| Artículos | 01 NOV 1996

Procesadores de texto para Windows 95

Tags: Histórico
Microsoft Word 7.0, Lotus Word Pro 96 y Corel WordPerfect 7.0
Francisco Martín.

Cómo son los procesadores de texto para Windows 95? ¿Hacia dónde se dirigen? Conozca las principales características de los tres procesadores de texto que copan el mercado.

La situación actual en España del mercado de procesadores de texto parece estar visiblemente volcada hacia los productos Microsoft. Y la historia se repite. Hace unos años, cuando la era WordPerfect, Lotus irrumpió en el mercado de los procesadores de texto con una poderosa propuesta: Ami Pro. Y ahora, en el segundo año de la era Microsoft, ya no sólo es Lotus sino el mismo WordPerfect el que prueba suerte con unos productos realmente espectaculares. Es necesario, pues, analizar de forma comparativa estos tres gigantes. Porque no está dicho que lo que es hoy un merecido reinado de MS Word, no se vuelva mañana en minúsculo principado, cediendo cetro y corona a rivales tan temibles. Imperios más grandes cayeron (¿quién recuerda, si no, los tiempos dorados de Wordstar?).

Sobre el último WordPerfect es preciso una puntualización introductoria. Las pruebas han sido realizadas sobre la versión definitiva en inglés, puesto que la versión en español se comercializará a partir de Noviembre (después de sucesivos retrasos). Señalar también que mientras MS Word y Word Pro se venden de forma independiente, WordPerfect se vende dentro de una suite que incluye Quattro Pro, Sidekick, Dashboard, Envoy, Presentations y varias herramientas.

También es importante que tenga en cuenta que esta es una prueba comparativa con lo que se puede conseguir actualmente en el mercado. Ahora mismo usted puede comprar WordPerfect Suite 7, Word 95 y WordPro 96. Está previsto que en Enero aparezca SmartSuite 97 con el nuevo WordPro 97 y a finales de Enero podrá comprar MS Word 97. Si quiere saber algo sobre las nuevas características de estos productos consulte el artículo sobre el futuro de las suites publicado en este mismo número de PC World. Por ahora, el primero en aparecer ha sido Corel WordPerfect.

Microsoft Word 7.0

Microsoft jugaba con ventaja. Y la aprovechó plenamente. Al sonar el pistoletazo de salida para Windows 95, no sólo estaba preparada la nueva versión de Word sino todo el paquete ofimático, MS Office. El paso de Word 6.0 para Windows 3.1 a Word 7.0 para Windows 95 puede parecer puramente cosmético, pero en realidad hay mejoras, más profundas de lo que puede parecer a primera vista, que el usuario va descubriendo poco a poco con alegría. Por ejemplo, la gestión de los ficheros ha cambiado a mejor. Por fin es posible no sólo guardar los archivos transgrediendo la pesada norma de los ocho caracteres, sino también ver previamente el archivo antes de recuperarlo, o borrarlo dentro de la opción de menú abrir. Y, sobre todo, realizar búsquedas a través de carpetas, como muestra la figura 1.

Dentro de la opción Abrir del menú Archivo el usuario se encuentra con una sorprendente gama de herramientas de búsqueda y consulta previa sobre el contenido de los ficheros que pretende abrir. Puede listarlos de múltiples maneras y mirar dentro de los mismos, sin salir del cuadro de diálogo de Abrir. Y, por si fuera poco, puede seleccionar varios ficheros para abrirlos de una sola vez; seleccionado incluso archivos que no aparecen seguidos en el listado. (En cambio me parece una laguna que en este cuadro no exista la instrucción para crear nueva carpeta, que se ha incluido en la opción Guardar como; Word Pro y WordPerfect sí que la tienen)

Otro de los aspectos que deben resaltarse en este procesador (y, en general, en los más avanzados) es su amplio abanico de conversores de formatos, tanto de archivos textuales como de gráficos, que le sitúan dentro de una línea de apertura a la realidad exterior al fabricante. En este sentido, la ausencia más llamativa es el formato típico .HTM de las páginas WEB de Internet. [En este punto es necesario que Microsoft distribuye gratuitamente una herramienta llamada Assistant para Word, que permite generar un documento HTML a partir de cualquier documento Word. Puede conseguirla en www. microsoft. com/msoffice/ word/ o en el CD-ROM que PC World regaló con la revista del mes de Octubre.]

