| Artículos | 01 JUL 2009

Presentaciones en la nube

Tags: Histórico
Las nuevas herramientas para crear presentaciones en línea
Gonzalo Alvarez.
Olvídese del Powerpoint, del Keynote y del Impress. Gracias a las nuevas aplicaciones para creación de presentaciones en la nube, ya no es necesario tener instalado en el ordenador nigún tipo de software semejante. Y además, el hecho de que las aplicaciones de creación de presentaciones estén en Internet permite el trabajo colaborativo, facilitan compartirlas con el público y aprovechan las ventajas de Mashup para su fácil integración con otros servicios web como Flickr o Youtube. Las presentaciones en la nube están siempre disponibles desde cualquier ordenador en cualquier momento para todo el mundo. Este artículo revela todas sus ventajas.

Cada día se crean y exponen millones de presentaciones en todo el mundo utilizando aplicaciones de diseño de transparencias o slideware, tales como PowerPoint de Microsoft Office, Keynote de Apple iWork o Impress de OpenOffice. Obviamente, exigen haber instalado previamente la suite ofimática en el equipo que vaya a utilizarse para crear las presentaciones, lo que en el caso de PowerPoint y Keynote lleva aparejado además un coste económico. Por supuesto, si se quiere trabajar en las presentaciones desde distintos equipos en casa, en la oficina o en un cibercafé, en todos ellos debe estar instalada la misma versión del software.
Ahora bien, ¿por qué tener que instalar y mantener software para distintas plataformas en diferentes equipos, si puede usarse un software on-line de prestaciones similares, con el único requisito de poseer un navegador cualquiera y una conexión a Internet? En los últimos años se está popularizando el concepto de software como servicio, es decir, utilizar software que está instalado en servidores remotos en Internet y que ofrecen una interfaz de uso que apenas se diferencia de la que poseería si el software estuviera instalado localmente. En definitiva, el usuario trabaja en un servidor web como si estuviera trabajando en un equipo local, pero aprovechando las ventajas de las aplicaciones web, principalmente la facilidad para compartir resultados y trabajar en grupo, así como las capacidades mejoradas de remezcla (mashup), tales como integración sin costuras con otros servicios en línea como Flickr o YouTube. Esta nueva filosofía de uso del software se conoce también popularmente como computación en la nube (cloud computing), de ahí que las aplicaciones que funcionan exclusivamente en la nube reciban el nombre de cloudware.
Siguiendo esta tendencia creciente a migrar las aplicaciones hacia la nube y fuera de la empresa, a lo largo del 2008 han surgido nuevas alternativas para la creación de presentaciones sin necesidad de utilizar software instalado en el ordenador, sino utilizando aplicaciones en línea y disfrutando de todas las ventajas de la filosofía del cloudware. Goo–gle fue uno de los pioneros con su suite ofimática, Google Docs, la cual permite crear o importar documentos, hojas de cálculo y presentaciones. A la iniciativa de Google se han sumado otras muchas, ofreciendo productos exclusivamente relacionados con el diseño de transparencias para creación de presentaciones de alto impacto.

12 razones para utilizar presentaciones en la nube
Afortunadamente, probar estas nuevas aplicaciones es muy sencillo y además no cuesta dinero. Basta con crearse una cuenta, cargar una presentación previamente creada en PowerPoint y experimentar con la herramienta. A continuación se proporcionan doce razones por las que es ventajoso crear presentaciones en las nubes. Cada usuario deberá valorar si las ventajas pesan más que los inconvenientes.
1. Diseño impactante: PowerPoint está basado en texto, con seis niveles jerárquicos de títulos y subtítulos: ¡todo palabras! Una presentación típica en PowerPoint consiste en transparencias llenas de listas con viñetas y alguna que otra imagen de adorno junto con gráficos y más gráficos de datos. Sin embargo, todos los estudios de teoría cognitiva revelan que la comunicación de información basada en texto resulta increíblemente ineficaz. Por este motivo, algunas nuevas aplicaciones de slideware en la nube esgrimen como uno de sus elementos diferenciadores el uso de imágenes y efectos visuales impactantes, distanciándose de las tan manidas y aborrecidas galerías de clipart de PowerPoint y sus transiciones irritantes. Si desea crear presentaciones de elevado impacto visual, puede que sea el momento de dar una oportunidad a estas aplicaciones y poner a prueba sus prestaciones gráficas.
2. Trabajo en equipo: Uno de los puntos fuertes del software como servicio es la posibilidad de trabajar en sincronía colaborando con otros compañeros. En el caso del slideware en la nube, algunas de las ofertas permiten compartir las bibliotecas de medios usadas en las presentaciones entre varios usuarios, el poder trabajar sobre la última versión actualizada con un estricto control de versiones que evite el que un usuario sobrescriba el trabajo de otro, con la posibilidad de proteger las presentaciones con distintos niveles de seguridad, de manera que sólo ciertos usuarios puedan acceder a ellas con ciertos permisos. Trabajo colaborativo que sería una pesadilla con el slideware de sobremesa tradicional.
3. Compartir: El volumen de los archivos de presentación en PowerPoint rápidamente puede crecer fuera de control. No es infrecuente toparse con presentaciones de 20 ó 30 MB e incluso mucho más. Distribuir estas presentaciones entre los distintos miembros del equipo de trabajo y entre los clientes o el público de la conferencia se hace difícil. Sin embargo, el slideware en la nube proporciona distintos mecanismos sencillos para que cualquiera pueda acceder a la presentación, sin importar el tamaño del archivo. Una ventaja adicional al estar en línea es que permiten su fácil inclusión en una página web o que otras personas ajenas a la empresa puedan embeberlas en sus sitios y blogs. En definitiva, logrará que la visibilidad de su presentación aumente drásticamente, como nunca lo conseguiría con un PowerPoint.
4. Seguimiento de visualizaciones: De la posibilidad anterior se deduce rápidamente una importante ventaja: si la presentación está colgada en Internet y los usuarios deben visualizarla en línea, entonces resulta posible hacer un seguimiento pormenorizado de quién, cuándo y dónde ve la presentación. Según la aplicación, puede incluso conocerse qué enlaces dentro de la presentación han seguido los visitantes o cuánto tiempo han pasado en cada transparencia. Además, los usuarios pueden dejar comentarios y valoraciones, lo que enriquece globalmente el valor de la presentación. En suma, las presentaciones en la nube proporcionan una herramienta analítica exhaustiva para medir con precisión la efectividad de una presentación dada. Nunca más le perderá la pista a una presentación.
5. Extensibilidad e integración: Las aplicaciones en la nube se benefician del trabajo de la comunidad. La mayoría proporcionan API de programación y un mercado de extensiones y recursos multimedia para enriquecer el funcionamiento de la aplicación.
6. Mayor frecuencia de actualización: El hecho de que el software se ejecute en los servidores del fabricante en lugar de en los equipos de los clientes significa que le resulta a aquél más fácil y rápido de actualizar. Basta con actualizarlo en un único punto y automáticamente todos los usuarios disfrutarán de la

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información