| Artículos | 01 JUL 2009

Qualcomm se desmarca del mercado móvil con su iniciativa Smartbook

Tags: Histórico
Mayor autonomía, GPS, acceso a redes 3G o mejores tiempos de arranque son sus principales ventajas
Daniel Comino.
Pocos días después de que se anunciaran los Smartbooks, un nuevo concepto de dispositivo entre Smartphone y Netbook, viajamos hasta las oficinas centrales de Qualcomm para conocer, de primera mano, y en profundidad, todas sus ventajas.
Informa desde San Diego, California (EE.UU), Daniel Comino Lucendo [dcomino@idg.es]

Desde que irrumpieron en el mercado, los Netbooks se han destapado como uno los dispositivos más atractivos tanto para profesiones móviles –sobre todo, debido a su ligereza, tamaño compacto, compatibilidad con las aplicaciones de uso común y su abanico de opciones en conectividad– como para el mercado de consumo, ya que algunos modelos han reducido el precio de adquisición, llegando a precios iniciales de unos 200 euros, aproximadamente. En todo este tiempo hemos podido ver que la inmensa mayoría de firmas en el segmento de PC (desde las de carácter internacional, tales como HP, Acer o Lenovo, hasta los fabricantes locales), han presentado una o varias iniciativas en este sentido, incorporando todo tipo de componentes (desde discos de estado sólido hasta sistemas operativos basados tanto en Windows como en Linux, pasando por pantallas más o menos amplias, con unas 9 pulgadas de media).
Sin embargo, el concepto de Netbook en sí no supone ninguna innovación tecnológica, en el sentido de que sólo reduce el tamaño de los componentes y el consumo energético de los componentes internos (así como su potencia y características) con el fin de tener, como resultado, dispositivos con factores de forma reducidos.
En lo que se refiere a esta categoría de productos, probablemente tanto Intel como Microsoft sean los dos fabricantes que más se han encargado de propagar esta iniciativa, y tal y como hemos visto en las cifras de ventas publicadas, los netbooks son cada vez más populares. Por otra parte, desde el punto de vista de los chips, además de Intel hemos visto cómo otras firmas han desarrollado sus propias iniciativas en este sentido, como, por ejemplo,Via Technologies con su procesador Nano, o AMD con su iniciativa Neo, y nVidia, quien ha publicado recientemente su iniciativa ION (los lectores interesados en ION encontrarán un reportaje en profundidad en la sección de movilidad del pasado número de mayo en PC World).
Sin embargo, hace escasas fechas conocimos que otro fabricante de componentes también ha decidido entrar en este mercado de forma individual. Se trata de Qualcomm, una empresa que empezó con el reto de mejorar las comunicaciones y proporcionar acceso a todo tipo de redes. La principal vía de ingresos de Qualcomm es su unidad de fabricación de chips para dispositivos móviles, donde ha desarrollado diversas iniciativas en el campo de la conectividad, como, por ejemplo, Gobi, que es un módulo interno que se instala en los dispositivos con el fin de proporcionales acceso a todo tipo de redes, desde WiFi hasta 3G o GPS, así como GPRS o GSM, entre otras, todo ello de forma centralizada y automática, lo que permite tanto reducir costes en dispositivos internos como el factor de forma del producto final, y ofrecer un amplio rango de opciones en cuanto a conectividad se refiere, mientras optimiza el consumo de autonomía, al contar con un único gestor para todas las conexiones.

SnapDragon
Sin embargo, si existe una tecnología que posibilitara que Qualcomm pudiera entrar en el mercado de los dispositivos móviles de grandes prestaciones, ésta sería SnapDragon, ya que se trata de una plataforma hardware integradaen el dispositivo que permite alargar la duración de la batería, mientras que le mantiene constantemente conectado, entre otros aspectos.En esencia, SnapDragon se compone de un chip encargado de procesar las instrucciones de carácter general, un procesador específico para ejecutar aspectos gráficos y multimedia, y un componente dedicado a las comunicaciones que decide, en todo momento, cuál es la vía más adecuada en cada momento para intercambiar información entre el terminal y las diversas fuentes de datos (ya sea mediante Wi-Fi, conexiones 3G o GPS, por ejemplo).
De hecho, ya en febrero, durante la celebración de Mobile WorldCongress en Barcelona, pudimos ver un dispositivo que realmente cumple con las demandas de un cliente móvil, en cuanto al acceso a redes, productividad y rendimiento se refiere. Concretamente, se trata del modelo TG01 de Toshiba, un equipo basado en la plataforma SnapDragon que incorpora todo tipo de prestaciones de última generación (pantalla táctil de 4 pulgadas, conectividad HSPA, procesador de 1 GHz y Windows Mobile 6.1, entre otras posibilidades), además de contar con un diseño ultra delgado.
Una vez alcanzado este punto, el siguiente paso de Qualcomm ha sido anunciar su entrada en el mercado de los dispositivos móviles de tamaño reducido con grandes capacidades de conectividad. No obstante, su posicionamiento dista, en cierto modo, de los actuales Netbooks, ya que, mientras que estos han evolucionado de los equipos portátiles tradicionales, la idea de Qualcomm es evolucionar desde los Smarthphones, ya que incorporan la mayor parte de las características que un usuario demanda en un terminal inteligente, entre las que se encuentra el hecho de estar constantemente conectado a su correo electrónico, acceder a internet en cualquier momento para navegar, buscar contenido o reproducir todo tipo de ficheros, obtener recomendaciones sobre los lugares donde se encuentra en cada momento, tener la posibilidad de realizar llamadas de voz o contar con capacidades de mensajería (tanto instantánea como por SMS), entre otras.
Por lo tanto, como los actuales Netbooks no disponen de muchas de estas funcionalidades, Qualcomm ha querido desmarcarse de esta categoría para crear una propia, denominadaSmartbooks.
En esencia, un Smartbook unifica las ventajas de un Smartphone, en lo que se refiere a estar constantemente conectado a cualquier tipo de redes (ya sea GSM, GPRS o 3G de alta velocidad), realizar llamadas de voz, así como incorporar todas las capacidades que un usuariopueda necesitar cuando está en constante movimiento, como acceso al correo electrónico en tiempo real (push email) o reproductor de música, por ejemplo. Además, un Smartbook cuenta con un sistema operativo específico más eficiente, que puede arrancar en menos tiempo que un PC convencional, lo que permite estar en funcionamiento en menos tiempo. En este sentido, inicialmente un Smartbook está diseñado para ser más eficiente desde el punto de vista del consumo energético. De hecho, aquí encontramos otra de las principales diferencias, ya que, mientas que un Netbook está diseñado para encenderlo cuando se vaya a usar y después apagarlo (tal y como ocurre con los ordenadores convencionales), un Smartbook está pensado para tenerlo constantemente encendido y conectado a la red, ya que, presumiblemente, estaremos recibiendo constantemente la información que más nos interesa, lo que le acerca más al uso de un teléfono inteligente que a un portátil ultraligero.
Según declara Qualcomm, desde su lanzamiento, la iniciativa Smartbook ha tenido una buena acogida por parte de la industria, y buena prueba de ello es que, además de Toshiba y su TG01, está previsto que se lancen unos 50 modelos diferentes durante este año basados en la iniciativa Smartbook.
De acuerdo con las cifras que manejan internamente en la compañía, el perfil de usuario al que se dirigen Smarbooks estácentrado, sobre todo, en personas de 18 a 44 a

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información