| Artículos | 01 MAR 1998

Portátiles Pentium MMX (I/III)

Tags: Histórico
Eugenio Barahona, Oscar G.Peinado, Aurelio Llorente y Jaime Taboada.

La informática portátil va captando poco a poco una cuota de mercado apreciable. En esta comparativa hemos analizado los equipos de nueva generación que se pueden adquirir actualmente en España.

Los ordenadores portátiles presentan un segmento del mercado informático que cuenta año a año con más adeptos. La dependencia, cada día mayor, de los sistemas informáticos, y la necesidad de mantenerse conectado con la oficina propia o de poder utilizar el correo electrónico desde cualquier lugar del mundo, convierten a los ordenadores portátiles en una opción muy válida para aquellos usuarios que están constantemente viajando a causa de su actividad personal o profesional. Dentro de la informática móvil se pueden distinguir varios segmentos en función de los requerimientos que quiera tener el usuario. Si hablamos de una gama baja, nos estaremos refiriendo a aquellos equipos que proporcionan las prestaciones necesarias para ejecutar procesadores de texto, realizar conexiones de correo electrónico, o mostrar documentos o presentaciones sencillas en los desplazamientos. En la gama alta, por el contrario, nos encontraremos con aquellos equipos que son capaces de proporcionar al usuario todo lo que puede exigir a un ordenador de sobremesa, con lo que se convierten en herramientas completamente suficientes y transportables. En esta gama se busca equipos que se pueden conectar en la oficina a una docking station en la que se incorporan conexiones a red local, monitor externo o teclado, tres conexiones fundamentales en el trabajo de oficina, así como la opción de instalar tarjetas de ampliación PCI para poder utilizar cualquier tipo de dispositivo típico en un ordenador de sobremesa.

Características generales

Los ordenadores portátiles actuales cuentan, en su mayoría, con procesador Pentium MMX, pantalla color y características multimedia tales como sonido y lector CD-ROM. Dentro de estos componentes generales, pueden existir ciertas variaciones. Entre los procesadores se pueden encontrar velocidades desde 120 MHz hasta 266 MHz (esta última velocidad de reciente aparición), aunque lo normal es encontrar equipos a partir de 133 MHz.

En lo que se refiere a la pantalla, existen dos tecnologías predominantes, denominadas DSTN y TFT. La primera denominación corresponde al acrónimo de Double Super-Twisted Nematic, y es una tecnología pasiva en la que cada elemento de la pantalla permite el paso o no de la luz que generan ciertas fuentes situadas detrás de la pantalla. En contraposición, las pantallas TFT (Thin Film Transistor) utilizan una tecnología de matriz activa, en la que cada elemento de la pantalla es un pequeño transistor fotoemisor. El uso de una u otra tecnología determina la mejor o peor calidad de visualización, diferencia que repercute sobre todo en el ángulo en el que la pantalla se ve bien. Las pantallas DSTN son buenas para ordenadores de usuario único, es decir sólo la persona que trabaja con el ordenador ve bien la pantalla, pues hay que colocarse en la perpendicular de la pantalla. Las pantallas TFT se ven bien desde ángulos mayores, con lo que aparte del usuario del ordenador puede haber otras personas viendo la pantalla. Es ideal para personas que utilizan el ordenador para mostrar presentaciones y demostraciones.

Como unidades de almacenamiento, todos los portátiles deben contar con un disco duro de 1,5 GB por lo menos, aunque ya es bastante habitual que sean de más de 2 GB. En cuanto a unidades del tipo removible, es normal que exista una unidad de disquetes de 1,44 MB y una unidad CD-ROM. Ambas unidades suelen ser intercambiables, es decir ocupan un mismo hueco y se monta uno u otro dispositivo. Si es así, lo mejor es que el hueco multifunción permita el cambio en caliente de la unidad (sin necesidad de apagar y reiniciar el ordenador).

