| Artículos | 01 NOV 2003

Paneles TFT de 19 "

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
Los monitores TFT están alcanzando un precio bastante razonable y se están incorporando a nuestra vida cotidiana sin que apenas nos demos cuenta. No es extraño que usuarios avanzados y profesionales dispongan de este tipo de monitores junto con sus ordenadores personales, tanto en casa como en su centro de trabajo. También es muy común ver monitores TFT en lugares de acceso público como centros de salud, bancos, oficinas de la Administración y lugares donde el PC esté a la vista del público, no sólo ya por el inherente ahorro de espacio que ofrecen los TFT frente a los CRT, sino porque además dan una mejor impresión de cara al público.
Para este “Frente a Frente” hemos seleccionado tres de los monitores profesionales de 19” más novedosos del mercado. En este tipo de productos nos olvidamos de una vez por todas de las fuentes alimentación externas, que tantos inconvenientes presentan, y destacamos la incorporación de posibilidades multimedia.

Dell UltraSharp 1901FP
El TFT llega a nosotros dividido en tres partes: altavoces, pantalla y base/peana. Aunque para algunos usuarios puede resultar incómodo, acoplar dichos elementos no lleva más de dos minutos. El resultado es un TFT de 19” con un sistema de sonido muy bueno.
Incorpora un utilísimo hub con cuatro puertos USB 2.0 y un estupendo sistema de altavoces estéreo que dan salida al audio de manera muy correcta, algo difícil de encontrar en un TFT. Se trata del modelo AS500, con dos altavoces de 7 vatios cada uno, dos salidas para auriculares y sistema de control analógico del volumen.
El monitor dispone de un magnífico sistema de rotación sobre su eje que permite pasar del modo apaisado (1.280 x 1.024) a vertical (1.024 x 1.280) con tan sólo cambiar la orientación de la pantalla. Lo más llamativo de este TFT es su capacidad de elevación respecto a la peana, más de 20 cm que nos permiten controlar su posición a la altura de nuestros ojos de manera óptima.
Lo que más incomoda de este monitor es, sin duda, el sistema de elevación. Funciona muy bien en todo momento, pero si ponemos la pantalla en el modo más bajo que permite, se queda fijada mediante un sistema de anclaje y deberemos de acceder a su parte trasera para librarla y aumentar su altura. El tamaño de la pantalla sin peana es de: 37,5 cm (alto) x 41,5 cm (ancho) x 6,4 cm (fondo).
Respecto a la conectividad, dispone de una entrada CRT (HD-15) y una digital (DVI-D). Para el manejo de la configuración mediante el uso de los controles OSD cuenta con un total de tres botones. A pesar de su reducido número, estos permiten ajustar de manera eficiente las diferentes opciones de un menú, muy claro y sencillo, donde no hay que ser un experto para llevar a buen fin la optimización.
En resumen, la calidad de visualización de este monitor es muy elevada y, como todos los analizados en este “Frente a frente”, estamos seguros de que no defraudará a sus compradores.

Sony SDM-X93
Lo más llamativo es sin duda el excelente sistema de movimiento que atesora. La base es extremadamente delgada y en su interior esconde un sistema muy cómodo que permite los giros sobre su eje suavemente. Igual sucede con el ajuste de la altura, que se realiza mediante un sistema de elevación muy cómodo que permite ajustarla con sólo usar la fuerza de un dedo. La inclinación también puede realizarse cómodamente, pero sin llegar a la sutileza del sistema de elevación.
Otro dato a tener en cuenta son sus tres entradas para señales de vídeo, dos de las cuales son compatibles con CRT (HD-15), y otra digital (DVI-D).
Pero sin duda uno de los detalles más curiosos de este TFT radica en sus posibilidades multimedia, ya que dispone de una entrada de audio diferente por cada entrada de vídeo y una salida de auriculares extra. Respecto al sonido, dispone de dos altavoces en la parte frontal con una potencia de 1 vatio cada uno.
El panel de control está situado en el marco de la pantalla (parte inferior derecha) y ofrece un total de siete botones de control: dos controlan el volumen de los altavoces, uno selecciona la entrada de vídeo, dos manejan el control del menú OSD y el último permite configurar el modo de visualización entre cuatro posibles (alto, medio, bajo y automático). Hay que decir que el modo automático oscurece demasiado la pantalla y su uso no es recomendable.
El menú OSD es bastante claro y ofrece una navegación muy intuitiva, lo que permite realizar todos los ajustes necesarios para configurar el monitor de manera óptima con tan sólo realizar algunas pulsaciones en el panel de control.
Lo único que echamos en falta en este monitor es un hub USB. En el resto de facetas -calidad de pantalla, contraste, nitidez y demás aspectos relacionados con la visualización- supera de largo nuestras pruebas. Un último dato: las dimensiones de la pantalla sin peana son: 37,2 cm (alto) x 41,2 cm (ancho) x 6,4 cm (fondo).

ViewSonic ThinEdge VP191s
ViewSonic se caracteriza, entre otras cosas, por disponer de unos TFT de gran calidad y este panel no podía ser menos. Se trata de un magnífico TFT en el que la señal enviada tanto desde una fuente analógica como digital se convierte en una imagen nítida y bien definida. Respecto a la conectividad, ofrece dos entradas CRT (HD-15) y una digital (DVI-D).
Dispone de la posibilidad de colocarlo en modo vertical respecto a su base. Es decir, podemos trabajar con una resolución de 1.280 x 1.024 o bien abandonar el típico modo apaisado de cualquier monitor y girarlo para obtener una resolución de 1.024 x 1.280. Para llevar a cabo esta función dispone de una aplicación llamada PecfectPortrait Display Pivot Software. Con ella podremos aplicar diferentes ángulos de giro de manera automática, para lo que tan sólo deberemos pulsar con el botón derecho sobre cualquier zona libre del escritorio y seleccionar una de las opciones: 0º, 90º, y 180º o 270º.
Esta pantalla no incorpora altavoces, aspecto que permite que los usuarios que dispongan de unos de calidad no paguen de nuevo por un sistema que no utilizarán. A otros usuarios esta ausencia les resultará una característica negativa, dado que en muchas ocasiones la compra de un TFT responde a una necesidad de ahorro de espacio y la integración de los altavoces en el monitor es una gran solución. Esto, a su vez, lo convierte en el equipo de menores dimensiones de los analizados, sin que esto repercuta en el tamaño de la pantalla, pues sigue ofreciendo un panel de 19”. Tiene unas dimensiones sin peana de 34,1 cm (alto) x 41,6 cm (ancho) x 5,5 cm (fondo).
Lo único que le falta a este monitor para ser más completo, al igual que sucede con el de Sony, es un hub USB que permita la ampliación del número de puertos del sistema.
El movimiento que permite ajustar la posición de la pantalla es también muy suave, y respecto al menú OSD hay que decir que es bastante fácil de utilizar y no supondrá ningún problema a la hora de realizar los ajustes pertinentes, independientemente de la experiencia del usuario.


Dell UltraSharp 1901FP
-------------------------------
Fabricante: Dell
Distribuidor: Dell
Teléfono: 902 153 158
Web: www.dell.es
Precio: 1.032 ¤
Garantía: 3 años
Número de colores: 16,7 millones
Ángulo de visión h / v: 85 º / 85º
Tiempo de respuesta: 25 ms
Frecuencia horiz. / vert.: 80 Khz /

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información