| Artículos | 01 DIC 2004

Problemas en la grabación de DVD

Tags: Histórico
Angel Gonzalo.
Posiblemente usted es uno de los muchos usuarios que graban con frecuencia DVD Vídeo. También es posible que sólo los visualice en su ordenador, por lo que no se habrá percatado de que este tipo de formato puede presentar ciertas incompatibilidades con algunos reproductores domésticos.

¿Qué cara pondría si se encontrase en una sala de cine viendo la película que estaba deseando que se estrenase y a mitad de la proyección se parase y le dejara con la miel en los labios? Probablemente no se habrá dado cuenta o no haya tenido ocasión de comprobarlo, pero esto mismo le puede pasar a usted con sus propias grabaciones con más facilidad de la que cree.

Veo, veo... que yo no lo veo
Estos problemas suelen darse con mayor frecuencia en los reproductores domésticos de salón o, para ser más exactos, con algunos modelos que podríamos calificar como “menos tolerantes”. Por regla general tanto los reproductores DVD/DivX como las unidades de ordenador son mucho más permisivas, reproduciendo el contenido sin mayores problemas. Cuando ya una de éstas es incapaz de leer el disco podemos afirmar que se trata de un problema físico y está dañado.
Ahora bien, ¿por qué mi amigo Pepe ve perfectamente el vídeo en su reproductor y el mío ni lo reconoce o se para en un determinado punto negándose a continuar la reproducción (normalmente de la mitad hacia el final)? En este caso no podemos echarle la culpa al disco, ya que si estuviera dañada su superficie ni siquiera podríamos leerlo de ninguna forma, en ningún lector. ¿Qué es lo que ocurre entonces?

Pruebas de calidad
A la hora de buscar culpables de los errores en las grabaciones podríamos empezar por los propios discos vírgenes, y más concretamente por su calidad (factor que podemos hacer extensible a otros medios de almacenamiento). La máxima suele cumplirse: a menor precio, peor calidad. Aunque también es cierto que al comprar discos vírgenes solemos decantarnos por los más baratos, ya que si utilizamos muchos de estos consumibles no hay bolsillo que soporte el gasto. Así pues, lo más recomendable para empezar a minimizar los posibles errores sería comprar discos de más calidad.
Posiblemente los datos que le mostraremos a continuación no surtan efecto porque tanto usted como nosotros vamos a seguir comprando los más baratos, es algo casi inevitable. Existen algunas herramientas que nos permiten comprobar la calidad de los soportes con unos resultados, como veremos ahora, bastante esclarecedores. Veámoslas.
En Internet podemos encontrar varias utilidades que nos permiten comprobar la calidad tanto de nuestros discos grabados como de los vírgenes. KProbe2 (www.­­­kpro be.com) y Nero CD-DVD Speed (www.cdspeed2000.com) son dos de ellas. La primera, KProbe2, que tiene el “pequeño” inconveniente de que sólo funciona con grabadoras LiteOn, nos permite comprobar los errores PI (Parity Inner) y PO (Parity Outer) que nos dan información útil sobre los errores que contienen los discos. Podemos hacer lo mismo con otras utilidades denominadas PlexTools, que se incluyen con las grabadoras de Plextor, aunque en este caso no están disponibles para su descarga desde su web (sólo podemos bajar las actualizaciones). Por su parte, con Nero CD/DVD Speed podemos analizar sla superficie del disco en busca de bloques erróneos que impidan el acceso a los ficheros. En este caso, además de poder descargarla de la web indicada se incluye también con el software de grabación Nero.
Mediante la opción Herramientas » Scandisk de CD/DVD Speed podremos analizar los ficheros grabados, la superficie del disco o ambas cosas, marcando o desmarcando las casillas correspondientes. La prueba de archivos nos mostrará si el acceso a ellos es correcto, indicándonos los ficheros problemáticos si los hubiera. El resultado de la exploración de superficie se mostrará mediante pequeños cuadraditos de colores que se corresponden con partes del disco: verde indica correcto, amarillo dañado y rojo ilegible. Un disco en buenas condiciones debería mostrarnos todo en verde, mientras que si apareciera cualquier otro color podemos intuir que el disco falla ya o que lo hará en breve, con lo que es recomendable poner a salvo la información, si todavía podemos hacerlo.
Las gráficas tomadas de las PlexTools se corresponden con dos discos de marcas diferentes pero con el mismo contenido y grabados con el mismo formato y en la misma grabadora. Mientras que en una de ellas los valores en azul (PI) apenas son apreciables en el otro son más notorios. En ambos casos no hay motivo de preocupación, ya que son errores corregibles por los algoritmos a tal efecto de las unidades, indicando simplemente una mejor calidad de los discos. En ambos casos vemos también que los errores POF (Parity Outer Fail) son cero, cifra ideal en este caso, ya que estos fallos no son recuperables.

+R y -R
Además de la calidad de los discos tenemos que considerar las incompatibilidades +R y -R. La mayoría de los reproductores actuales son compatibles con ambos formatos pero antes no sucedía así de forma tan generalizada. Puede parecer una tontería, pero dar por hecho que un lector es compatible con los dos formatos puede llevarnos a cometer el error de utilizar discos inadecuados. Teóricamente es más compatible el formato -R, aunque por muy poca diferencia (en ambos casos ronda el 90% de compatibilidad). De todas formas no está de más comprobarlo antes. A veces, incluso, sucede que a pesar de la supuesta compatibilidad total ésta no se da. Tampoco está de más probar con el formato contrario por si ese fuera el motivo.

Recomendaciones
De forma general podríamos decir que la mejor manera de minimizar los errores en las grabaciones empezaría por utilizar, como decíamos al principio, discos vírgenes de mayor calidad. Es recomendable también tener el sistema operativo en las mejores condiciones posibles. Aunque las grabadoras actuales llevan sistemas de protección de buffer underrun, si podemos evitar que el buffer de la grabadora se vacíe y logramos que la grabación sea más estable, mejor que mejor. Puede también probar a bajar la velocidad de grabación. Un disco de mala calidad grabado a la velocidad más alta permitida pueden dar lugar a magníficos... posavasos.
Sin embargo, seguir estas recomendaciones posiblemente no nos valga para dar respuesta a la pregunta que nos hacíamos al principio: ¿por qué mi amigo Pepe puede ver perfectamente el mismo vídeo del que yo soy incapaz?
La respuesta va a sorprenderle: no utilice el formato específico de grabación DVD-Vídeo. Es un hecho que resulta del todo ilógico pero que es probable que le funcione en un porcentaje muy alto de casos.
Al utilizar el formato de DVD-Vídeo se garantiza la comprobación de que todos los ficheros IFO, BUP y VOB estén disponibles y en el lugar adecuado, además de utilizar el estándar de este tipo de discos. Sin embargo, algunos reproductores domésticos se “atragantan” con estas compilaciones, incomprensiblemente. Y no necesariamente con modelos antiguos, como podría parecer.
Nero, la aplicación de la compañía Ahead, es posiblemente el software de grabación más utilizado y más popular (se incluye con casi todas las grabadoras) y es el que nos proporciona la solución al problema que verdaderamente nos ha traído hasta aqu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información