| Artículos | 01 NOV 2004

"Push-to-Talk": un toque de distinción

Tags: Histórico
José M. Huidobro.
El concepto de “pulsar para hablar” (Push-to-Talk) no es nuevo, pues desde hace muchos años se viene utilizando en los walkie-talkies propios de los sistema de radiocomunicación tipo trunking que utilizan la policía, bomberos, metros, constructores, etc. Pero a finales de la década de los noventa se le encontró una nueva aplicación cuando, en Estados Unidos, Nextel, haciendo uso de la tecnología iDEN de Motorola, empezó a ofrecer la llamada Conexión Directa (comunicación instantánea vía radio digital). Hoy, este concepto se ha extendido y son muchos los operadores móviles que, como Verizon Wireless, también ofrecen ya estos servicios.

Push to Talk over Cellular (PoC) o, simplemente, Push to Talk (PtT) o Push and Talk (PaT), es una manera rápida e informal para establecer una comunicación vía radio “de persona a persona”. Se trata de un servicio de streaming de Voz sobre IP (VoIP), implementado en redes GPRS, EDGE, cdma 2000 y UMTS, que convierte un teléfono móvil en un walkie-talkie, abriendo a los operadores móviles nuevas fuentes de ingresos. De hecho, consiste en un servicio nuevo y diferenciado que no reemplaza a ninguno de los existentes y que, además, permite múltiples formas de facturación (cargo fijo, por minutos de uso, por miembros activos de los grupos, etc.). Asimismo, da a los operadores de móviles una nueva oportunidad de negocio, ya que les proporciona la posibilidad de competir con los operadores de trunking establecidos. Con todo, esta nueva manera de comunicación no se limita a las redes móviles, sino que también encuentra aplicación en otros entornos, como los hotspots Wi-Fi.

Más que un walkie-talkie
Los servicios PtT proporcionan a los usuarios móviles finales un modo de comunicación uno-con-uno o uno-con-varios, gracias a una conexión sobre la red móvil, en tiempo real y siempre disponible (always on). Simplemente pulsando un botón, como se hace en los walkie-talkies, los usuarios pueden iniciar una conversación con aquellas personas disponibles de su lista de contactos, de un modo similar a como lo harían con la Mensajería Instantánea de Internet. Pueden hablar de modo simultáneo a un grupo de personas o a una sola, o bien dejar un mensaje en los buzones de los receptores, sin necesidad de llamarles personalmente o de hablar con ellos. Las llamadas PtT las reciben solamente los miembros registrados, lo que aumenta la seguridad de la comunicación.
Esta tecnología permite añadir a los teléfonos móviles funciones similares a las de los walkie-talkies pero logrando una cobertura mundial; ahí es donde radica su diferencia con una red de radio privada. Esta solución permite que un grupo definido de usuarios tenga una conexión constante e inmediata para hablar unos con otros simplemente pulsando un botón en el móvil. Cuando uno de los usuarios desea decir algo, sostiene presionado un botón mientras habla; luego, suelta el botón y escucha la respuesta. Esto implica una comunicación semi-dúplex, que si bien parece muy simple, puede suponer una desventaja si no se respeta el protocolo, pues entonces parte de la conversación se puede perder.
Push-to-Talk tiene dos ventajas muy claras para el usuario: el coste de las llamadas es normalmente fijo e independiente del uso (tarifa plana), y la cobertura para el grupo de usuarios es mundial puesto que se transmite a través de las redes móviles de datos (2,5 y 3 G). Representa también una importante oportunidad de negocio para los operadores, al no requerir grandes inversiones en infraestructura de red, ya que utiliza para la conexión la parte menos utilizada de la red, los circuitos de datos GPRS existentes, y les permite lanzar un servicio muy atractivo para los usuarios que pueden cobrar mediante una tarifa fija mensual.

Estándares en marcha
Los teléfonos móviles con tecnología Push-to-Talk, que ya están empezando a aparecer en el mercado, incorporan un software y un botón PTT, y mantienen totalmente su funcionalidad como terminales GPRS o UMTS. Aunque existen teléfonos especiales para Push-to-Talk, la diferencia con un teléfono móvil tradicional radica en el software interno; mediante la aplicación, se puede habilitar cualquier botón para oprimirlo cuando vaya a hablar.
La eficiencia en una comunicación de este tipo se consigue utilizando una red de conmutación de paquetes, ya que en este caso solamente se ocupan recursos cuando se transmiten o reciben bits, lo mismo que ocurre al ofrecer VoIP sobre Internet. No obstante, hay algunos operadores que la emplean sobre las redes GSM de conmutación de circuitos, lo que hace que el servicio sea más costoso de operar, puesto que cada llamada ocupa un canal de radio. El servicio PTT se basa en que cada terminal envía los paquetes de datos (VoIP) a un servidor dedicado, que los replica, enviando los paquetes a todos y cada uno de los otros miembros del grupo. Así, esta solución se comporta transparentemente para la red GPRS o en la red de acceso radio, pues no se realiza una función multicast.
Como todavía no está completamente estandarizado, existen diferentes implementaciones en el mercado, haciendo uso de la tecnología iDEN la primera de ellas, por lo que pueden darse incompatibilidades entres redes o entre terminales. El primer estándar fue presentado por la compañía sueca Sapio. En su primera versión, el programa permitía, además del envío de paquetes de voz, el intercambio de imágenes y otros archivos. Pero, en principio, sólo funcionaba con algunos modelos de teléfonos móviles, entre ellos la serie 60 de Nokia, además de los Sony-Ericsson T600 y 800.
Más tarde, un consorcio de varias industrias, entre las que se encuentran Ericsson, Motorola, Nokia y Siemens, ha desarrollado y publicado un estándar abierto, basado en los subsistemas IP multimedia (IMS) de las redes 3G y SIP (Session Initiation Protocol) para la creación de los grupos y el control, que es válido para redes 2,5G y 3G y permite la integración fácil del sistema y la interoperatividad entre diversos fabricantes, lo que facilita el rápido despliegue del nuevo servicio.
La primera especificación técnica estándar de PTT, conocida como PoC Fase 1, fue establecida por la Open Mobile Alliance (OMA) en agosto de 2003, y se espera que a finales de 2004 quede concluida. Mientras tanto, algunos fabricantes de terminales móviles disponen de un (pre)estándar propio y algunos modelos especialmente acondicionados para la nueva técnica, mientras que otros se encuentran en estos momentos desarrollando los primeros terminales móviles con esta función. Distintos operadores están realizando sus pruebas antes de decidirse a lanzar el servicio, como es el caso de España, ya que no todos lo contemplan entre sus planes de desarrollo.

Aplicaciones
Las aplicaciones de Push-to-Talk son muy numerosas, desde empresas que precisen tener conectados a sus trabajadores entre sí a un coste fijo hasta grupos de amigos que quieran estar conectados todo el tiempo sin preocuparse del tiempo de llamada, naturalmente siempre y cuando dichos servicios se comercialicen por los operadores de este modo, como ya es práctica en Estados Unidos. Combinado con servicios basados en la posición y servicios de mensajería, aportan un valor añadido muy importante.
Si bien, inicialmente, su aplicación es en el terreno profesional, su atractivo para otros grupos, que pueden ser preconf

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información