| Artículos | 01 JUL 1996

Proveedores de Internet

Tags: Histórico
Jaime de Yraolagoitia.

¿Desea conectarse a Internet? ¿Quiere comprobar si su proveedor le ofrece el servicio más rentable? Conozca en este artículo las características principales de casi 50 proveedores españoles de Internet.

La explosión Internet, que comenzó en España en 1995, se ha convertido durante este año en un fenómeno ya normal y asumido por toda la sociedad. Lógicamente, en estos últimos meses han aparecido múltiples compañías que permiten a los usuarios conectarse a Internet, los llamados proveedores de Internet. El desarrollo ha sido tan impresionante que en una comparativa realizada por PC World en Enero de 1995 sólo había 6 proveedores, en Junio de 1995 había subido la cifra a 11 y hoy en día ya existen más de 50. Además, si el año pasado muchos de estos proveedores sólo eran capaces de ofrecer algunos servicios Internet (por ejemplo, correo o noticias) y a velocidades de 9.600 bps, los proveedores actuales permiten acceso completo a todos los servicios de Internet y a velocidades de 28.800 bps.

Este aumento en el número de compañías que ofrecen acceso a Internet se ha visto correspondido con una disminución en el precio por utilizar dicho servicio. Por ejemplo, hace un año todos los proveedores facturaban según el tiempo de conexión (tantas horas, tantas pesetas), mientras que en la actualidad la mayoría de los proveedores poseen tarifas planas con una cuota fija mensual (digamos, 4.000 pesetas) que le permiten conectarse sin límite de tiempo.

Los precios de los proveedores de Internet han caído tanto que los usuarios se han empezado a fijar mucho más en la tarifa de teléfono. Recuerde que usted no sólo ha de pagar al proveedor por permitirle conectarse a Internet, sino también a Telefónica por la llamada desde su ordenador hasta el proveedor. Y en este aspecto también se han experimentado cambios importantes, sobre todo para los usuarios que viven en pequeñas ciudades y poblaciones. Hace un año los proveedores tenían que efectuar fuertes desembolsos para poner nodos locales en todas las ciudades españolas. Igualmente, los usuarios en cuya ciudad no existían proveedores (o los usuarios de grandes ciudades que vivían en las afueras) tenían que realizar llamadas provinciales que subían mucho la tarifa telefónica (más de 2.000 pesetas por hora). En la actualidad, todo esto ha cambiado gracias a InfoVía, la red de comunicaciones de Telefónica. Usted puede conectarse a un proveedor de Internet a través de InfoVía desde cualquier teléfono de España pagando a Telefónica sólo 139 pesetas por hora, es decir, igual que una llamada metropolitana. Por tanto, desde el punto de vista de la tarifa de Telefónica, es indiferente conectarse a InfoVía que a un nodo local de su propia ciudad.

Esta es, a grandes rasgos, la panorámica actual del acceso a Internet desde España. Sin embargo, ante la diversidad de ofertas existentes, muchas veces el usuario no sabe muy bien por qué proveedor decantarse. Casi todos los usuarios están desconcertados y no saben si la lenta velocidad que obtienen al conectarse a una determinada dirección se debe al proveedor elegido o a otras razones que no tienen nada que ver con su proveedor.

¿Cómo elegir un proveedor?

El cambio continuo de las condiciones de acceso a Internet ha provocado un cambio paralelo de los criterios necesarios para elegir un proveedor de Internet. En Enero de 1995 el principal criterio era que el proveedor fuera capaz de ofrecer acceso a todos los servicios de Internet, pues la mayoría de ellos estaban limitados a algunos de ellos (por ejemplo, correo, noticias y FTP). Hoy en día este criterio no tiene sentido porque todos los proveedores le ofrecen acceso completo a Internet.

