| Artículos | 01 MAR 2011

Otra modalidad de almacenamiento

Tags: Histórico
Iomega External SSD Flash SuperSpeed
Alfonso Casas.
El disco externo con interfaz USB 3.0 de Iomega promete ofrecer velocidades de vértigo en las transmisiones, para lo que cuenta con una mezcla de tecnología SSD Flash, junto con la nueva interfaz USB 3.0.

Una vez que el puerto USB parece haberse estandarizado entre los equipos de sobremesa y portátiles, desbancando el uso del FireWire y del eSATA, tan sólo nos queda centrarnos en el tipo de solución de almacenamiento implementada con la que poder obtener los mejores resultados y rendimientos.
En base a estos factores, Iomega ha optado por comercializar el disco externo portátil que tenemos en nuestras manos, con interfaz USB 3.0, y almacenamiento de estado sólido SSD basado en memoria NAND Flash MLC. A efectos de velocidad de acceso en lo que es la lectura/escritura, parece ser mucho más eficiente y rápida que lo que puedan ofrecer los discos duros mecánicos SATA de 7.200 rpm, tecnología que es adoptada mayoritariamente en las soluciones de discos duros externos. Después de todo, los discos SSD ofrecen funcionamiento silencioso, resistencia ante posibles golpes o caídas del disco y durabilidad. En el caso de Iomega, la tecnología Drop Guard Xtreme II garantiza la unidad ante caídas incluso de 3 metros de altura.

Sus partes
El disco es compacto. Presenta un tamaño similar al de cualquier disco duro actual de 2,5”, con unas dimensiones de 110 mm de largo, 60 de ancho y 9 mm de alto, un valor que es inferior a la presentada por los discos duros mencionados que son integrados en los portátiles. Dispone de un único conector USB 3.0, de modo que la alimentación es extraída de un puerto USB adicional, con lo que evitamos la necesidad de utilizar adaptador externo. Un solo indicador LED nos informa sobre su estado, mientras que una carcasa de aluminio recubre a la unidad por completo, con un peso de tan solo 110 gramos, y garantizando su resistencia en desplazamientos por el tipo de tecnología implementada.

Rendimiento
La unidad es compatible con cualquier puerto USB de generación anterior. No obstante, las pruebas las llevamos a cabo utilizando el equipo Asus AllinOne de la comparativa de este mes, el cual cuenta con 2 puertos de tipo USB 3.0.
Por un lado, perseguimos el hecho de poder ofrecer las velocidades de transferencia sostenidas, así como tiempos de acceso de lectura y escritura. Para ello, empleamos herramientas del tipo HD Tach y ATTO Disk Benchmark con las que poder contrastar los valores. La velocidad de escritura media para el SSD de Iomega es de 69 MBps, mientras que para ficheros de pequeño tamaño, desciende ligeramente hasta los 40 MBps. A nivel de transferencia, lo más significativo es la velocidad de escritura sostenida, situada en los 127 MBps. Otros discos como el modelo eGo, también perteneciente al fabricante Iomega, tan sólo ofrecieron 65 MBps con similares pruebas de transferencia. La velocidad de lectura, por su parte, llega a los 191 MBps, conseguidos con la prueba de ATTO Disk.
Intercambiando ficheros de gran capacidad, la velocidad que se alcanza en las transmisiones es superior. Para una transferencia de 2 GB de contenidos de vídeo, necesitó tan solo 41 segundos en completar la acción. Con una gran cantidad de ficheros pequeños, los tiempos de lectura se ralentizan, lo que provoca que la velocidad de transferencia caiga por debajo de la media.

Software
Otro de los valores añadidos que aporta la elección de un disco duro de primera es el software que aporta el fabricante para sacar mayor partido al sistema. Iomega ofrece su conjunto denominado Protection Suite, formada por varias herramientas interesantes. Por un lado, incluye licencia anual con el software antivirus Trend Micro Internet Security para equipos Windows. Además, Retrospect permite configurar backpus desatendidos para las copias de seguridad del equipo o de los ficheros deseados. De forma adicional, Mozy Online Backup ofrece 2 GB de almacenamiento en la nube. Pero sin duda, la herramienta más llamativa es la conocida como vClon. Se basa en la versión VMware Player y permite clonar y sincronizar cualquier ordenador para utilizarlo en otro equipo con Windows como si estuviéramos trabajando en nuestro escritorio habitual, con los ficheros deseados.

Conclusión
Con 64 GB de almacenamiento, su principal inconveniente es el elevado coste al que queda situado el gigabyte, frente a las opciones ofrecidas por los discos mecánicos tradicionales, a lo que hay que añadir la escasa capacidad que puede ofrecer el SSD, un factor determinante para profesionales y usuarios que mueven gran cantidad de datos. Por lo demás, el incremento en velocidades en torno al 40 por ciento, con respecto a discos externos típicos con conexión USB 2.0, puede llegar a convencer a más de uno.


Iomega External SSD Flash Drive
---------------------------------------------
http://go.iomega.com/es
P.V.P: 189 EUR.
LO MEJOR: Formato compacto
Interfaz USB 3.0
LO PEOR: Escasa capacidad de almacenamiento
Coste por gigabyte
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información