| Artículos | 01 NOV 1995

Proveer información en Internet

Tags: Histórico
Creación de páginas WEB
Nacho Urenda.

¿Cómo podemos introducir nuestra propia información en Internet? A lo largo de este artículo se explican los métodos que tiene el usuario para incluir su información en Internet, incluyendo la configuración de un servidor Web.

En la actualidad podemos encontrar proveedores de información de los tipos más diversos. En primer lugar, es evidente, hay que contar con los proveedores de información cultural y académica: desde su mismo origen, Internet es un punto de encuentro y una vía de comunicación privilegiada para las universidades, primero de los EE.UU., y luego de todo el mundo. También están presentes desde el primer momento instituciones estatales y gubernamentales. Pero en los últimos tiempos aparecen de manera creciente empresas privadas de los tipos más variados, desde las grandes compañías informáticas hasta sociedades de venta por correo. Internet se convierte, para estas empresas, en un escaparate de sus productos o un punto esencial de información para los usuarios. La posibilidad de distribuir documentos hipermedia, a través de World Wide Web (WWW), con lo que ello comporta de accesibilidad y facilidad de manejo, es la clave de este creciente interés.

Tipos de servicios

Una de las limitaciones históricas de Internet es su vocación de no ser una institución comercial. La publicidad, en sus diversas formas, ha estado prohibida en la red, y se han dado casos, como el de una conocida empresa de servicios jurídicos norteamericana, en que los que violaban esta norma eran expulsados de la misma. Pero hay que recordar que lo que tales empresas hicieron fue abusar del correo electrónico, enviando publicidad no pedida a millones de usuarios, algo muy distinto que proveer páginas de información estática, en las que el usuario entra por su propia voluntad. En la actualidad puede hallarse en Internet información de todas las grandes compañías, en la que pueden ir intercalados incluso anuncios comerciales (una revista electrónica de alcance mundial, Hotwired, que puede encontrarse en http://www.wired.com, inserta en sus páginas enlaces con anuncios de sus patrocinadores, por ejemplo).

Hay que pensar, por tanto, que el tipo de contenidos del mundo WWW es cada vez más amplio y, desde luego, no limitado a su antiguo ámbito académico: las empresas pueden usar Internet para hacer circular su propia información interna (usando el correo electrónico de Internet, en lugar de crear su propio sistema de e-mail), o para distribuir información de otros tipos, incluida la comercial. Esta información consiste en texto, imágenes e incluso animaciones de vídeo o sonidos.

Formas de proveer información WWW

Existen tres formas de hacer accesible nuestra información a través de la World Wide Web. La primera de ellas, y la más simple, consiste en colocar páginas Web en un proveedor de presencia: una empresa que dispone de un servidor WWW y permite a sus usuarios instalar en él su propia información, de la misma forma en que una revista inserta la publicidad de sus anunciantes. El cliente es responsable únicamente de la información que provee, quedando toda la complejidad técnica en manos del proveedor del servicio. Esta forma de proveer información puede ser perfecta para empresas o particulares interesados en hacer su información accesible por el público sin requerir una interacción inmediata con él. Por su parte, la empresa propietaria del servidor puede ofrecer el servicio de componer las páginas Web por cuenta del usuario, o limitarse a publicar los documentos que el usuario les proporcione. Existen proveedores de presencia privados y públicos (algunos de ellos gratuitos y abiertos al público en general, otros, como los de algunas universidades, de uso restringido para algunas personas: alumnos, etc.). Los proveedores de presencia privados cobran una tarifa en función del volumen y tipo de información y del tiempo que esta información vaya a estar accesible en su sistema.

Una segunda forma de proveer información en la WWW es alquilar espacio en un servidor de la empresa que proporciona el servicio, la cual se encarga de la gestión técnica, pero deja que el usuario utilice su parte del servidor como si fuera suyo propio, y así mantener una oficina de correo, o un servidor de archivos FTP. Esta opción tiene las ventajas de dejar toda la complejidad de la gestión de la maquinaria física del servidor en manos de la empresa que provee el servicio, y de no necesitar una nueva conexión física a la red, puesto que la empresa proveedora de acceso es la que tiene dicha conexión, y permite el uso de herramientas interactivas (como formularios HTML, o emulaciones de terminal). Este método también presenta desventajas: se requiere que haya personas que se encarguen de la gestión de los documentos en el servidor, y se pierde también algo de interactividad con los usuarios, ya que se depende de otra empresa para manejar sus peticiones. Por esta misma razón, el manejo de información privada del usuario se vuelve mucho más comprometido.

En España existen cada vez más empresas privadas que proporcionan presencia en la Web; si estamos o pudiéramos estar en el futuro interesados en ese tipo de servicio, será una buena idea consultar, desde el primer momento, si existe la posibilidad de establecerlo con la empresa que nos proporciona el acceso a Internet.

Las dos opciones anteriores son las más sencillas y económicas: si lo que deseamos es simplemente presentar nuestros servicios u ofrecer alguna clase de publicación electrónica renovable periódicamente, un proveedor de presencia será la solución más simple. Por otra parte, si necesitamos algún tipo de interacción con los usuarios, deberemos considerar la posibilidad de contratar espacio en un servidor externo. La tercera y última forma de proveer información WWW a través de Internet consiste en establecer un nuevo servidor conectado a la red mundial.

Un trasfondo necesario

La opción de crear un servidor Internet es, evidentemente, la más compleja desde el punto de vista técnico. Daremos un repaso a los conceptos básicos que es preciso conocer antes de planteárselo.

Internet está formada por un enorme conglomerado de redes autónomas de ordenadores, conectadas entre sí a través de líneas telefónicas de alta velocidad, que comparten un lenguaje común para la transmisión de datos. El lenguaje común es un conjunto de normas con que las diferentes redes y ordenadores que forman la red se transmiten la información entre sí. El conjunto de normas respecto al envío y recepción de la información se llama protocolo. En el caso de Internet, este lenguaje común o conjunto de protocolos es TCP/IP (Terminal Control Protocol/Internet Protocol). Básicamente, consiste en la división de la información a transmitir en paquetes (datagramas) de un tamaño fijo; el servidor envía la información en un cierto número de datagramas, cada uno de los cuales lleva la dirección del destinatario, y el cliente se encarga de recibirlos y reordenarlos. Los paquetes de información pasan a través de ordenadores que conocen la dirección de los demás ordenadores en la red; a estos ordenadores se les llama routers (encaminadores).

TCP/IP define solamente la forma en que la información se divide en paquetes, y cómo se envían y ordenan estos; dependiendo del uso que demos a estos paquetes estaremos usando protocolos de un orden superior. Así, el protocolo utilizado para la transmisión de archivos entre redes u ordenadores se llama FTP (File Transfer Protocol); el que se usa para la información hipertexto que circula en la WWW, se llama HTTP (HyperText Transfer Protocol).

La dirección de cada ordenador (el equivalente lógico de una dirección postal) está codificada en cuatro bytes de información. Por tanto, podemos considerar cada dirección IP como un conjunto de cuatro números, cada uno de los c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información