| Noticias | 11 ENE 2013

¿Qué les falta a los ultrabooks para liderar el mercado?

No es la primera edición de CES donde Intel y sus socios tecnológicos muestran todo el potencial de los Ultrabooks, pero lo cierto es que pese a que representan un futuro tecnológicamente muy apetecible, los datos de venta no parecen acompañarles y no consiguen arañar la cuota de mercado deseada a los portátiles. ¿Por qué?
Miguel Ángel Gómez
Varios analistas han expresado sus opiniones al ver que la nueva generación de Ultrabooks llega al mercado mejorando las prestaciones de sus antecesores y reforzando su apuesta por la innovación, la ligereza y el diseño, pero que los datos de venta siguen siendo más bien discretos.

Tal y como expresaba recientemente en una entrevista Ken Dulaney, vicepresidente de computación móvil de Gartner, lo que Intel necesita para fortalecer el mercado PC es recuperar lo antes posible a compradores que últimamente han decidido expandir sus miradas tecnológicas más allá del PC hacia dispositivos como los tablets.

Y, continuaba diciendo, mientras que los Ultrabooks son una clara muestra del potencial tecnológico de Intel, no han sido capaces de cambiar claramente el mercado de los portátiles.

La nueva propuesta de Intel alrededor de este concepto, a la vista de lo que nos ha ofrecido esta temporada navideña, son equipos más finos, ligeros, con pantalla táctil y equipados con una batería suficiente para todo el día, gracias a procesadores Haswell.

Sin embargo, parece que la “tecnología a la última” no es suficiente para que los usuarios, sobre todo en el segmento de consumo, quieran cambiar sus hábitos de compra. Los usuarios demandan este tipo de soluciones, pero a la hora de adquirir sus equipos la cosa no está tan clara.

El problema, según los analistas, está en el desarrollo de aplicaciones específicas para este tipo de dispositivos, ya sean convertibles o en formatos más tradicionales, ya cuenten con pantalla táctil o no.

Además, está el tema del tamaño, y es que un modelo convertible no puede ir más allá de las 12 pulgadas, sobre todo, pensando en el riesgo de convertirse en un dispositivo muy pesado cuando el usuario quiera emplearlo en modo tablet.

Por tanto, a la hora de posicionar el producto es algo que deben tener en cuenta, según los analistas, si optar por modelos convertibles, que den al usuario la posibilidad de contar, si así lo desean, con un portátil y un tablet en el mismo dispositivo, u olvidarse de eta opción y posicionar el producto para competir con portátiles tradicionales de mayor tamaño de pantalla.

Por último, este tipo de dispositivos se enfrentan a una dura realidad, y es que algunos usuarios consideran que las mejoras frente a modelos anteriores no justifican tan claramente la renovación temprana de equipos, y prefieren utilizar su presupuesto “digital” para otro tipo de dispositivos, como smartphones o tablets.

Con todo esto, mientras que las previsiones de Intel esperaban que un 40 por ciento de los portátiles vendidos en 2012 fueran Ultrabooks, las cifras de las consultoras señalan que se vendieron alrededor de 10,3 millones de unidades de este tipo de producto.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información