| Noticias | 17 MAR 2010

Publicidad personalizada, ¿oportunidad o pesadilla?

Foursquare y otras aplicaciones basadas en la localización plantean una gran idea para la ubicación de anuncios, pero su comercialización puede ser un desafío. La clave está en hacerlos poco invasivos, sacarles la máxima utilidad pero evitar la pesadilla de un mundo totalmente envuelto en la personalización.
Ariadna González Ortiz
El Sur by Southwest Festival, llevado a cabo esta semana en Austin (Texas), ha proporcionado una plataforma para localizar, demostrando su aplicación de redes sociales, en la que los usuarios dan su permiso para ver el paradero de sus amigos después de que estos hagan un  "check-in" en lugares específicos.

Gowalla, Brightkite, Loopt, Booyah, Yelp, y Where.com ya tienen aplicaciones basadas en la ubicación, Twitter acaba de anunciar los suyos, Google ofrece su servicio de Latitud y Facebook está en espera de añadir información de ubicación a su servicio.

Foursquare ofrece un potencial evidente de comercialización para las empresas que pueden beneficiarse con estos check-ins, convirtiendo estas ubicaciones en posibilidades o razones para que se reúnan amigos y gasten dinero. Tal podrá ser el caso de restaurantes, bares, cafés y otros lugares donde la gente se reúne.

De hecho, alguna idea de comercialización y aprovechamiento de esto pasa por ofrecer a la primera persona en el check-in de un lugar podría obtener un descuento o regalo de promoción de algún tipo, que pueda creer a medida que más personas de su grupo decidan unirse a ellos.

Pero claro, todo esto no oculta un lado oscuro, de pesadilla, y es que imagínense que el conducir por una autopista signifique que cada cartel se orientará a sus preferencias cada vez que pase. Los anuncios serían tan absorbentes que sería difícil prestar atención a la carretera.

Y esto es lo que Foursquare y el sistema de ubicación de otras empresas basadas en estas aplicaciones deben evitar y proteger a sus usuarios, porque puede volvérseles en contra. Hacer este trabajo - para bien o para mal - requiere un dispositivo en el cual usted ha dado permiso para recibir anuncios a cambio de algún otro producto o servicio.

Un futuro dispositivo telefónico, por ejemplo, podría tener un precio menor para las personas dispuestas a aceptar la publicidad de Google basada en la ubicación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información