| Artículos | 01 FEB 2003

Procesadores embebidos de Transmeta hasta 933 MHz

Tags: Histórico
Transmeta ha lanzado procesadores Crusoe con diferentes velocidades de reloj: 667, 800 y 933 MHz, con potencia estándar y bajo consumo.
Los procesadores Crusoe de Transmeta regulan su velocidad de reloj aunque el tratamiento de la potencia se efectúa de manera independiente del sistema operativo o aplicaciones que estén funcionando en ese momento. Esta regulación se realiza unas 200 veces por segundo y permite al procesador aplicar la cantidad necesaria para hacer correr la aplicación en curso. De este modo, además, se reduce considerablemente el calor que desprende.
El procesador Crusoe SE ha sido diseñado para operar entre 0 y 100 grados centígrados. El procesador a 933 MHz emplea tan sólo 9 vatios de consumo y utiliza la máxima cantidad de energía con aplicaciones intensivas, como streaming de vídeo. Este procesador está basado en el conjunto de instrucciones x86, también empleado por su competencia como Intel o AMD.
Transmeta se ha dado cuenta que su nicho de mercado se orientaba hacia los procesadores de bajo consumo, muy popular actualmente en ordenadores portátiles vendidos en Asia, principalmente en el mercado nipón, aunque sus ventas habían caído notablemente en otros mercados como el americano o el europeo.


Elementos de seguridad en los procesadores Crusoe
---------------------------------------------------------------------------
Reconociendo que la seguridad no sólo compete al software, Transmeta ha propuesto diseñar una tecnología en la arquitectura de sus procesadores Crusoe capaz de almacenar información sensible y proporcionar seguridad mediante algoritmos. La compañía ha recibido las primeras muestras de procesadores Crusoe con esta nueva tecnología y espera poder comercializarlos a partir del segundo semestre del presente año, ha explicado Walter Sun, director de producto senior de Transmeta. Esta tecnología de seguridad de los procesadores Crusoe ha sido orientada a aquellos chips diseñados para trabajar en entornos de baja potencia, como un portátil o un Tablet PC. De este modo, los usuarios que trabajen con esta clase de procesadores podrán almacenar certificados digitales y llaves de autenticación en una sección concreta del microprocesador invisible para los hackers, y hacer correr una encriptación más rápida que los procesadores comunes, ha explicado Sun. Los procesadores Crusoe emplean una arquitectura denominada VLIW (very long instruction world) que simplifica el número de tareas ejecutadas por el procesador, muy similar a los chips que se emplean en los servidores que emplean la arquitectura RISC. Los procesadores de las compañía rivales, tanto Intel como AMD, emplean una arquitectura más compleja, la x86.

www.transmeta.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información