| Artículos | 01 MAY 2006

Privacidad y anonimato en la Red

Tags: Histórico
Gonzalo Alvarez.
La privacidad y el anonimato en Internet preocupan cada día más a todos los cibernautas. Este mes presentamos varios trucos para garantizarlas durante las sesiones de navegación y durante el uso de otras aplicaciones de comunicaciones.

Filtrado de contenidos con Privoxy
Privoxy es un proxy web para mejora de la privacidad basado en el veterano Internet Junkbuster con capacidades avanzadas de filtrado para proteger la privacidad, modificar el contenido de páginas web, gestionar las cookies, controlar el acceso y eliminar banners, anuncios, ventanas emergentes (pop-ups), así como otros contenidos molestos. La versión más reciente, la 3.0.3, puede descargarse desde www.privoxy.org.
Una vez instalado, debe configurarse el navegador para que lo utilice como proxy. En Firefox, seleccione Herramientas » Opciones » General y pulse el botón Configuración de conexión. Seleccione la opción Configuración manual del proxy. En el cuadro de texto Proxy HTTP escriba localhost y en el Puerto, 8118. En Internet Explorer, seleccione Herramientas » Opciones de Internet » Conexiones y pulse el botón Configuración de LAN. Verifique la casilla Seleccione un servidor proxy para su LAN. En el campo Dirección escriba localhost y en Puerto, 8118. A continuación, debe vaciarse la caché del navegador para que no quede rastro de pasadas imágenes o cookies y así poder empezar de cero. En Firefox es tan sencillo como seleccionar Herramientas » Limpiar información privada. Los pasos para Internet Explorer se describen en un truco posterior. Ya está listo para navegar sin molestias. Eso sí, tenga en cuenta que Privoxy no oculta su dirección IP, para ello lea el truco siguiente.
La configuración predeterminada de Privoxy debería ser suficiente para las necesidades del usuario medio. Si no se ajusta a sus requisitos porque deja de filtrar anuncios o filtra imágenes inocuas, puede ajustarse su funcionamiento al gusto a través de una cómoda pantalla de configuración accesible a través del navegador en el siguiente URL: config.privoxy.org. También se puede acceder directamente a los archivos de configuración desde el icono existente en la barra de tareas, haciendo clic con el botón secundario del ratón y seleccionando Edit y a continuación el elemento a configurar deseado.
Una forma rápida de activar/desactivar Privoxy consiste en hacer clic con el botón secundario del ratón sobre el icono de la barra de tareas y seleccionar Enable. ¡Nunca hay que olvidar volver a configurar el proxy del navegador mientras no se está utilizando Privoxy!
Si bien es cierto que muchas de las características de Privoxy ya están disponibles en mayor o menor medida en los navegadores más populares, Privoxy resulta mucho más versátil y ofrece varias ventajas: ofrece siempre las mismas características de privacidad sin importar qué navegador se esté utilizando, ya que funciona con todos ellos, y además permite configurar la privacidad en un único punto y que esta configuración sea utilizada por todos los equipos de una red, sin más que configurar en ellos la dirección y puerto del equipo que contiene la configuración centralizada.

Aplicaciones anónimas
Si lo que le preocupa a un internauta es navegar sin dejar el rastro de su dirección IP, entonces tiene a su disposición varios programas para navegación anónima.
La red Tor, una de las últimas novedades en el panorama de la seguridad, constituye un sistema de comunicaciones anónimo a través de Internet. Mediante el uso de Tor se puede proteger no sólo la navegación, sino también la mensajería instantánea, el chat (IRC), y otras aplicaciones que utilizan el protocolo TCP/IP. Para alcanzar este objetivo, Tor dispone de una red de túneles virtuales que permiten a los usuarios proteger su privacidad. En lugar de seguir una ruta directa desde el origen al destino, los datos se envían a través de un camino aleatorio a través de numerosos nodos de la red Tor, de manera que un observador en un punto intermedio no pueda saber de dónde vienen los datos o hacia dónde se dirigen. Cada nodo de la red Tor sabe de qué otro nodo recibe los datos y a quién se los reenvía, pero ninguno conoce el itinerario completo seguido por los datos. El cliente Tor negocia un conjunto de claves separadas para cada salto a lo largo del circuito para asegurar que ningún nodo puede rastrear estas conexiones mientras pasan a su través. Cualquier tipo de aplicación que soporte el protocolo SOCKS puede enviar datos a través de la red segura Tor. Para proteger mejor la privacidad durante la navegación, puede utilizarse un programa como Privoxy, descrito en el truco anterior. Puede descargarse el cliente Tor desde tor.eff.org.

Navegación anónima
Java Anon Proxy (JAP) es un programa escrito en Java que permite utilizar servidores proxy intermediarios formando una larga cadena para realizar las peticiones de páginas durante la navegación. En consecuencia, el sitio web visitado verá la dirección IP del servidor proxy, pero no la del navegador, garantizando así el anonimato del internauta. Una vez descargado el programa desde anon.inf.tu-dresden.de e instalado, debe seleccionar la opción On en el grupo Anonimity de la ventana principal para que se conecte a un servidor anónimo. A continuación se debe configurar el navegador para que se sirva de JAP como proxy, para lo cual deben seguirse los mismos pasos que en el truco anterior sobre Privoxy, utilizando como puerto el 4001. De ahí en adelante, ya se puede navegar anónimamente. JAP también funciona con el sistema anonimizador de Tor.

Cómo saber si soy anónimo
Para saber si la navegación anónima está funcionando, se puede visitar la página www.iec.csic.es/criptonomicon/espiar.asp antes y después de haber habilitado el programa anonimizador correspondiente. Si se sigue viendo la misma IP en ambos casos, es que no se ha conseguido anonimato. La dirección IP siempre vincula a la máquina que la posee con las acciones realizadas bajo esa IP. En el caso de los usuarios domésticos que se conectan con IP fija o variable, da igual, existe un registro en el proveedor de acceso a Internet que liga la dirección IP con el número de teléfono, de manera que siempre se sabe qué IP correspondía a qué usuario en qué momento. Existen sitios web que ofrecen información geográfica a partir de una IP, como www.geobytes.com/IpLocator.htm.
Los cibercafés, locutorios, bibliotecas y otros sitios públicos, así como redes Wi-Fi accesibles directamente al público, proporcionan un mecanismo de conexión a Internet en el que no puede llegar a vincularse la identidad del usuario con la IP utilizada.

Cambio rápido de proxy
Si se ponen en práctica los trucos anteriores, uno rápidamente se cansará de tener que andar configurando el servidor proxy en el navegador una y otra vez. Sobre todo, el mayor problema se presenta cuando uno se olvida de desactivar el proxy local en el navegador y se produce una sorpresa durante los primeros intentos fallidos de cargar una página. Con el fin de cambiar instantáneamente de un proxy a otro, puede utilizarse la extensión SwitchProxy Tool, disponible para su descarga en moz

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información