| Artículos | 01 MAR 2005

Pedir ayuda mediante asistencia remota

Tags: Histórico
Blanca Salvatierra.
Windows XP ofrece una herramienta para pedir ayuda o asesoramiento cuando se produce un problema informático. para ello se utiliza la asistencia remota, un sistema sencillo que puede sacarnos de apuros otorgándole a otra persona los permisos necesarios para que lo solucione.

Cuando nos encontramos frente a un problema informático buscamos ayuda, aunque son pocos los que utilizan la Asistencia Remota como una solución posible. Esto es debido, sobre todo, a una cuestión de desconocimiento, ya que se trata de una herramienta útil a la vez que sencilla.
Al instalar Windows XP, éste incluye por defecto la instalación de Asistencia Remota, una aplicación que permite pedir de ayuda ante un problema informático y otorgar a la persona capaz de solucionarlo los permisos necesarios para que trabaje directamente en nuestro ordenador. De esa forma ahorraremos tiempo, ya que la otra persona podrá identificar directamente la causa de nuestro problema y proceder a solucionarlo sin que sea necesaria nuestra intervención. No obstante, antes de comenzar a trabajar con esta herramienta hay que saber que, cuando la estamos utilizando, cedemos el control de nuestro PC a la persona a la que le hemos pedido ayuda, con los posibles riesgos que esto conlleva. A pesar de que, como veremos más adelante, podemos interrumpir el control de la otra persona si observamos un comportamiento anómalo, recomendamos que sólo recurra a personas de confianza.

1- Ejecución y configuraciónde la herramienta
Para utilizar la Asistencia Remota es necesario que las dos personas tengan instalados algunos programas, como Windows Messenger, Outlook o Outlook Express. También se requiere que tanto la persona que pide la ayuda como aquel que va a facilitarla estén conectados a Internet a lo largo del proceso de resolución del problema. Si tenemos instalados estos programas estamos en disposición de pedir ayuda a alguien, por lo que vamos a comenzar haciendo clic en Inicio » Todos los programas » Asistencia remota. En este punto, se nos mostrará una ventana correspondiente a la ayuda de Windows. Ésta se compone de todos los puntos necesarios para establecer la petición de ayuda a través de un asistente claramente organizado, por lo que no hemos de tener problema alguno para seguir los pasos.
Como lo que queremos en este momento es pedir ayuda a alguien para que nos ayude con nuestro ordenador, pulsaremos sobre Invitar a alguien para que le ayude. Una vez hecho esto, la pantalla central de la ventana cambiará y en ella nos aparecerá integrado el programa Windows Messenger, incluyendo los contactos de los que disponemos en él. No obstante, no tenemos por qué limitarnos a nuestros contactos de Messenger para pedir ayuda, ya que también podemos realizar nuestra petición de ayuda directamente a una dirección de correo electrónico.

2- Petición de ayuda a través de Windows Messenger
La opción más sencilla o la que menos pasos requiere es pedir ayuda a una persona que se encuentra añadida en nuestro listado de contactos de Messenger. Utilizando esta posibilidad, tan sólo tendremos pulsar sobre el nombre de la persona a la que hemos decidido pedir ayuda. Una vez seleccionado pulsaremos sobre la opción Invitar a esta persona.
En este punto, nos aparecerá una ventana en la que se nos indica que se está procediendo a invitar a esa persona para que se conecte a nuestro equipo y que estamos esperando respuesta. Aún estaríamos a tiempo de anular la invitación haciendo clic sobre Cancelar y la persona a la que ha sido enviada no podría conectarse a nuestro ordenador.
Si la persona que recibe la invitación se encuentra conectada, le aparecerá una ventana como la que mostramos en la imagen. Se nos preguntará si queremos permitir a esa persona ver la pantalla de nuestro ordenador y charlar con nosotros. Si pulsamos sobre Sí, estaremos permitiendo el acceso a nuestro ordenador, aunque todavía estamos a tiempo de finalizar la invitación pulsando sobre No. Si decidimos continuar con nuestra petición de asistencia, aparecerá una ventana que gestionará la conversación con la otra persona a la vez que ésta puede observar las operaciones que realizamos en nuestro PC.

3- Petición de ayuda a través de Outlook
Pero para pedir ayuda a alguien no es necesario que forme parte de nuestros contactos de Messenger. Windows nos proporciona un apartado para poder escribir directamente la dirección de correo electrónico del destinatario. Para ello, nos olvidaremos de los pasos anteriores y volveremos al punto en el que pulsábamos sobre la opción Invitar a alguien para que le ayude. En la parte inferior de la ventana que nos aparece observaremos cómo se muestra un segundo modo de pedir ayuda, llamado Utilizar correo electrónico. Podemos escribir directamente su dirección en el espacio disponible o pulsar sobre el icono de la libreta de direcciones si almacenamos ahí la información de nuestro contacto. Una vez hecho esto, pulsaremos sobre el apartado Invitar a esta persona.
Nos aparecerá la misma ventana que veíamos al inicio pero veremos que la parte derecha ha cambiado. En esta parte nos aparecerán ahora todas las opciones relativas al envío de la invitación por correo electrónico. Especificaremos nuestro nombre -ya que será el que le aparezca a la persona que recibirá la invitación- y, si queremos, rellenaremos un mensaje para pedir a la otra persona ayuda. Esta opción puede ser muy útil también para especificar cuál es el problema concreto que nos ha surgido, ya que todo lo que escribamos aquí se mostrará en forma de mensaje de correo electrónico y así la persona podrá saber qué problema tenemos antes de observar lo que sucede en nuestro PC de forma remota. Una vez que hayamos escrito el mensaje pulsaremos sobre Continuar.

4- Configuración de opciones
Si queremos, podemos especificar una fecha de caducidad a nuestro mensaje, ya que si la persona no nos ofrece respuesta antes de un determinado tiempo, es probable que ya hayamos encontrado la solución a través de otro método. También porque así podemos controlar el tiempo máximo que tiene la otra persona para acceder a ayudarnos, evitando usos indeseables de nuestro PC. Siguiendo con las medidas de seguridad, recomendamos también que se utilice una contraseña. Ésta será utilizada por la persona que va a ayudarnos, por lo que hay que comunicársela previamente. A pesar de que este punto pueda resultar un poco engorroso, se trata de una medida de seguridad adicional para nuestro ordenador, para que nadie pueda entrar en él sin nuestro permiso.
Una vez hecho esto, pulsaremos sobre Enviar invitación. En este punto, nos aparecerá una ventana que utilizaremos como confirmación de la invitación. Pulsaremos sobre el botón Enviar para remitir definitivamente nuestro mensaje. De nuevo cambiará la parte derecha de la ventana que hemos tenido activa a lo largo de toda la invitación y nos mostrará un mensaje en el que aparece Se ha enviado correctamente su invitación, con lo que sólo nos resta esperar a que nos contesten.

5- En qué estado se encuentra la invitación
Continuando con nuestra ventana observaremos que tenemos disponible la opción Ver estado de la invitación. Para comprobar cómo se encuentra nuestra invitación, pulsaremos sobre ella. Al hacerlo, se mostrará una lista con las invitaciones que hemos realizado que, a modo de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información