| Artículos | 01 NOV 1997

OS/2 WorkSpace On-Demand:

Tags: Histórico
El primer sistema operativo del cliente
Javier Cáceres.

IBM propone un nuevo enfoque del sistema operativo: más basado en Internet y el modelo de informática del network computing.

Desde que hace unos años, Internet literalmente explotara en popularidad, la función de miles de PCs es adquirir exclusivamente información obtenida desde la Red. Con el fin de sustituir tales PCs (también llamados Fat clients), por elementos hardware más económicos, nacieron los NC (Network Computers), ordenadores exclusivamente diseñados para ejercer de clientes de las distintas redes. Un paso más adelante se sitúan los denominados NetPC's, equipos muy similares a los actuales PCs. Basados normalmente en procesadores x86, optimizados para el uso en redes locales, es decir, sin disqueteras, lectores CD-ROM, en algunos casos sin disco duro, y de menor tamaño que los originales. IBM WorkSpace On-Demand viene a ser el sistema operativo del cliente NetPC, que en principio solo sirven para mostrar información de Internet, pero que en realidad, son capaces de realizar todo tipo de funciones.

El modelo informático que siguen los sistemas basados en NetPCs puede parecer sufrir una regresión al pasado, donde, debido al alto precio de los equipos informáticos, lo más rentable era poseer un gran ordenador y conectarle simples terminales desde los cuales conectarse y recibir toda la información proveniente de ese servidor. Lo que se ha dado a conocer como Network Computing, aprovecha todas las ventajas de este anterior sistema, pero al sustituir aquellos terminales por modernos y económicos NetPCs explota paralelamente la potencia que derrochan estos novedosos equipos.

IBM WorkSpace On-Demand, antes conocido como Bluebird, representa un nuevo concepto en cuanto a sistemas operativos se refiere, pudiendo definirlo como el primer sistema operativo de cliente. Por tanto, no viene a competir con Windows 95/NT, ni tan siquiera es una actualización del OS/2 Warp; WorkSpace On-Demand abre un nuevo mercado apoyándose en la base tecnológica que ofrecen las redes locales de alta velocidad actuales, sobre el esquema de Network Computing. En este nuevo modelo, el servidor provee al cliente tanto del sistema operativo como de las aplicaciones que se ejecutaran sobre él. De esta forma, una vez descargado el sistema operativo en el cliente, éste tiene el control de la interfaz y de las aplicaciones, que son ejecutadas localmente. Esto adicionalmente conlleva una separación entre usuario y máquina, pues tanto el entorno como las configuraciones específicas del usuario residen en el servidor, por lo que una misma estación puede servir a varios usuarios o propósitos.

¿Qué es WorkSpace On-Demand?

Básicamente, Workspace On-Demand es un sistema operativo de cliente para plataformas x86, que aúna las ventajas de un sistema con un servidor central y la potencia y flexibilidad que desarrollan los ordenadores personales de hoy día.

IBM WorkSpace On-Demand es un producto que se instala sobre Warp Server 4, Warp Server Advanced ó Warp Server Advanced con SMP. Se compone de dos elementos: primero (WorkSpace On-Demand) lo conforman el sistema operativo de cliente propiamente dicho y las aplicaciones que se ejecutan sobre él, mientras que el segundo (WorkSpace On-Demand Manager), es el conjunto de utilidades que le permiten al servidor instalar, configurar y controlar tanto los dispositivos hardware como el software del cliente. De esta forma, a un servidor Warp Server 4, con el WorkSpace On-Demand Manager, se le denomina WorkSpace On-Demand Server. En este modelo, nada se almacena en el cliente: la "imagen" del sistema operativo del cliente (WorkSpace On-Demand) y las utilidades del WorkSpace On-Demand Manager residen en el servidor, simplificando y centralizando de esta forma la administración del sistema.

