| Artículos | 01 JUN 2004

Quitar un sistema y poner otro

Tags: Histórico
Diego Freniche.
Después de probar Linux y convencernos de sus ventajas, tanto tecnológicas como en coste, y tras convencer al jefe de la necesidad de migrar nuestro servidor, se nos plantea la pregunta: ¿y ahora, qué? ¿Y si nos equivocamos y queremos volver atrás a los pocos meses?

El planteamiento del problema es el siguiente: tenemos una red con mayoría de ordenadores Windows y un servidor, en un caso con Windows 2000 Server y en otro con Linux. Veamos cómo migrar los servicios fundamentales de este servidor en los dos casos: pasando de Windows 2000 a Linux y al contrario. El objetivo final es migrar consiguiendo que los usuarios sufran los menores cambios posibles. Los servicios que actualmente se prestan son: web (aloja la intranet de la organización), impresión (tiene conectada una impresora), servidor de ficheros (los usuarios de la red graban sus ficheros en carpetas compartidas del servidor), autenticación en la red (entrada al dominio), servidor de bases de datos (dispone de un MS SQL Server 2000 con varias bases de datos y en el caso de Linux de MySQL), servidor de aplicaciones (las aplicaciones ofimáticas, como Office, se encuentran instaladas en este servidor y mediante clientes de Terminal Server se utilizan por la red) y conexión compartida a Internet.

Preguntas frecuentes
Antes de entrar en faena vamos a realizar unas puntualizaciones al planteamiento inicial, que enunciaremos en forma de preguntas que nos pueden venir a la cabeza antes de empezar:
¿Por qué este planteamiento de salida y no una red con mayoría de máquinas Macintosh o UNIX? Porque el caso más común es el planteado: una red local (Ethernet cableada o wireless), un conjunto de máquinas de escritorio con S.O. Windows en sus diferentes sabores (98, ME, 2000 Professional, XP Professional) y un servidor aprovechado al máximo y con Windows 2000 Server. Se ha elegido esta versión para fijar ideas, pero lo aquí dicho sirve para NT o Win-dows 2003 Server.
Linux hay muchos, ¿qué distribución se va a utilizar para la migración? Unas distribuciones de Linux están más orientadas a ejercer de servidor que otras, pero nos decantamos por GuadaLinex por su facilidad de instalación, su adaptación al mercado español (traducida y con las aplicaciones de más uso), su rápida evolución y la sencillez con la que se actualiza el sistema, en base a paquetes que actúan como Service Packs, para que administrar la máquina no se convierta en una tarea problemática.
He hojeado el artículo y parece que se dedica más tiempo a Linux que a Windows. ¿Por qué? Por varias razones. La primera, porque el “gran desconocido” sigue siendo Linux, envuelto en un halo de misterio cuyos secretos parece que están sólo al alcance de los que saben usar la consola y los comandos en modo texto. La segunda, porque las aplicaciones de software libre usadas en Linux tienen vocación de portabilidad y normalmente existen en los dos entornos. Tercero, porque aunque existe ya mucha documentación sobre Linux en español, tanto en libros como en Internet, la mayoría de la inversión en formación hasta ahora ha sido para entornos de Microsoft. Por ello, casi cualquier profesional de Tecnologías de la Información ha instalado, aunque sea de prueba, un servidor web o una base de datos en Windows.
¿No es una red un poco simplona? Yo tengo instalado un servidor de correo Exchange, o Active Directory, o dispongo de un Controlador Principal de Dominio (PDC) y uno secundario que actúa de back-up, ¿qué solución tenemos? Porque Linux no soporta Active Directory, ¿no? Bueno, la red es simple, pero un PDC puede dar servicio de forma razonable a unas 50 máquinas, lo cual cubre un gran número de redes. Para los que necesiten disponer de varios PDC, usar Active Directory o montar backups de un PDC, les recomiendo que vayan a la web de Samba (tratar todos estos temas aquí es imposible por razones de espacio), en la que se rompen muchos mitos. Entre ellos, eso de que Linux no soporta Active Directory.
¿Por qué estos servicios y no otros? ¿Y los que usamos el servidor para desarrollar aplicaciones y tenemos instalado el Sistema de Control de Versiones Visual Source Safe? ¿Qué pasa con mi firewall, cómo lo migro? Evidentemente, el número de aplicaciones que se le pueden dar a un servidor es bastante más alto que el espacio del que disponemos para contarlo. Se han escogido las más comunes y, por ello, menos especializadas.
Bueno, pero ¿voy a conseguir una migración total? ¿Es esto tan bonito como lo pintan? Por desgracia, depende de lo que queramos migrar. Y la integración entre los dos sistemas dista aún mucho de ser perfecta. Creo que van a incluir las palabras migración y problemas como sinónimos en el diccionario, y es un hecho que la única migración que no presenta problemas es seguir el principio “si funciona, no lo toques”.

El servidor web, de Linux a Windows
Asumiendo que se tiene instalado en Linux un servidor web Apache (el más ampliamente utilizado), las posibilidades de las tecnologías utilizadas para desarrollar la web son amplias. Nos vamos a centrar en tres: una sede estática, con ficheros HTML y hojas de estilo CSS; una web dinámica, escrita en PHP y accediendo a una base de datos MySQL (como los sistemas de gestión de contenido estilo XOOPS o PhPNuke); y una web dinámica escrita usando Java (Servlets, JSP) y con acceso a MySQL (como puede ser OpenCMS, otro CMS 100% pure Java).
El primer caso, obviamente el más sencillo, se soluciona de forma directa pasando los directorios que componen nuestra web al servidor Windows 2000 y configurando IIS. Pocas webs puramente estáticas quedarán en explotación, pero si tenemos la suerte de que nos toque, trasladarla es trivial.
Para el segundo caso, típico para servidores Linux, la solución es también directa: instalar en Windows el servidor Apache, el soporte PHP y la base de datos MySQL. Una de las ventajas de los paquetes de software libre es que no se limitan a un sistema operativo y suelen tener versiones para varios entornos. Aunque PHP funciona perfectamente bajo IIS, si migramos y usamos Apache podremos aprovechar (con modificaciones) las configuraciones de los paquetes en Linux y, sobre todo, el conocimiento que tengamos de los mismos. Además, podremos instalar Apache en un puerto diferente del de IIS y, de esta forma, podremos hacer pruebas con ambos servidores web para poder elegir.
El tercer caso tampoco presenta mayores problemas. Usando Apache en ambos entornos, y con los datos de MySQL también migrados, lo único que resta es trasladar el código Java. Instalando el Java Development Kit (disponemos de él en la web de Sun, en versiones para todos los entornos) sólo nos falta poder migrar los Servlets y Java Server Pages que componen nuestra web. La implementación de referencia para ambos es Tomcat, proyecto de Jakarta/Apache que dispone de versiones en nuestros dos entornos.
Vemos que, en general, trasladar una sede web de Linux a Windows es muy sencillo, ya que al apoyarse sobre paquetes no propietarios, que existen en ambos mundos, nos facilitan la migración en ambos sentidos.

El servidor web, de Windows a Linux
Aquí es donde nos podemos encontrar con los mayores problemas. El primero, para los no acostumbrados a la distinción de mayúsculas y minúsculas de Linux, es que los enlaces de las páginas pueden no funcionar ya que index.html no es lo mismo en Linux que INDEX.HTML. Una vez solucionado est

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información