| Artículos | 01 NOV 2003

Philips Brilliance 150P4CS

Tags: Histórico
Monitor TFT de 15 pulgadas con tecnología Ligh­t­Frame y entradas analógica y digital
Oscar G. Peinado.
Los monitores TFT cada vez ganan más terreno a los CRT, puesto que su precio se ha ido reduciendo paulatinamente, al tiempo que mejoran aquellas características en las que perdían puntos. No obstante, en las últimas semanas se ha empezado a registrar un repunte de precios debido a la alta demanda, que ha provocado un desabastecimiento de las fábricas.
El 150P4 de Philips es un modelo de 15 pulgadas orientado al mercado profesional. Dispone de un panel XGA con una resolución nativa de 1.024 x 768 píxeles de 0,297 mm de tamaño.
La gama de frecuencias de refresco va de 56 a 76 Hz, pero no debemos olvidar que en las pantallas TFT no existe el problema del molesto parpadeo a frecuencias inferiores a los 75 Hz. De hecho el fabricante recomienda utilizarlo a 1.024 x 768 con un refresco de 60 Hz.
La pantalla es bastante estrecha y compacta -a pesar de que integra la fuente de alimentación, por lo que nos olvidaremos de los siempre engorrosos transformadores externos-, y cuenta con una peana plegable que debería deslizarse más suavemente, pues al desembalar el monitor e ir a desplegarla da la sensación de que si seguimos tirando con más fuerza se partirá. Una vez en su posición permitirá regular tanto la altura como la inclinación, pero no el giro lateral. En cualquier caso, puede desmontarse para reemplazarla por otro tipo de soporte según las necesidades del usuario.
En cuanto a las conexiones, dispone de una entrada VGA y otra DVI, de tal modo que podemos tenerlo conectado de forma simultánea a dos ordenadores y escoger cuál usar desde el menú en pantalla, lo que resulta más incómodo que si tuviese un pequeño pulsador de selección. Si se encuentra preseleccionada una entrada VGA y lo conectamos a través de la otra, el monitor detectará la situación y cambiará automáticamente la selección del menú, pasando inmediatamente a mostrar la imagen. Llegados a este punto hay que recordar que siempre es preferible utilizar la conexión DVI a la VGA, pues evitaremos dos procesos de conversión de digital a analógico y viceversa. El OSD se adapta a la señal que detecte, mostrando más opciones cuando es VGA, que no son necesarias si la entrada es digital, como el autoajuste de sincronización, el color, etc.
Entrando en sus características técnicas hay cuatro datos importantes a mencionar: por un lado el elevado contraste de 400:1, que junto con el brillo de 250 cd/m2 hacen que la visualización sea muy correcta. Por otra parte, el tiempo de respuesta inferior a 25 ms le permite trabajar con imágenes en movimiento sin que aparezcan estelas. Para terminar, el ángulo de visualización es de 50º por la parte superior, 60º por la inferior y 75º a ambos lados, según el fabricante. Aun rebasando esas cifras ofrece una imagen de suficiente calidad y brillo como para poder apreciar su contenido con claridad.
Finalmente, hay que hacer mención a la tecnología LightFrame, que se encarga de resaltar las zonas de imagen o vídeo que se muestren en la pantalla, haciéndolas más brillantes. Esto es especialmente útil para la reproducción de vídeos y películas y, nuevamente, da mejor resultado con la entrada digital que con la analógica.


Píxeles defectuosos
-----------------------------
La tecnología actual no permite producir paneles TFT con todos sus píxeles correctos sin tener que desechar grandes cantidades de material. Esto hace que, al comprar un monitor nuevo, nos podamos encontrar con un molesto píxel que está siempre encendido o siempre apagado.
Philips sigue una política de garantía en este aspecto que mejora las condiciones habituales del sector. No reemplazará todos los monitores que presenten algún defecto, pero sí aquellos en que el número de defectos sea “inaceptable”. Y ¿qué entiende Philips por “inaceptable”? Pues depende de la gama a la que pertenezca el monitor y del tipo de defecto. En concreto para el modelo evaluado resulta inaceptable que haya algún subpíxel encendido permanentemente, aunque puede llegar a haber 4 subpíxeles que no se enciendan, siempre y cuando no sean adyacentes, en cuyo caso sólo se admitiría una pareja.
Existen otras medidas de proximidad de defectos para evitar que incluso dentro de estos baremos se presente un fallo que resulte incómodo a la vista, pero dado que las cifras varían para cada modelo, lo mejor es consultar el manual antes de solicitar el cumplimiento de la garantía.


Philips Brilliance 150P4
--------------------------------
FABRICANTE: Philips
WEB: www.philips.es
DISTRIBUIDOR: Philips
TEL: 902 113 384
IDIOMA: castellano
PVP: 449 ¤
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información