| Noticias | 20 SEP 2010

Primeras placas base con el nuevo chipset de Intel y con USB 3.0

Tags: Histórico
Todos los grandes fabricantes muestran varios modelos de placas con el nuevo chipset de Intel, entre los que cabe destacar algunas placas micro ITX de tercera generación.
Alfonso Casas

En la pasada edición de IDF 2010, Intel desveló la segunda generación de procesadores Intel Core que llevarán gráficos integrados para toda la gama de equipos, ya sean ordenadores de sobremesa, portátiles, servidores, o equipos netbook.

En este sentido, Gigabyte mostró diversos modelos basados en el chipset Intel P67, ya con soporte de puertos USB 3.0, como es el caso de la GA-P57A-UD5, con zócalo LGA 1155, conectores PCIe 2.0, memoria de doble canal DDR3 e interfaz de almacenamiento SATA 3.0 de hasta 5 Gbps.

En un encuentro exclusivo para la prensa técnica, Intel nos mostró algunos de sus modelos en los que está trabajando (véase la Intel DP67BG), y entre los que cabe destacar algunos mini ITX, sumamente compactos para formar parte de configuraciones específicas y sistemas embebidos. De hecho, son modelos que incluyen todo tipo de conexión, como el eSATA III, salida de vídeo DisplayMate y HDMI, así como audio compatible con la especificación 7.1. No le faltaba la típica conexión PCI Express para poder añadir alguna tarjeta dedicada.

Cabe destacar que dichas placas base llevan implementado puerto USB 3.0, pero mediante la utilización de un controlador NEC integrado, y no de forma nativa por parte de Intel. Esta decisión responde al apoyo que Intel quiere dar al desarrollo de su tecnología propietaria Light Peak para conexión de dispositivos, frente al puerto USB 3.0 que están apoyando un gran número de fabricantes, y en el que se apoyan ya sus dispositivos.

Como puede apreciarse en las imágenes, son placas con el chipset Sandy Bridge y zócalo de tipo LGA 1155, las cuales parecen prescindir finalmente de los clásicos puertos IDE y FDD para la conexión de disquetera, interfaz que los anteriores chipsets todavía seguían ofreciendo.

Sandy Bridge es la última arquitectura de microchip de Intel que reemplazará a la generación previa, los conocidos como Nehalem. Los chips Sandy Bridge serán más rápidos y consumirán menos energía que sus predecesores. Además, al habitual núcleo de procesamiento hay que añadirle el núcleo de procesamiento gráfico o GPU, con los correspondientes controladores de memoria que ahora permiten compartirla entre la CPU y la GPU

Los primeros chips que van a ver la luz serán los de equipos de sobremesa y portátiles, para posteriormente dar paso a la gama de servidores, tal y como aclaró David Perlmutter durante, responsable del grupo de arquitectura de chips de Intel, durante su presentación en el IDF.

Según el avance mostrado por los fabricantes, y la variedad de placas base que se encontrarán disponibles, los primeros equipos llegarán a principios del año que viene, coincidiendo con la disponibilidad oficial de los procesadores Intel Core de segunda generación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información