| Artículos | 01 DIC 1996

PCs: ¿son realmente nuevos?

Tags: Histórico
Varias compañías venden equipos con componentes reutilizados
Joan C. Ambrojo.

Memorias, tarjetas gráficas, discos duros y placas madre son los componentes más apetitosos para su reutilización. En algunos casos, las compañías aplican la reingeniería para recuperar elementos.

La práctica de reutilizar componentes ya usados en productos nuevos es habitual. En algunos casos, averiguar si la reparación de un automóvil, un frigorífico o un televisor se ha realizado con piezas nuevas es casi imposible. Hay que creérselo: sólo devuelven los elementos estropeados. ¿Y qué pasa con los ordenadores? Algunos fabricantes admiten que utilizan piezas "funcionalmente nuevas" en equipos de primera mano. O en las reparaciones con garantía. En este caso, ¿está dispuesto a pagar algo viejo como nuevo?

Algunos fabricantes consultados manifiestan la oposición al reciclaje de componentes usados y consideran que estas situaciones se producen especialmente en los ensambladores de clónicos de segunda línea. Placas madre, RAM, discos duros, CPU y tarjetas son las piezas más codiciadas y apetitosas para su recuperación por su alto precio. Y algunas compañías no quieren renunciar a aprovecharlas, dando gato por liebre si no lo anuncian claramente. Por otra parte, las reparaciones con o sin garantía también pueden verse afectadas. Para algunos, instalar un disco duro que otro comprador ha estado utilizando varios días sin ningún problema es mejor que estrenar uno nuevo, que podría fallar en cualquier momento. Para otros, la duda es si un componente ha sido bien reparado o manipulado. En todo caso, difícilmente un usuario puede comprobar si estrena completamente su PC o si lleva un elemento veterano. En teoría, en las garantías que acompañan los equipos debería aparecer claramente si las máquinas son completamente nuevas, casi nuevas o ya usadas.

Parckard Bell, centro de una controversia el año pasado porque se dijo que posiblemente sus equipos nuevos podían llevar componentes usados -un tema ya zanjado- asegura que sus máquinas que proceden de exposiciones o de devoluciones son desechadas completamente. Tras su completo despiece, "únicamente se negocia con proveedores para su venta como elementos de segunda mano; en ningún caso va a parar a producción", asegura Juan José Martínez, director general de la compañía en España.

Martínez considera que realizar estas prácticas no sale a cuenta. "Comprobar, testear y limpiar esos equipos sale más caro que producir una máquina nueva. Ni siquiera es un buen negocio, especialmente para los principales fabricantes que construimos más de 3 millones de unidades al año". En su opinión, sí que es posible que la reutilización de componentes se produzca en compañías de segundo nivel "o de marcas poco serias". Considera que la venta de productos nuevos con piezas recuperadas hace daño en países donde aplicar las leyes, por poco eficientes y con un proceso lento, es infructuoso, explica el directivo. "Por ejemplo, esta actividad florece más en España que en otros países europeos. Aquí el fraude es habitual, tanto en precio, como en productos o por el impago de impuestos que realizan algunas compañías. Algo que ya pasó con los chips falsificados con serigrafías, y las empresas que los comercializaban continúan existiendo normalmente".

Aplicar la reingeniería

IBM España, según un portavoz de la compañía, asegura que cuando un ordenador o alguno de sus componentes es desechado, por cualquier motivo, los materiales de pequeño tamaño son destruídos "y se reciclan como materia primaria". Tan sólo en las reparaciones, algunas piezas muy sofisticadas "y susceptibles de actualización, se reenvían a fábrica y se someten a una actualización de reingeniería. "Pasa todos los controles como si se tratara de una pieza recién hecha. Si supera las pruebas se utilizarán en un equipo que vaya a ser reparado. Pero es algo que sólo se realiza en componentes con un alto valor económico y siempre está cubierto por idéntica garantía". Un ejemplo de material reutilizado en reparaciones son las memorias. Se extraen y en fábrica se analizan por si pueden ser reutilizables. "Pero en ningún caso este material se queda en España", afirma la misma fuente. Existe también la posibilidad, "remota", de que un cliente disponga de una serie de equipos sin estrenar y que son ya algo antiguos. Sólo en este caso se venden como equipos de segunda mano.

Por su parte, la compañía Dell es rotunda: "Es imposible que vendamos equipos nuevos con componentes ya utilizados", asegura Carlos Santiago, Director de Marketing en España. "Hacemos venta directa, sin distribuidores, y cada pedido viene directo de la fábrica de Irlanda", añade. Cuando un PC falla, la TPM de Dell se encarga de su reparación en casa del cliente, con componentes nuevos. Los elementos sustituidos o los PC sin solución directa, se envían a la factoría. Allí se despiezan y sus partes se remiten a los distintos fabricantes.

Ramón Timblau, Area Manager de AST España, explica que su compañía tiene una política de garantía que, ante cualquier defecto producido dentro de los primeros quince días, se produce un cambio inmediato por un equipo similar o de superiores características si éste se ha dejado de fabricar. En caso de necesitar alguna reparación, los componentes defectuosos se sustituyen por otros nuevos. Las piezas que funcionan correctamente se venden en canales especializados de segunda mano "para evitar que entren en los canales normales", asegura Timblau.

De todas formas, este tipo de gangas son muy limitadas, porque según revela el índice de fallos de los equipos producidos por AST es inferior al 1% durante el primer año de vida del aparato, y en estos momentos, AST vende unos 5.000 PC y portátiles al año. Timblau asegura que AST nunca vende productos nuevos con piezas recicladas: "al cliente que se le vende algo de primera mano se le ha de entregar completamente nuevo", reclama. No obstante, considera que no son contraproducentes estas prácticas si se realizan por un canal adecuado y muy controlado, con el número de serie e historia del aparato y, sobre todo, si el comprador es informado correctamente.

Segunda mano

En su opinión, existe un emergente mercado de equipos con componentes de segunda mano. "Si un equipo usado vale 50.000 pesetas, en países africanos se puede vender por 150.000. Son aparatos procedentes de grandes sustituciones en la Banca y los márgenes son bastante amplios". Esta modalidad funciona muy bien en otros países, "pero en España no se ha encontrado gente que quiera utilizar estos equipos", señala.

Según fuentes de una importante compañía informática que prefiere el anonimato existen piezas de ordenador que se verifican y se actualizan desde el punto de vista de ingeniería. Es decir, si un componente de un sistema es de ingeniería anticuada "estamos trabajando con una pieza vieja". En el caso de que la empresa actualice el componente a la tecnología del momento el sistema "es funcionalmente nuevo". En cualquier caso, las mismas fuentes reconocen que las piezas que se actualizan sufren unos rigurosos controles de verificación: "Si tienen alguna tara son desechadas".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información