| Artículos | 01 MAY 1998

Primer código ético en España para la protección de datos personales en Internet

Tags: Histórico

La Asociación Española de Comercio Electrónico ( AECE ) ha dado a conocer las directrices del primer código ético en España dirigido a las empresas anunciantes, que regulará la protección de datos personales que circulan en Internet . El documento, que todavía es un proyecto, tendrá que ser aprobado por la Agencia de Protección de Datos ( APD ) y ratificado por las 30 empresas fundadoras de la AECE .

Esta recién inaugurada asociación está impulsada por la Asociación Española de Marketing Directo ( AEMD ) y en su junta fundacional están integradas 30 empresas de distintos ámbitos: telecomunicaciones, editoriales, entidades bancarias y cámaras de comercio que operan en nuestro país .

Según Fernando Pardo, presidente de AECE, ?Esta iniciativa ha surgido de la necesidad de garantizar la protección de la intimidad de los usuarios de Internet en un momento de gran auge de los servicios on line y ante el vacío legal existente en nuestro país? .

Algunas de las empresas que se acogerá de forma voluntaria a las normas de autocontrol de este código son Telefónica, Retevisión, Canal Satélite Digital, El País, El Corte Inglés, Sistema 4B, Dell Computer, IBM o Andersen Consulting .

?Esta es la primera iniciativa de AECE, un código ético para la protección de la intimidad en el comercio electrónico en red, y una segunda posterior que se encargará de aportar cifras de este campo, es decir, si las empresas están preparadas para afrontar el desarrollo del comercio electrónico para el siglo que entra?, asegura Fernando Pardo .

Directrices del código

Este código ético recoge las obligaciones del anunciante de informar con claridad a los usuarios, a través de un aviso on line en su primera página, sobre la política de protección de la intimidad con el fin de salvaguardar sus datos personales .

Concretamente, el usuario podrá conocer la utilización que se hará de esa información, qué datos se recopilan, así como si sus datos se cederán a terceros y qué finalidad de marketing o estudios de mercado se dará a los mismos .

El anunciante deberá dar al usuario un derecho de oposición, poniendo a su disposición un e-mail o una dirección postal donde pueda dirigirse para expresar su disconformidad a recibir publicidad en su dirección de correo electrónica . Esta opción deberá estar permanentemente a disposición del consumidor y ser sencilla de utilizar .

De igual forma, el anunciante estará obligado a incluir en su página Web un aviso donde el consumidor pueda saber cómo van a ser utilizados sus datos personales . El acceso a esta información, que tendrá que ser fácilmente comprensible, deberá estar claramente identificado con un símbolo en pantalla en un lugar de rápida localización .

Para Elena Gómez, Directora General de AECE, ?hay ciertos proveedores que están violando la intimidad . En Internet se está saltando esto, y la única solución es el autocontrol . Con este código, se comprometen todos los socios a autocontrolarse y empezar a proteger los datos de los usuarios? .

Protección a menores

Uno de los principales apartados del futuro código ético de protección de datos personales en Internet es, según Elena Gómez, el dedicado a la privacidad del menor, el cual, establece que los anunciantes deberán tomar las más estrictas medidas de seguridad para garantizar la protección de los datos de los menores que se obtienen on line o limitar su cesión no autorizada a terceros .

Para ello, el citado código prevé que los padres sean los responsables del acceso de los menores a la información y a la recopilación de los datos sobre sus hijos . Asimismo, refleja la obligatoriedad de los anunciantes de ofrecer la posibilidad a los padres de proteger on line la intimidad de sus hijos, incluyendo información sobre herramientas de software y control de acceso, que impidan a los menores proporcionar sus datos personales .

Las empresas anunciantes deberán también comprometerse a utilizar datos personales de los menores únicamente para fines promocionales o de venta dirigidos al público infantil .

El código ético de la AECE recoge también la posibilidad que el usuario pueda inscribirse en un listado que le permita negarse a recibir publicidad por correo electrónico . El anunciante, que pondrá este servicio a disposición del usuario, se comprometerá a no continuar enviándole más publicidad o bien a eliminarlo de las bases de datos donde figure . Las ofertas publicitarias que se envíen a través de la red deberán además estar claramente identificadas como tales y aparecer junto al del anunciante .

Otro de los puntos de este código es que cuando un anunciante compré a un tercero un listado de direcciones electrónicas, deberá asegurarse de que haya sido obtenida con el consentimiento de los respectivos usuarios . Ello se realizará mediante una cláusula incluida en el contrato entre ambas partes . De esta manera, el código insta a todos los intermediarios involucrados en el uso, alquiler, venta e intercambio de listas y datos con fines de publicidad y marketing a que cumplan estos principios .

Finalmente, Fernando Pardo asegura que ?mientras no haya una regulación en este campo, nosotros nos autorregulamos y queremos servir de base y ejemplo para una futura regulación? .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información