| Noticias | 17 ENE 2012

Redes inalámbricas en el hogar: aumentan las opciones

La mayoría de los nuevos gadgets presentados en CES 2012 requieren una conexión a Internet. La industria del networking trabaja en nuevas y mejores formas de conectar tanto redes cableadas como wireless.
PCWORLD PROFESIONAL

Tu televisión web necesita una conexión a Internet. Pero tu salón está demasiado lejos del router o el cable Ethernet. ¿Qué puedes hacer? O quizás tienes en la oficina una base y necesitas transmitir grandes archivos al ordenador, pero la red Wi-Fi sigue sufriendo cortes e interferencias. Varias compañías han mostrados en CES varias respuestas diferentes a estos dilemas, pero con un tema común: no debe haber ninguna habitación de la casa desconectada.

La Alianza Homeplug lleva tiempo promoviendo la conexión de todas las habitaciones de una casa, a través de las líneas existentes, para transmitir datos IP, mediante un pequeño adaptador que se conecta a cualquier enchufe de pared.

Este uso de las líneas  eléctricas para ofrecer conexión IP no es nuevo, pero este año en CES la Alianza ha anunciado la segunda generación del estándar AV (AV2), que viene a mejorar la distribución de video HD y 3D.

Esto viene a reducir de entrada los equipos necesarios para descargar imágenes,redes inalámbricas con lo que se verán favorecidos servicios como Netflix o a juegos en cloud al ofrecer imágenes más claras y nítidas. La descarga de películas consume gran cantidad de ancho de banda (Netflix ya ha advertido que la descarga de películas porno es el la actividad que mayor ancho de banda demandó en Estados Unidos el pasado año) así que es importante que AV2 sea también compatible con los estándares IPTV.

Un nuevo contendiente ha llegado a CES para promover el uso de todas las líneas eléctricas de la casa. Una nueva compañía llamada Wi3 anunció su línea de convertidores WiPNET, que emplea los cables coaxiales de una casa para llevar acceso a Internet a otras habituaciones, en lo que se ha denominado MoCA (Multimedia over Coax). Los cables coaxiales más robustos puede, potencialmente manejar más datos que la línea eléctrica habitual y cada unidad tiene dos partes, un adaptador que convierte el cable coaxial en una red de alta velocidad y un cartucho desmontable que ofrece la opción de elegir tipo de conexión. La compañía ahora ofrece unidades Ethernet y Wi-Fi pero a finales de año venderá unidades que mantengan servicios de DirecTV.

El movimiento desde las líneas de luz a los cables coaxiales ciertamente tienen sentido para mejorar la calidad de video. Llevamos tiempo utilizando cables coaxiales como cables de TV, así que parece razonable que podamos enrutar TV hacia la misma red. Aunque en muchas casas antiguas la conexión coaxial podría no estar disponible en todas las habitaciones.

Wi-Fi es una buena opción para lograr conexión de cierta distancia para péqueñas cantidades de datos, pero intenta descargar películas o grandes archivos y sufrirás cortes e interrupciones de imagen, y caídas en la velocidad de descarga. Así que para la mayoría de las transferencias de datos pesadas que precisamos en un ordenador o en nuestra TV, la solución de cable es más adecuada.

Una compañía llamada Wilocity ha desarrollado un chipset Wireless para todo tipo de dispositivos, bajo un estándar Wireless todavía no ratificado, denominado WiGig, que transmite datos en la frecuencia de 60 GHz.

Aunque la alta frecuencia de la transmisión de datos significa menor alcance Wireless que el estándar Wi-Fi, los representantes de Wilocity aseguran que la compañía se ha centrado en producir tecnología en forma de rayo en sus chips de 60 GHz.

Este procesador de Wilocity permite a los equipos comunicarse en esta frecuencia y resulta perfecto para descargar una película, desde un portátil o una TV conectada, sincronizar música de la librería de tu ordenadora o tu teléfono, con velocidades realmente altas y sin otra conexión.

Una demo de Wilocity en CES ha impresionado a los asistentes, por la velocidad y capacidad de los dispositivos Wigig. También por la velocidad de su chipsets, capaces de descargar un archivo de 1GB a velocidades que sobrepasan claramente a la tradicional Wi-Fi.

Sin embargo, hay varias dudas sobre esta nueva tecnología. Para empezar, no estará disponible para el consumo hasta finales de año y los estándares WiGig aún no están ratificados por la IEEE. Incluso,  los expertos tienen dudas sobre el futuro de una solución Wireless de 200 dolares que no alcanza la calidad de una conexión de cable HDMI, de apenas 2 dólares de coste.

De hecho, no sería la primera solución Wireless de alta velocidad y corto alcance que la industria haya visto. En 2009, WiMedia, una compañía que había prometido una solución similar se plegó y pasó sus investigaciones a Wireless USB y Bluetooth. Últimamente, otras compañías, como Wilocity, han propuesto una sincronización y transferencia de medios increíblemente rápida, lo que podría convertir el estándar en un avance claro para los consumidores.

Lo que resulta incuestionable es que las compañías de networking trabajan duro para mejorar las conexiones a Internet y cumplir las expectativas de los consumidores. Después de todo, si no puedes conseguir un buen acceso a Internet, no hay razón para comprar ninguna de las novedades presentadas a los ciento de miles de visitantes del CES de Las Vegas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información