| Artículos | 01 FEB 2008

¿Qué nos depara el futuro de las redes?

Tags: Histórico
Joaquín Malo.
Hoy en día todo el mundo está conectado. En el trabajo, en casa, de viaje, de ocio, todos estamos en constante en línea y la banda ancha se ha convertido en un bien al alcance de todos. Asimismo, actualmente hay una tendencia cada vez mayor al trabajo móvil y remoto, por lo que cada vez es más imprescindible disponer de conexión en cualquier momento y lugar y los trabajadores exigen un mayor acceso al correo electrónico y a la red corporativa.

En el caso de los usuarios, la necesidad es palpable, pero ¿qué ocurre en el caso del propietario de un local, gestor de un complejo residencial u hotelero? ¿Cuál es la mejor manera de ofrecer banda ancha a los huéspedes sin costes adicionales de cableado o la instalación de cientos de conexiones de banda ancha?
La respuesta está en la tecnología VDSL. Se trata de una tecnología de banda ancha de alta velocidad que ofrece rendimiento de alta velocidad sobre el cableado telefónico existente. VDSL permite compartir una conexión a internet existente entre sus huéspedes o inquilinos como si cada uno tuviera su propia conexión a internet. Y lo mejor es que la instalación se realiza sobre la instalación de telefonía ya existente.

VDSL, una tecnología que beneficia a todos
Hace unos años las empresas funcionaban sin internet, pero ¿qué ocurriría si hoy por hoy desapareciera internet? La mayoría de nosotros no podríamos realizar nuestro trabajo. Nos hemos vuelto totalmente dependientes de internet no sólo como el medio para hacer negocios sino también como una forma de trabajar. Igualmente, la importancia de la comunicación por correo electrónico ha aumentado en los últimos tiempos y actualmente la mayoría de documentos empresariales se intercambian por la Red.
Internet se ha hecho un hueco importante incluso hasta en nuestra vida personal. ¿Podemos imaginar nuestras vidas sin internet? Mantenemos contacto con nuestros amigos y familiares por e-mail, compramos en tiendas on-line, contratamos seguros para el automóvil, vacaciones y casi cualquier cosa a través de la Red.
Y lo mismo les sucede a los clientes y visitantes de un hotel, por ejemplo. Ya sean turistas que quieran estar en contacto con sus hogares o profesionales en viajes de negocio todos necesitan un rápido y sencillo acceso a la red. Pero el acceso no es suficiente, tiene que ser rápido de conectar, veloz en su transmisión y lo que es más importante, sin pagar una gran cantidad de dinero por su uso. Debe ser tan sencillo de utilizar como un teléfono móvil.
Hasta ahora las habitaciones de los hoteles estaban equipadas con módems de marcación analógica, diferentes tipos de teléfonos o sistemas telefónicos complicados, todo ello añadido a enormes facturas.
La tecnología VDSL resuelve estos problemas, permitiendo operar sobre la línea telefónica de la habitación y compartir datos y voz al mismo tiempo. Así, no se ocuparían ni la línea de la habitación ni la centralita, beneficiando a todas las partes.

VDSL, una tecnología fácil de utilizar
VDSL significa, por sus siglas en inglés, línea de abonado digital de muy alta velocidad. Es decir, se trata de un enlace de banda ancha sobre la línea telefónica a una rápida e increíble velocidad. VDSL es la parte de tecnologías de línea de abonado digital que opera sobre el cableado telefónico normal. Es la fórmula en la que todos se benefician y que aporta oportunidades de conseguir ingresos adicionales.
El ADSL normal es utilizado por la mayoría de abonados a la banda ancha telefónica. Alcanza velocidades de desde 512 Kbps hasta 2 Mbps. Hay variantes con velocidades mayores en la familia DSL como SHDSL que puede alcanzar hasta 8 Mbps pero en distancias más cortas y mediante cableado de buena calidad. VDSL ofrece hasta 15 Mbps sobre el cableado del teléfono normal de un edificio a una distancia de hasta 1 kilómetro y 5 Mbps a distancias de hasta 1,5 Km.
Esta tecnología ofrece además los servicios más demandados actualmente como es el acceso a internet, la creación de hotspots inalámbricos en zonas de espera y salas de conferencia, o los servicios de video bajo demanda con calidad HD, servicios de conserjería on-line, etc.
Todos los tipos de tecnologías DSL operan sobre el cableado de cobre existente. Emplean altas frecuencias sobre el cobre de cable para introducir la señal de datos sin interferir con la baja frecuencia de la señal de voz. La velocidad que se puede conseguir depende de la distancia de las centralitas locales y la calidad del cable de cobre. Éste es el motivo por el que la disponibilidad de ADSL para los abonados telefónicos tiene ciertas restricciones. Pero VDSL no tiene esta limitación. Como opera sobre el propio cableado del edifico no está limitado por la distancia, porque habitualmente ésta no se extiende más de 1,5 kilómetros.

Más allá del VDSL: VDSL2
Hace aproximadamente dos años, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ratificó la ley que permitía a los operadores de telecomunicaciones de todo el mundo ofrecer vídeo, internet y voz a velocidades 10 veces superiores a la red ADSL normal.
La recomendación de la UIT sobre la línea de abonado digital de velocidad muy alta 2 (VDSL2) facilitaría la competencia entre los operadores y los proveedores de servicios por cable por satélite al ofrecer también servicios como la televisión de alta definición, videoconferencias, acceso a internet de alta velocidad o VoIP.
VDSL2 alcanza una velocidad de hasta 100 Mbps, 10 veces superior a lo ofrecido por el ADSL, ofreciendo un ancho de banda similar al de la fibra óptica.
Se trata de una fórmula rentable y ecológica, ya que aprovecha las instalaciones de DSL existentes, acelerando además su adopción por parte del cliente. Además, VDSL2 funcionaría tanto en las redes ATM heredadas como en las redes IP de última generación.
Así actualmente, muchos operadores consideran que VDSL2 es la fórmula ideal de la instalación de fibra hasta el local, donde las líneas de fibra óptica se utilizan para conectar grandes instalaciones, como edificios de oficinas o residenciales, a la red telefónica pública, conectando la red a cada usuario mediante cable de cobre.


Joaquín Malo de Molina, country manager de SMC Networks para España

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información