| Artículos | 01 MAY 2001

Qué hacer con el viejo ordenador

Tags: Histórico
Noé Soriano.
Con el desarrollo de la industria y el aumento de ventas de material informático, cada vez hay más equipos y dispositivos anticuados que hay que renovar. Deshacerse de este material muchas veces se convierte en un problema para el usuario. En este artículo ofrecemos algunos consejos para poder darle salida, incluso obteniendo beneficios.

Las ventas de ordenadores personales se multiplican cada año, siendo éste uno de los sectores que mayores crecimientos registra, y no parece que esta situación vaya a cambiar, más bien al contrario. Ahora mismo se han sumado dos tipos de demandas, la de los usuarios que adquieren su primer ordenador personal y la de los compradores que actualizan su antiguo equipo adquiriendo uno nuevo. Esto es debido a que las posibilidades de ampliación en muchos casos son muy limitadas o inexistentes, a que el modelo es demasiado antiguo o a que el fabricante ya no vende ordenadores personales. Estos usuarios, al contrario de lo que ocurría la década pasada, son cada vez más numerosos y ya suponen un amplio sector de negocio para los fabricantes y ensambladores de equipos. Sin embargo, los comercios del ramo no ofrecen ningún tipo de Plan Renove, por lo que corre de cuenta del cliente quitarse de encima su equipo antiguo.
En este artículo vamos a mostrar algunas de las posibilidades para deshacerse del material informático. Partimos de la suposición de que el usuario, particular o empresa, no quiere dar un uso alternativo a los equipos que va a reemplazar, y por tanto hay que encontrar una forma de darles salida, y si puede ser con beneficios, mejor que mejor.
Lo que nunca debe hacerse es tirar un equipo a la basura: primero, porque es desperdiciar un material que, aunque a nosotros ya no nos vaya a prestar ningún servicio, otras personas y organizaciones, como más delante veremos, pueden aprovechar; y segundo, porque los componentes electrónicos que forman el aparato tienen numerosos elementos contaminantes perjudiciales para el medio ambiente.

Reciclaje de material informático
El reciclaje de material informático, además de una posibilidad para deshacerse de los equipos que no se vayan a utilizar, es una opción a tener muy en cuenta para reutilizar los materiales de una industria que cada día crece más y, por tanto, genera más material anticuado.
Según un estudio realizado por la Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea, durante las décadas de los años sesenta y setenta, el uso de primera mano de los ordenadores se prolongaba durante una media de diez años. Hoy en día, esta media ha bajado a menos de cuatro años y medio, y en el caso de los productos más innovadores es ya inferior a 2 años.
Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos comprenden muy diversos materiales y componentes. Junto con el hecho de que constantemente se desarrollan nuevos materiales y sustancias químicas que afectan al medio ambiente, ello da lugar a crecientes problemas relacionados con los residuos de estos materiales. Esto está motivando que, tanto a nivel europeo como nacional, se estén buscando soluciones para la acumulación de material electrónico inservible, orientadas principalmente hacia el reciclaje y a la producción de productos menos contaminantes. Existe legislación en preparación al respecto que se puede consultar en la página oficial de la legislación europea: http://europa.eu.int/eur-lex/es/index.html.
En lo concerniente a los dispositivos electrónicos, como los ordenadores personales, se pretenden conseguir cuatro objetivos principales:
- Los fabricantes deberán asumir la responsabilidad de determinadas fases de la gestión de los residuos de sus productos.
- Deberá instaurarse la recogida selectiva de los dispositivos electrónicos por medio de sistemas apropiados, de modo que los usuarios puedan devolver sus aparatos eléctricos y electrónicos usados.
- Con vistas a mejorar tanto el tratamiento como el reciclado o la reutilización de los dispositivos electrónicos, los fabricantes deberán establecer sistemas apropiados de fabricación.
- A fin de alcanzar altos porcentajes de recogida y facilitar la valorización de los dispositivos electrónicos, los usuarios de aparatos eléctricos y electrónicos deberán ser informados acerca de su función en este sistema.
Por desgracia, éstas son propuestas de ley y proyectos y, como todo lo que tiene que ver con el medio ambiente, su puesta en marcha efectiva será a muy largo plazo, si es que finalmente se ponen en práctica. Así que de momento los lectores que deseen reciclar material informático tendrán que utilizar los medios que las distintas comunidades y ayuntamientos de nuestro país tienen actualmente en funcionamiento. Existen centros de reciclaje en los que depositar los ordenadores, aunque no están desde luego especializados en material informático; de hecho, se reciclarán como electrodomésticos, pero siempre es un avance frente a tirarlos directamente a la basura. Según los distintos municipios, existen programas de recogida a domicilio que facilitan al usuario el deshacerse del material. De todas formas, en los respectivos ayuntamientos disponen de teléfonos de información sobre el tema.

Elementos contaminantes de un PC
La complejidad de las placas electrónicas y componentes que forman un ordenador personal lo convierten en un elemento difícilmente reciclable. Dentro de esta variedad de materiales encontramos elementos inocuos para el medio ambiente y otros que, por el contrario, son altamente contaminantes. Entre los más peligrosos se encuentran los metales pesados, presentes en los componentes electrónicos. Los circuitos impresos contienen cadmio, mercurio, selenio y otros metales, en determinados componentes, como las resistencias de montaje superficial, los detectores de infrarrojos y los semiconductores.
Los tipos más antiguos de tubos de rayos catódicos también contienen cadmio; además, el vidrio del tubo de imagen de un ordenador personal contiene alrededor de 0,4 kilogramos de plomo. El óxido de plomo que contienen estos tubos supone la mayor proporción de plomo de todos los equipos informáticos. En las soldaduras de estaño también existe una alta concentración de plomo, siendo éste el metal pesado más abundante en un ordenador personal. Otro elemento muy contaminante son las baterías de las placas base de los equipos, pilas de litio en su gran mayoría.
Los metales pesados no son los únicos materiales que pueden perjudicar el medio ambiente. Dentro del tubo de imagen del monitor encontramos productos químicos, como el fósforo; los condensadores electrolíticos de las placas tienen aceites industriales; la variedad de plásticos dentro del material informático va desde los más fáciles de reciclar hasta el peligroso PVC... en resumen, tirar un ordenador a la basura es altamente perjudicial para el medio ambiente.

Venta del material de segunda mano
Esta opción es lucrativa para el usuario, ya que vendiendo el material informático puede obtener un beneficio que puede servirle además como ayuda para adquirir nuevos ordenadores. Entre otros medios, puede utilizar nuestra sección de Compra-Venta, para vender a través de PC World todo tipo de hardware y software. La venta directa entre particulares la conocemos todos, pero las las empresas dedicadas a la compraventa de ordenadores de segunda mano no son tan u

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información