| Artículos | 01 NOV 2008

Portátiles netbook versión 2.0

Tags: Histórico
Alfonso Casas.
Los ordenadores portátiles ultraligeros y económicos ya han mejorado muchas de sus primeras carencias y ahora presentan nuevas características que los hacen ser más atractivos. Mayor capacidad de almacenamiento, pantallas de más pulgadas y teclados más confortables son sólo algunas de sus novedades. En pocos meses llegarán con doble núcleo, conectividad 3G y muy probablemente con sistema operativo Windows Vista.

Nos encontramos en pleno auge de estos dispositivos, en un momento en el que varias consultoras han confirmado que la venta de los ordenadores netbook dentro de la gama de consumo ya supone cerca del 20 por ciento de las ventas. Fruto de este importante crecimiento, surge el hecho de que los principales fabricantes de portátiles que todavía no se habían incorporado a este mercado, lo hagan ahora con el fin de no perder clientes potenciales.
Ya ha pasado casi un año desde que publicáramos en nuestra revista el análisis del primer equipo con una configuración de este tipo. Se trataba de un Eee PC 901 con sistema operativo Linux y, en aquel entonces, lo de la denominación de equipo netbook estaba todavía por decidir. Asus fue el primero en apostar por este potencial mercado y casi todos los fabricantes le han seguido un año después, incluidas marcas de primera línea como son Dell, HP, Fujitsu Siemens o Toshiba, entre muchos otros.
En las siguientes páginas, ofrecemos un análisis a fondo de lo que pueden denominarse la segunda generación de netbook. Asus ya cuenta con una completa familia de productos y su renovado modelo Eee PC 1000H incorpora interesantes mejoras, muchas de ellas fruto de los cambios que los usuarios han demandado en base a los primeros modelos. Acer, por su parte, le ha seguido los pasos de cerca a Asus y ha presentado su modelo Aspire One con una configuración muy competitiva y un diseño que no tiene nada que envidiar al resto. Para muchos, está siendo el modelo que mejor ha sabido reflejar la movilidad en un portátil económico. No obstante, su pantalla de 8,9 pulgadas y el teclado se encuentran a medio camino entre lo que puede considerarse útil, y lo que llega a resultar minúsculo e inutilizable.
El tercer modelo analizado es el correspondiente a la firma Samsung. El Sens NC10 se ha incorporado algo tarde y sin una idea clara de pertenecer al mercado profesional, o bien, agradar al mercado de consumo.

Siguiente generación
Lo que está claro es que esta nueva generación de Netbook 2.0 está incrementando las cifras de ventas, fruto de satisfacer a un gran número de usuarios, con pantallas que soportan resoluciones de 1.024 x 600 ppp, ya sean de 8,9 o de 10,1 pulgadas. También incorporan mayor conectividad y, a los puertos habituales USB 2.0, se han incorporado lectores de tarjetas de memoria. También se han mejorado el tamaño de las teclas, los controladores de puntero, así como la tecnología que hace posible incrementar el nivel de autonomía.
A pesar de lo aportado por esta nueva generación, sin duda, lo mejor está por llegar. Aunque muchas operadoras han encontrado un filón en estos equipos para comercializarlos con sus servicios de conectividad 3G, la inmensa mayoría esperan ansiosos la llegada de modelos con chip 3G integrado en placa, algo que evitaría la necesidad de utilizar adaptadores USB externos, como ocurre actualmente. También hemos visto como Asus, pionero en estos modelos, sigue innovando y ya ha anunciado que ofrecerá en próximas ediciones algún modelo con pantalla táctil para su manejo.
Aunque Intel no es el único en ofrecer procesadores para estos equipos, sí puede decirse que ha sido el precursor del nombre que ahora reciben, netbook. Existen otras posibilidades en el mercado, como es el procesador VIA C7-M ULV integrado en el Mini Note 2133 de HP, o el futuro VIA Nano que está por llegar. Intel, por su parte, no quiere perder su gran cuota de mercado y ya ha puesto en juego su procesador Atom Dual Core de doble núcleo, del que pronto veremos equipos. A pesar de que mantiene su velocidad de 1,6 GHz, duplica su núcleo, eleva la memoria caché nivel L2 hasta 1 MB y tiene un TDP (potencia de disipación térmica) de apenas 8 vatios. Estamos seguros de que el N330 propiciará la aparición de configuraciones mucho más potentes que incluso puedan estar basados en sistemas operativos más potentes, como pueda ser Windows Vista.


Acer Aspire One
La apuesta de Acer es la más compacta de las tres analizadas, resultando ser la mejor opción en cuanto a movilidad se refiere. Su peso de tan sólo 980 gramos así lo corrobora. Sin embargo, no es la opción más adecuada para aquellos usuarios que habitualmente tengan que utilizar el teclado para introducir datos.
Y es que, aunque en nuestro país ha sido uno de los últimos en llegar, Acer ha potenciando las áreas de diseño y visualización para agradar al mayor número de usuarios. Desde el punto de vista estético, su imagen externa recuerda a una configuración típica de equipo Vaio de Sony, con bordes redondeados, pantalla minimalista y acabado en colores suaves y brillantes. Al abrir el equipo se aprecia un sistema de bisagras moderno y una disposición de los componentes que favorece la disipación térmica del sistema, algo que comprobamos durante todo el proceso de ejecución de pruebas.
Otro de los aspectos más interesantes del equipo es su pantalla LED retroiluminada de 8,9 pulgadas. A pesar de ser inferior en tamaño a las de 10,1 pulgadas (la presentada por los otros dos equipos comparados), su resolución nativa se mantiene en los 1.024 x 600 puntos, lo que permite sacar el máximo partido a su área de visualización. Esto hace posible navegar por páginas Web sin tener que desplazar la barra horizontal del navegador para ver toda la información, algo que resultaba un impedimento en la versión Eee PC 901 de Asus. Además, la pantalla panorámica es amplia y desprende un alto nivel de brillo y contraste. Una vez implementada su tecnología Crystal Bright es posible trabajar con el equipo durante jornadas prolongadas sin que la vista se resienta, y resulta especialmente confortable para la visualización de contenidos de vídeo, gracias a que realza su luminancia. En la parte superior detectamos una cámara web de 0,3 megapíxeles.
Su teclado ha sido muy bien implementado y, a pesar de contar con un menor espacio, incluye todas las teclas esperadas. Sin embargo, a pesar del esfuerzo de Acer, la escasa área de reposamuñecas y el limitado tamaño de las teclas impiden que pueda ser utilizado con plenas garantías. Para un uso puntual, habrá usuarios que prefieran esta mayor movilidad a cambio de sacrificar esta faceta. Por su parte, el trackpad responde bien, lástima que sus dos botones de función se encuentren en una posición atípica.
Si repasamos los diferentes conectores situados alrededor de su carcasa, encontramos la salida VGA, la conexión de red Ethernet, tres puertos USB, los conectores de audio típicos, así como dos lectores de tarjetas de memoria SDHC, xD y Memory Stick, lo que le permite ser el más completo. También cuenta con un botón dedicado para activar la conectividad inalámbrica.
Desde el punto de vista de configuración, el Aspire One cuenta con procesador Intel Atom N270, cuya frecuencia es de 1,6 GHz. Dispone de 512 KB de memoria caché L2 y su comunicación con el resto de componentes se realiza a través del bus frontal, con una

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información