| Artículos | 01 SEP 2006

Propuestas para acabar con la impresión innecesaria

Tags: Histórico
Hacia el ahorro en costes y el respeto medioambiental
Encarna González.
A pesar de la creciente concienciación existente entre los usuarios sobre las consecuencias económicas y medioambientales que supone el desperdicio de la gran cantidad de papel que imprimimos a diario, la realidad de sus acciones aún dista mucho de lo que pueden hacer para optimizar estos procesos.

Un reciente estudio de Lexmark realizado a nivel europeo apuntaba que, en general, el elevado índice de páginas impresas al día implica que un gran número de ellas van a parar directamente a las papeleras. De hecho, un 20 por ciento de los usuarios europeos admite que alrededor de la tercera parte de las páginas que imprimen diariamente no llegan a utilizarlas nunca.
No obstante, el incremento del grado de concienciación en las empresas, sean del tamaño y del sector que sean, hace que los proveedores se hayan puesto manos a la obra para dar respuesta a los requisitos de los usuarios en cuanto a la optimización de los sistemas de impresión se refiere. Una optimización que pasa por el ahorro en el consumo de papel y, por ende, por una mejora de los procesos de impresión.
Así, el ahorro en papel es uno de los temas que más ha preocupado en los últimos tiempos a todo tipo de usuarios. Por ello, los fabricantes están destinando notables esfuerzos a mejorar sus equipos de impresión ya desde su diseño para que contribuyan a este ahorro en el consumo de papel. La posibilidad de imprimir a doble cara o de poder incorporar varias páginas en una sola para ahorrar papel parece ser una característica común a la mayoría de los fabricantes como ejemplifican con sus últimas propuestas firmas como Brother, HP, Oki, Konica Minolta o Kyocera Mita. Como ejemplo, las propuestas de Epson permiten que, gracias a la incorporación de la impresión dúplex, los usuarios consigan un ahorro de hasta un 50 por ciento en el consumo de papel. Asimismo, la introducción de distintas funciones del controlador de impresora, que permite realizar diferentes composiciones, como la reducción del documento hasta incluir cuatro hojas en una sola, son otras de las acciones que realiza este fabricante para conseguir estos ahorros.

Soluciones y servicios
Si el diseño resulta fundamental en el ahorro de consumibles, otras firmas apuestan por la introducción de soluciones de software, e incluso dispositivos de hardware, para controlar las impresiones que se realizan a diario. En este sentido, las tecnologías son muy diversas. A modo de ejemplo, Samsung ha creado la función Reprinting Button, que guarda en la memoria la última página impresa y, pulsando un botón, se imprime ésta última para recordar dónde se quedó pendiente el trabajo y permite la cancelación en curso para evitar el consumo de páginas.
Por su parte, Xerox ofrece un conjunto de soluciones para ayudar a controlar los costes asociados a la gestión de los equipamientos de oficina, costes que, según el fabricante, pueden llegar a suponer un 3 por ciento de los ingresos anuales de un negocio. Así, junto a los servicios agrupados en Xerox Office Services, la firma ofrece diferentes contratos que permiten ahorros a las empresas lejos de la tradicional forma de adquisición de activos. “Una adecuada gestión de los equipamientos de oficina ayuda a definir el número exacto de dispositivos que se necesitan, con lo que, a su vez, se reduce el gasto de papel y otros consumibles, mejorando en último término el medioambiente”, explica Ana Suárez, jefe de calidad y medioambiente de Xerox España.

Variedad de propuestas
Si bien prácticamente todos los proveedores se ponen de acuerdo en cuanto a lo que deben ofrecer sus equipos para ahorrar en consumo a la hora de imprimir, en lo que a las propuestas que ofrecen cada una para que se gestione mejor el gasto en impresión sí pueden establecerse diferencias aunque, en el fondo, todas busquen lo mismo. Así, desde HP, Manuel Gasset, director de PYMES de HP Imagen e Impresión, apunta que la estrategia de esta compañía se basa en reducir a un mínimo el coste total de propiedad de la impresión. “Las impresoras y consumibles de HP tienen como objetivo un bajo nivel de intervenciones del usuario, sin atascos, carga de papel o problemas con los controladores, entre otros. Esto supone más tiempo para las actividades productivas propias de nuestros clientes”, señala el responsable.
El coste también se tiene en cuenta desde Kyocera Mita que ha desarrollado el programa “Kyoclick” con el que los usuarios sólo pagan por el número de impresiones que realizan sin necesidad de que compren la máquina. “Además del ahorro de costes, el usuario se beneficia del gran catálogo de equipos de Kyocera, ya que todos ellos son susceptibles de ser empleados con este sistema y se evita sorpresas al conocer de antemano el coste de cada hoja impresa”, sostiene José Ramón Sanz, jefe de producto de impresoras de Kyocera. Algo similar ocurre con la propuesta de Lexmark con sus “Servicios de Gestión de Flota Distribuida”, mediante los que se pueden llegar a ahorros del hasta el 40 por ciento, según apunta Carmen Pérez, directora de relaciones corporativas de Lexmark. “A través de la consolidación de dispositivos, la optimización de la cadena de suministro y la reducción del volumen de documentos impresos, se obtiene una mejora de los procesos de negocio que producen los documentos”, explica la responsable.
Javier Gutiérrez, director de la división de consumibles para el Sur de Europa de Oki Printing Solutions, destaca que para que los clientes puedan controlar y racionalizar el uso del papel, este fabricante dispone de herramientas de software gratuitas que incorporan a sus equipos y que también se pueden descargar desde Internet, como Print Control Software. “Se trata de una aplicación que controla el número de impresiones realizadas por cada usuario e incluso puede rescindir el uso del color a determinados usuarios si se considera necesario o asegurar un consumo fijo o determinado para conocer en todo momento sus costes de impresión”, sostiene Gutiérrez.

Optimizar el consumible
La importancia de rentabilizar los consumibles también resulta relevante para conseguir esta economía de costes. Así, desde Brother se apuesta, además de por una descentralización de los recursos de impresión en los centros de trabajo y al ahorro de los gastos derivados del uso del papel con propuestas como el dúplex automático, por la introducción de otras tecnologías. Como explica Francisco José García, responsable de producto de Brother Iberia, “se trata de tecnología que permite ahorrar hasta un 40 por ciento en la cantidad de tóner utilizado y a la posibilidad de tener consumibles independientes, cartuchos de tinta individuales, uno para cada color o tóner y tambor por separado en los equipos con tecnología láser, lo que permite que sólo se sustituya el consumible agotado, incurriendo en ahorros”. Esta misma línea también se sigue desde Samsung con su apuesta por el desarrollo de tecnologías de ahorro de tóner y papel como Tone Save Button. Según Rui Carvalho, responsable de productos de impresión, de la firma, “es una función que permite un ahorro de hasta un 40 por ciento de tóner para imprimir trabajos que no son definitivos”.
Con todas estas, y otras muchas propuestas que día a día salen al mercado, los fabricantes confían en que los us

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información