| Artículos | 01 MAY 2002

Refrigeración líquida para la CPU

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
La temperatura que alcanza el microprocesador es uno de los principales problemas que se encuentran tanto aficionados al overclocking como usuarios avanzados. Refrigerar de manera líquida el micro lo aliviará de muchos grados centígrados y alargará su vida.

Cuando los sistemas de refrigeración para nuestro microprocesador no son efectivos estamos ante un problema, bien debido a fallos de voltaje en la placa o en componentes que trabajan estrechamente con el micro, o bien porque estamos practicando overclocking sobre él. Como ya hemos explicado en otras ocasiones -consulte el artículo Mejore la ventilación de su equipo, publicado en PC World nº 185, marzo 2002-, el micro es uno de los elementos que más calor disipan dentro de la caja.
Actualmente existen en el mercado varias soluciones de refrigeración líquida. Todas se componen básicamente de los mismos elementos: un disipador o bloque de agua -que está en contacto directo con el microprocesador para extraer el calor-, un depósito de agua, una bomba -encargada de mover el agua por el circuito-, un radiador -para enfriar el agua antes de que ésta llegue al bloque- y, por último, varios tubos -para comunicar los diferentes elementos refrigerantes-. También existen sistemas más potentes con células peltier, pero en esta ocasión no vamos a centrarnos en ellos. Para elaborar este artículo práctico, como estos componentes son comunes en todos los sistemas de refrigeración por agua, hemos utilizado el Kit Senfu de refrigeración líquida de CPU que nos proporcionó Sistemas Ibertrónica (914 751 600).
Antes de comenzar conviene aclarar que el orden de elaboración de los puntos puede variarse según nuestro gusto, pero aunque no es obligatorio seguir este orden, es recomendable. También debemos tener mucho cuidado a la hora de realizar las juntas, pues una fuga de agua dentro del PC podría dañar el equipo gravemente. Por eso, al hacer todas las juntas, no olvide poner cinta de teflón.
En los CD-ROM de este número puede encontrar en vídeo todo el proceso de montaje de este sistema.

1- Primero, el bloque de agua
Comenzaremos uniendo dos de los tubos a las conexiones que nos ofrece el disipador o bloque de agua. Para ello debemos sacar de su rosca las tuercas que nos impiden colocar el tubo. Una vez tengamos libres los conductos, aplicaremos cinta de teflón en las dos roscas que nos ofrece el disipador. Ahora coja el tubo de goma, pase la tuerca por él y conecte el tubo a la toma del disipador. A continuación enrosque la tuerca hasta el final con firmeza, asegurándose de ello, pues una pérdida de agua en uno de estos conectores sería fatal para la integridad de su sistema. Repita este paso con la segunda de las tomas que nos ofrece el bloque de agua.

2- Coloque el disipador y dé salida a los tubos
Llegados a este punto debemos fijar el disipador al zócalo de nuestra placa. Para esta operación coloque el anclaje metálico sobre el disipador, y éste a su vez sobre el zócalo. Ahora ajuste ambos elementos al socket. Para mejorar la conductividad es conveniente utilizar silicona térmica sobre el microprocesador. Para finalizar, libere una chapa metálica de las que cubren las ranuras PCI de su caja y dé salida a los tubos que proceden del disipador. Posteriormente, esta ranura será utilizada también para alimentar los ventiladores del radiador.

3- La bomba de agua
La bomba ha de colocarse en el interior del depósito del agua. Para ello es necesario abrir dicho depósito quitando los tornillos que unen sus dos partes. Tenga en cuenta que la bomba es la encargada de mover el agua por los tubos, y es necesario que ésta pueda acceder al agua sin ningún obstáculo. Por eso tenga especial cuidado de no situar la zona de entrada de agua de la bomba cerca de alguna pared, pues el sistema no funcionaría de manera eficiente. En este kit coloque la bomba en diagonal con uno de los vértices de la caja, ya que debido a su diseño no es posible situarlo de otro modo para que mueva el agua de manera correcta. También es conveniente mencionar que la bomba no es muy potente, por lo que sería conveniente adquirir una de mayor potencia. La bomba se alimenta de la red eléctrica e incorpora un cable que ha de salir al exterior por un pequeño agujero situado en uno de los laterales de la caja; como es lógico, el agujero ha de sellarse para evitar fugas en el sistema. Para ello debemos colocar cinta de teflón con generosidad en la zona del cable que posteriormente encajará el este punto de la caja. No obstante, sería más conveniente que el fabricante incluyera dentro del Kit Senfu una junta de goma o similar a este efecto, sin duda un descuido muy importante. Una vez hayamos fijado el cable al depósito, el circuito cerrado de agua funcionará. Después ha de cerrar el depósito y llenarlo. Para ello localice el tapón metálico de la parte superior del depósito, retírelo, llene el depósito y ciérrelo de nuevo.

4- Conectar los tubos
Como ya mencionamos anteriormente, el kit incluye tres tubos para crear un ciclo de agua. En este momento tenemos dos conectados al disipador, y éste a nuestro micro. Es el momento de colocar el tercer tubo, así como los extremos de los dos restantes. El tubo que está totalmente libre ha de ir conectado a la salida de agua del depósito que proviene de la bomba, y en su otro extremo ha de colocarse en una de las entradas de agua del radiador. Un tubo de los conectados al disipador ha de conectarse a la toma de agua libre del radiador. Para finalizar el ciclo, el único extremo libre se conectará a la toma libre del depósito de agua. Recuerde poner varias vueltas de cinta de teflón en todas las juntas.

5- El radiador
El radiador será el encargado de enfriar el agua antes de que ésta pase por el disipador. Para esto cuenta con un serpentín en su interior al que están acopladas unas aletas metálicas. Pero esto no es suficiente. También se ayuda de dos ventiladores que vuelcan su aire sobre dichos tubos y aletas para disipar el calor en su parte trasera. Para dar corriente a los ventiladores, localice un conector de alimentación libre dentro de su PC y conéctelos mediante los adaptadores que se incluyen. Para sacar los cables de alimentación haga uso de la ranura de la caja que utilizan los tubos del agua.

6- Ponga en funcionamiento el sistema de refrigeración
Es el momento de poner en marcha el sistema, pero únicamente el de refrigeración (la bomba de agua), pues los tubos aún no tienen agua y el micro no se refrigeraría si encendemos el PC así, por lo que podría llegar a quemarse. ¡Tenga mucho cuidado y encienda sólo la bomba, no el PC! Antes de poner en marcha el PC los tubos deben llenarse completamente de agua. Para ello encienda la bomba y vigile los tubos. Puede mover los tubos y golpearlos suavemente para ayudar a su llenado, lo que facilitará la expulsión del aire de los mismos. El llenado completo llevará algunos minutos y bastante paciencia. Tener en cuenta que el aire flota en el agua le ayudará a mover los tubos dirigiendo todo el aire hacia afuera. Cuando los tubos no tengan ninguna burbuja, tendremos el sistema listo para refrigerar.

7- Coloque los elementos y conecte el PC
Cuando tenga los tubos sin aire, asegúrese que el ciclo de agua se ha creado. Para ello ponga atención en los tubos y vea cómo se mueve el agua por ellos. Ahora es el momento de poner en funcionamien

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información