Pocos meses más tarde, en Junio de 1995, los dos criterios fundamentales para elegir un proveedor eran la velocidad de acceso (algunos tenían módems a 9.600 bps y otros a 14.400) y el diferente precio que aplicaban a sus cuotas. De nuevo, en la actualidad esos criterios han perdido parte de su vigencia, pues todos los proveedores actuales ofrecen acceso a 28.800 bps y los precios cada vez son más iguales. Igualmente, hasta la aparición de InfoVía, un criterio importantísimo era la presencia de teléfonos locales del proveedor en su misma ciudad para abaratar el coste de la llamada telefónica. Pero ahora, prácticamente es intrascendente.

Entonces, ¿cuál es el criterio fundamental para elegir un proveedor de Internet? La velocidad. Lo más importante de un proveedor es la velocidad que ofrece al usuario durante sus conexiones a Internet. Y la velocidad significa dinero. Si tarda menos tiempo en sus operaciones en Internet no sólo ahorrará parte de su precioso tiempo, sino que pagará menos tarifa telefónica.

Llegado este punto es obligatorio efectuar una aclaración importante. No tiene nada que ver la velocidad a la que usted se conecta al proveedor de Internet con la velocidad a la que realmente trabaja en Internet. Si tiene un módem de 14.400 se conectará siempre a su proveedor a 14.400 bps y si tiene un módem de 28.800 se conectará siempre a 28.800 bps. Pero en ambos casos, cuando envíe y reciba datos con Internet normalmente no superará una velocidad de transferencia de 15.000 bits por segundo. Y usted mismo puede hacer la prueba trayéndose cualquier fichero de Internet con el programa Netscape y, en la ventana que indica la transferencia del fichero, observará que consigue unos ratios que no suelen superar los 3,0 kilobytes por segundo (KB/s) y que normalmente oscilan entre 0,8 y 1,5 KB/s (es decir, aproximadamente 15.000 bits por segundo).

También es necesario señalar que no todos lo bits que llegan a su módem desde Internet son bits de datos. Una parte de los bits enviados corresponden a códigos de control y verificación, así como códigos de paquetes IP y tramas de datos. Por ello, notará que cuando está recibiendo un fichero desde Internet también está usted enviando datos desde su módem (los códigos de control que indican una transmisión correcta y permiten continuar la comunicación Internet). Esta es también la razón de que, si está trabajando en Windows 95 y hace doble clic sobre el icono de módem en la barra de tareas, notará que la cantidad de bits recibidos (una vez hecha la adecuada conversión a bytes) puede ser superior al número de Kilobytes recibidos que indica su programa de transferencia de ficheros.

Cuando existe lo inconmensurable

La velocidad con la que usted accede a los servicios de Internet depende de muchos factores. Algunos de estos factores son medibles, por ejemplo, el ancho de banda que ha contratado su proveedor para acceder a Internet y otros factores simplemente no son controlables, por ejemplo, el número de personas de todo el mundo que están accediendo a la vez al mismo servicio que usted.

Para clarificar las cosas vamos a establecer una triple división en la ruta de comunicación que se establece cuando usted intenta acceder a un servicio de Internet, por ejemplo, cuando se conecta desde su ordenador a la página Web principal de IBM (http://www.ibm.com). En primer lugar, está el recorrido desde el módem de su casa hasta el proveedor de Internet. Quizá esta sea la parte menos importante, y no porque carezca de trascendencia (que la tiene, y mucha), sino porque prácticamente todos los usuarios de Internet parten en las mismas condiciones: las líneas telefónicas normales de España y un ordenador con un módem a 28.800 bps. Por supuesto, si utiliza una línea RDSI o un módem de 14.400 estará, respectivamente, aumentando o disminuyendo la velocidad de ese camino. (A propósito, si no tiene un módem de 28.800 bps corra a la tienda más cercana y hágase con uno.)

El segundo tramo de nuestra conexión al Web de IBM es el recorrido que va desde el proveedor de Internet hasta entrar en Internet. En este caso, según la mayor o menor velocidad que ofrezca el provee

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información