar que, aunque en las características técnicas oficiales de algunos modelos de lector y regrabador de DVD, no se soporta el formato DVD+RW para lectura, al ser compatible con DVD-Vídeo sí podrá ser leído. Esto ocurre por ejemplo con los modelos de Pioneer, que no especifican que puedan leer DVD+RW (no es cuestión de dar facilidades a la competencia) pero sí permiten leer discos en este formato.
De lo que sí tendremos que asegurarnos al adquirir una regrabadora de DVD, por razones obvias, es de que nuestro rep

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información