| Artículos | 01 SEP 2002

Proxim Harmony Wireless Kit

Tags: Histórico
Sistema de conectividad sin hilos Wireless LAN
Enrique Roldán.
La familia de productos wireless Proxim Harmony dispone de modelos para redes 802.11a y 802.11b, pero este análisis se centrará exclusivamente en la segunda. Para crear una red inalámbrica básica se necesita, como mínimo, un punto de acceso y una tarjeta 802.11b. El controlador del punto de acceso no es un elemento indispensable, pero en redes locales complejas que incluyan varios puntos de acceso simplifica de gran manera el proceso de configuración y mantenimiento de cada uno de ellos. El controlador de punto de acceso se puede instalar en cualquier segmento de la red local, aunque es recomendable analizar la configuración de ésta para determinar cuál es el punto óptimo donde ubicar este dispositivo.
La función principal del controlador de punto de acceso es gestionar y administrar los diferentes puntos de acceso que se encuentren repartidos por la red. Siempre que exista una conectividad directa entre estos y el controlador, es posible modificar los parámetros operativos de cada uno de los puntos de acceso de forma individual. Este dispositivo funciona además como un elemento de seguridad, ya que integra un firewall y varios servicios de protección para la red inalámbrica.
El punto de acceso actúa como enlace entre los clientes inalámbricos y la red local. Este dispositivo dispone de una entrada Ethernet 10 Base-T y puede ser conectado en cualquier segmento de la red local. Para su correcto funcionamiento no es necesario disponer de un controlador de punto de acceso, ya que puede ser administrado mediante un navegador web. En caso de que se disponga de un controlador de punto de acceso, es posible establecer una configuración personalizada para que los puntos de acceso que se vayan agregando a la red detecten el controlador y se configuren de acuerdo con sus parámetros.
El dispositivo es capaz de detectar si existe un servidor DHCP en la red y, de ser así, es capaz de configurarse automáticamente de acuerdo con los parámetros que establezca dicho servidor. Esto puede suponer un inconveniente a la hora de configurar el punto de acceso desde un navegador web porque el único procedimiento para determinar la IP que el servidor DHCP ha asignado al dispositivo es accediendo al informe que genera el servidor sobre el rango de direcciones IP que asigna a la dirección física de cada dispositivo.
En el caso de que en la red local no exista un servidor DHCP, el punto de acceso se configura con los valores predeterminados que vienen de fábrica. La IP predeterminada, así como la dirección física, aparecen impresos en la base del dispositivo. El siguiente paso es configurar el SSID, que viene a ser para los equipos inalámbricos lo que el grupo de trabajo es para una red local tradicional. Los dispositivos que hayan sido configurados con el mismo SSID pueden compartir información sin necesidad de configurar otros parámetros de red.
Para que un cliente inalámbrico pueda conectarse a un punto de acceso es necesario disponer de una tarjeta PC Card 802.11b, o una tarjeta PCI de las mismas características en caso de que el cliente sea un equipo de escritorio. Es posible utilizar la tarjeta PC Card en un equipo de escritorio si se dispone del adaptador adecuado.
La utilidad de configuración que acompaña a la tarjeta 802.11b permite seleccionar el canal en el que operará, hasta un máximo de 13, y el SSID, que deberá ser el mismo que el configurado en otros dispositivos o puntos de acceso si se desea compartir información entre ellos. Una vez configurada, la utilidad muestra dos indicadores: el primero muestra la calidad de la conexión y el segundo muestra la fuerza de la señal que está recibiendo en ese momento. Si el cliente inalámbrico se encuentra próximo al punto de acceso, ambos indicadores se encontrarán al 100% y conforme el cliente se vaya alejando del punto de acceso el nivel que muestran los indicadores comenzará a descender. Si ambos indicadores se encuentran al 0%, significa que el cliente inalámbrico se encuentra fuera del radio de acción de un punto de acceso.
El punto fuerte de la gama Harmony Wireless de Proxim es, sin duda, la facilidad en la instalación de todos los componentes, ya que no es necesario disponer de grandes conocimientos sobre redes para tener todo el conjunto funcionando en pocos minutos. Un punto en contra es el elevado precio de cada uno de sus componentes.


Pruebas realizadas
---------------------------
Situando el punto de acceso en una zona elevada, con visibilidad directa desde el cliente inalámbrico, la señal comienza a perder fuerza a los 10 metros, y a los 20 metros se pierde la conexión entre el cliente y el punto de acceso. Se trata, sin duda, de unos valores que se encuentran por debajo de la media en este tipo de productos. Esto se debe, entre otras cosas, a la baja calidad de la antena que incorpora el punto de acceso y a la imposibilidad de conectar una antena mayor, al no disponer el producto de una conexión para este fin. El radio de acción del punto de acceso queda limitado, de este modo, a 15 metros en los que la calidad de la conexión y la fuerza de la señal aún permiten una velocidad de transferencia aceptable.


Precio
Controlador punto acceso 1.962, 27 €
Punto de acceso 787,53 €
Tarjeta PC Card 210 €
Total 2.959,80 €


Proxim Harmony Wireless Kit
-----------------------------------------
FABRICANTE: Proxim
DISTRIBUIDOR: Aspic Comunicaciones S.A.U Tel: 913 717 756 www.proxim.com
IDIOMA: castellano
PVP: 2.959,8 e
Calificación: ****

eroldan@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información