WorkSpace On-Demand funciona en cualquier NetPC, Networked PC o estación de trabajo x86, que cumpla los requisitos mínimos de OS/2 Warp 4 (486-25, 8MB RAM), con una tarjeta Ethernet o Token Ring que soporte RIPL (Remote Initial Program Load), ya sea con o sin disco duro. Por otro lado, con este nuevo sistema, dispondremos del entorno y adicionalmente de todos los controladores de dispositivos (multimedia, impresoras, etc.), que se incluyen en el sistema operativo en el que se basa: OS/2 Warp 4. En cuanto al servidor, los requisitos mínimos son los impuestos por el propio Warp Server, un 486 a 33 Mhz con 16 MB de RAM, aunque evidentemente, es muy recomendable al menos un equipo Pentium y bastante más memoria RAM.

Este nuevo sistema funciona sobre NetBIOS/802.2 o TCP/IP, preferentemente en redes de alta velocidad (Token Ring o Fast Ethernet), debido al gran tráfico de datos que soporta. Independientemente de la velocidad, el sistema de arranque RIPL, está pensado para la carga simultánea de un máximo de entre 25 y 35 usuarios por servidor, si bien ya se está preparando el soporte Boot-P/DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol). Al ejecutarse en una plataforma x86 con OS/2 se pueden ejecutar aplicaciones OS/2, DOS, Windows 3.x, Java 1.02 (pronto 1.1) e incluso Windows 95/NT con un producto adicional.

¿Cómo funciona?

A un nivel básico, el sistema funciona de una forma muy parecida a como lo hace Novell Netware. Conceptualmente, el proceso de arranque es el mismo que se emplea hoy día en los sistemas OS/2, con la diferencia de que en vez de arrancar desde un disco duro local, se carga desde un almacenamiento remoto. El servidor está siempre esperando una petición de arranque, que se produce cuando se enciende el cliente. Una vez realizada tal petición, los aproximadamente 8 MB de la imagen del sistema operativo, son transferidos desde el servidor hasta el cliente a través de la red. Éste no es un proceso excesivamente lento, si se dispone de un servidor normal, cargar el sistema en hasta unos 8 clientes simultáneamente, supone un tiempo muy similar al que consumiría una carga desde el disco duro. Además, si el cliente dispone de disco duro, al igual que en Solaris, es posible emplearlo como un almacenamiento temporal para el sistema, permitiendo la ejecución de grandes aplicaciones sin degradar el ancho de banda de la red, solicitando de nuevo los datos al servidor. En cualquier caso, el contenido del disco es totalmente invisible de cara al usuario.

Una vez arrancado, el sistema cliente solicitará la identificación del usuario mediante un login. Cuando se han verificado los datos del usuario, el cliente establece contacto con el servidor asignado a tal cliente y arranca tanto la interfaz particular del usuario como las aplicaciones que tenga previamente configuradas. En este momento, hay 4 interfaces de usuario disponibles para WorkSpace On-Demand: Restricted Shell, Netscape Navigator, Lotus Domino y el Mini Shell, aunque es posible desarrollar cualquier interfaz particular para ajustarla a las necesidades del cliente. De algún modo, la más versátil es la Restricted Shell, que permite al usuario la ejecución de todas las aplicaciones y utilidades de control a las que se le haya concedido acceso. Netscape Navigator está indicado para aquellos casos en que principalmente se consulta información de una Intranet o Internet, mientras que Lotus Domino, heredero de Lotus Notes, conserva toda la funcionalidad de éste, las capacidades de búsqueda y administración de información y una potente herramienta de correo electrónico.

La versatilidad en la selección de la interfaz gráfica, la concesión de diversos permisos sobre aplicaciones y personalización del entorno para cada usuario, asemejan éste sistema al que emplea Unix con los terminales X, pero con significativas diferencias. La primera y más importante es que tanto las aplicaciones como el propio sistema operativo se ejecutan en el procesador del cliente, liberando considerablemente la carga del procesador y requerimientos de memoria del servidor y, por otro lado, aparte de poder decidir que a

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información