Ampliabilidad

Los ordenadores portátiles cuentan con un mínimo de conexiones para poder convertirlos en máquinas más manejables. Imprescindibles son las de teclado, ratón y vídeo. Las dos primeras pueden estar integradas en un único conector miniDIN, pudiéndose utilizar o un ratón o un teclado (conector mixto) o, en algunos casos, utilizar un adaptador que permite usar ambos dispositivos a la vez (conector dual). La ventaja de poder conectar estos dispositivos es que permiten un uso más cómodo comparados con los teclados compactos de los portátiles y, sobre todo, respecto de los dispositivos apuntadores de estos ordenadores. Típicamente se pueden encontrar dos tipos de dispositivo apuntador: los TouchPad y los TrackPoint. Los primeros consisten en una superficie plana que detecta los movimientos del dedo y un par de pulsadores, mientras que los segundos consisten básicamente en un pequeño pivote situado entre las teclas G, H y B, y que se desplaza con mayor o menor presión para desplazar el puntero. Ambos dispositivos requieren un periodo de aprendizaje, y aún así, hay usuarios que nunca le sacan todo el partido que obtienen con un ratón convencional. Algo similar sucede con el teclado, que al necesitar ocupar menos espacio que los teclados de sobremesa, utilizan teclas con muchas funciones. El uso de un teclado adicional tiene la desventaja añadida de que las teclas especiales no se pueden utilizar al no tener la tecla Fn. No obstante, lo habitual es que ambos teclados (externo e incorporado) se puedan utilizar simultáneamente.

Además los portátiles deberían ofrecer una par de ranuras PC Card tipo II que a su vez permitan el uso de una tarjeta PC Card tipo III (doble altura). Es conveniente que ofrezcan hardware ZV (Zoomed Video) que permite la conexión directa entre la ranura PC Card y el sistema de vídeo, indicado para el uso de tarjetas PC Card MPEG o de digitalización de vídeo.

La memoria es uno los aspectos delicados de los portátiles. Aún hoy día, cuando el sistema operativo que se instala en la mayoría de ellos es Windows 95, que requiere un mínimo de 16 MB de memoria para funcionar decentemente, los fabricantes de memoria siguen instalando esta cantidad de memoria. El asunto es todavía más delicado si tenemos en cuenta los precios que tienen actualmente las memorias, pues por apenas 10.000 pesetas se podrían ampliar los ordenadores a 32 MB de RAM. No obstante, la mayoría suelen disponer de módulos SODIMM (DIMM de perfil bajo) con los que el usuario podrá ampliar fácilmente la capacidad de memoria.

Para las comunicaciones los portátiles deben contar con al menos un puerto serie y uno paralelo, puertos imprescindibles en cualquier ordenador. Adicionalmente se pueden montar puertos de infrarrojos que llegan a velocidades de 4 Mbps si cumplen la especificación FIR. Algunos portátiles pueden contar además con un módem incorporado, lo que proporciona más flexibilidad dejando libre el puerto serie o uno de los huecos para PC Card (aquél que tuviera pensado utilizar).

Autonomía

El aspecto de la autonomía es crucial para los usuarios de portátiles, pues al utilizarse en lugares en los que a veces no es posible contar con un enchufe de electricidad, es deseable que la capacidad de las baterías proporcionen el mayor tiempo posible de funcionamiento. Además de la capacidad de la batería, el usuario debe tener en cuenta su peso y sus condiciones de uso. En la actualidad la tendencia es a utilizar baterías de iones de litio, ya que son las que proporcionan mayor relación entre capacidad y peso. Además este tipo de baterías no sufre el llamado efecto memoria, que obligaba a realizar de vez en cuando ciclos completos de carga y descarga para poder aprovechar completamente la capacidad de la batería. Además también interesa conocer el tiempo de carga de la batería, para asegurase de que no va a tener que estar horas conectado a la alimentación. La necesidad de transformador es un factor más que limita la movilidad. Pocos portátiles prescinden de este elemento, pero la mayoría de fabri

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información