Sin embargo, el detalle más agradable es la completa transparencia que se ha conservado entre los archivos creados en la versión 6 y en esta versión 7. Word 7 lee como suyos los documentos de Word 6 (como debe ser), y Word 6 lee sin problemas los documentos de Word 7 (como ya no es tan normal). Lo que, de paso, indica que las mejoras realizadas de una versión a otra no han pretendido dar un giro radical al procesador (el giro se dio con el famoso salto de Word 2 a Word 6).

Según su fabricante, Word necesita un ordenador a partir de 386DX, pero sería más realista poner como mínimo un micro 486 a 33 MHz. Además, se requiere un mínimo de 6 MB de RAM y entre 16 MB y 35 MB de espacio en disco duro. Señalar que la versión Word 7.0 sólo es válida para Windows 95 y Windows NT, no para Windows 3.1.

Ergonomía

Word 7 continúa dando mucha importancia a los estudios de campo sobre el comportamiento de los usuarios frente al procesador de textos. Y lo que Microsoft más ha escuchado de los usuarios es que no están para perder el tiempo. De ahí que esta versión ha redoblado las posibilidades de acceso a formatos a asignaciones de estilo, a creación de objetos (tablas, gráficos, rótulos) casi al instante. Y, sobre todo, se ha mejorado la posibilidad de aprender su manejo intuitivamente. Un usuario poco avezado, según he podido comprobar ya en distintas ocasiones, no experimenta excesivas dificultades para sentirse a sus anchas con este procesador de textos, a las pocas horas de realizar las tareas elementales.

Por otra parte, Microsoft ha incrementado las plantillas, o modelos de documentos predefinidos, para los que basta escribir en los lugares que la plantilla misma indica. Y se han enriquecido las funciones de formato y corrección automática. Con el concepto de IntelliSense, lo que Word ofrece es una especie de vigilante permanente de nuestros vicios de escribidores. Y así, por ejemplo, cuando persiste la manía de olvidarnos de no bloquear las mayúsculas hasta la tercera o cuarta letra, Word se encarga de homogeneizar el texto todas en mayúsculas, sin necesidad de volver sobre nuestros pasos.

Es cierto que hay usuarios a quienes esta función desasosiega más que afianza. Pero esto es debido a que, según me dicen, no han encarado todavía seriamente su utilización correcta, dentro de un enfoque general de autocorrección y autoformato. Con frecuencia, argumentan, cuando se escribe tres guiones seguidos no se desea una línea continua debajo del texto. Y, sin embargo, Word se adelanta con este efecto. O al pulsar dos veces INTRO no siempre se tiene la pretensión de aislar el párrafo como si fuera un título. En este caso, que Word haga cosas indeseadas es más falta de costumbre del usuario ante un procesador "inteligente", que complicación innecesaria de Word. Una vez examinada con alguna calma, esta función se convierte en una poderosa aliada del escritor que busca textos inmaculados.

En la figura 2 puede observarse, activado, el cómodo sistema de corrección ortográfica de Word 7. Apretando el botón derecho del ratón puede activarse la función Ortografía. De este modo se obtiene un cuadro de diálogo de respetables dimensiones donde van apareciendo, una por una, las palabras que no concuerdan con los diccionarios ortográficos propios, según el idioma que se haya elegido. Este cuadro (al igual que el de Buscar o el de Reemplazar) permanece activo hasta que el usuario lo decida o se hayan examinado todas las anomalías ortográficas.

Otros aspectos

Las posibilidades de añadidos de dibujos y gráficos a un documento se han mejorado sensiblemente. Son insuperables sus características para "dibujar sobre el papel", es decir, añadir lín

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información