| Noticias | 07 FEB 2001

Patrick Gelsinger, CEO de Intel, advierte sobre el peligro del sobrecalentamiento de los procesadores

Tags: Histórico
Para el alto cargo de Intel, un gran número de procesadores alcanzarán en el 2005 temperaturas cercanas a las de un reactor nuclear, pasando a ser en 2015 "tan calientes como la superficie del sol".
Francisco Javier Pulido
Si se continúa fabricando procesadores a la velocidad que se está haciendo actualmente, estos pueden alcanzar de 10 a 30 gigahercios en los próximos años, pero para ello se requerirá tal cantidad de energía que no podrán ser utilizados. Esta es la principal conclusión de la intervención del vicepresidente y CEO de Intel, Patrick Gelsinger en la Conferencia Internacional Solid-State Circuits.

La tendencia hasta ahora en compañías como Intel para evitar el sobrecalentamiento ha consistido en mejorar la arquitectura de cada chip, incrementando el tamaño de la matriz. Sin embargo, a medida que la frecuencia de reloj de cada chip aumentaba, también lo hacía su tamaño, requiriendo mayor cantidad de energía. A pesar de que actualmente la temperatura de los procesadores se mantiene a niveles aceptables gracias a ventiladores y reductores de calor, estas técnicas no parece que puedan aplicarse en un futuro próximo, puesto que los usuarios demandan ordenadores de menor tamaño. Según Gelsinger, la clave residirá en extraer una mayor potencia de proceso de cada uno de los vatios que usa el chip, tarea en la que deberán emplearse los futuros fabricantes de procesadores

www.intel.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información