| Artículos | 01 SEP 1996

OS/2 Warp Merlín: Magia en tu ordenador

Tags: Histórico
Sistema operativo de 32 bits
Jesús Díez.

La próxima versión de OS/2 promete ser algo realmente grande. Grande en prestaciones y grande por el espectacular paquete de software que incluirá. El control por voz, la integración con los servicios de red, junto con la apuesta por varios de los principales estándares del mercado son las novedades más importantes del producto.

Merlín es el nombre en clave elegido para la beta (preliminar) de la nueva versión OS/2 y parece que promete llenar nuestros ordenadores de tanta magia, como tenía su homónimo, el mago de la corte del rey Arturo. El lanzamiento de la beta llegó precedido de todo un mar de rumores sobre sus prestaciones, que atribuían a Merlín las capacidades más dispares. Al margen de las disculpables exageraciones de algunos usuarios entusiastas, y con el producto en la mano, la realidad contentará ciertamente al público expectante.

IBM, una vez más, tira la casa por la ventana e incluye con su sistema operativo, tecnologías y desarrollos corporativos, que previamente eran productos separados. Así ocurre, por ejemplo, con VoiceType, un producto sofisticado y puntero, con años de desarrollo a sus espaldas. Todo ello demuestra el gran compromiso que mantiene el gigante azul con OS/2 que, esperemos, encuentre el eco adecuado en desarrolladores y usuarios.

Una primera manifestación de las capacidades de Merlín se hace ya evidente durante su instalación. Merlín hace desaparecer, como por arte de magia, alrededor de 300 MB de disco duro, en su instalación completa. Esta instalación incluye el software del sistema, más todas las opciones de red y complementos adicionales, incluidos el WinOS/2 (la versión de Windows de IBM), el nuevo Bonus Pak completo, y algunos nuevos productos. Hay que advertir que para la mayor parte de las personas, una instalación selectiva puede dejar el sistema en mucho menos espacio, descartando opciones no deseadas. El proceso de instalación es lento, aunque sencillo y aparentemente libre de problemas para el usuario. La detección de hardware, según hemos tenido ocasión de comprobar, se realiza con más seguridad y efectividad que nunca. Merlín se instaló sin problemas en dos ordenadores con configuraciones de hardware especialmente atípicas.

Las redes de Merlín

Con Merlín, IBM pretende hacer del OS/2 el cliente de red ideal. Un cliente universal que se configure casi sin intervención del usuario, adaptándose a cualquier tipo de red o sistema operativo servidor.

Las opciones de red de área local incluyen las basadas en OS/2 Warp Server, LAN Server de Microsoft, Windows NT, Banyan Vines y Novell Netware. Para esta última, el soporte se extiende al entorno NDS (Netware Directory Services), que proporciona un rápido acceso a los recursos distribuidos de una empresa.

No menos importante es el soporte para redes entre pares (peer to peer), la mejor forma de compartir los dispositivos de una pequeña red, sin invertir en servidores, y con un coste de instalación y mantenimiento nulo. En una red entre parte, Merlín se entiende con máquinas basadas en LAN Server 3.0 o superior, Windows para trabajo en grupo, Windows NT, Windows 95, LAN Manager 2.x, Lantastic 6.0 y PC LAN Program 1.3.

En Merlín, tanto el soporte para LAN como el de redes entre pares, están combinados en un único requester. A través de un objeto del escritorio, denominado conexiones, el usuario accede de un sólo vistazo a todos los recursos de unidades de almacenamiento e impresoras, locales o remotas. La conexión con grandes sistemas de IBM o máquinas AS/400 tampoco ha sido olvidada, con un cliente que permite emulación de terminales 3270/5250 sobre TCP/IP.

Aquí también es el momento de mencionar los nuevos servicios de oficina móvil. A través de esta nueva función, resultará muy sencillo sincronizar y gestionar el trabajo realizado en dos máquinas diferentes, ya sean dos puestos de una red, o un ordenador portátil con el ordenador principal de sobremesa. Esto último, unido a los servicios de acceso remoto, proporcionan toda la funcionalidad de un puesto físico de la red, desde una máquina conectada por línea telefónica. Por cierto, ahora es posible eliminar la necesidad de reiniciar el ordenador al pasar desde una configuración con conexión física a una conexión remota, algo que sin duda agradecerán los usuarios de informática portátil.

Los cambios que afectan a la forma de acceder a Internet desde Merlín han sido numerosos. En general, y al igual que ha ocurrido con los servicios de red, todos los cambios van encaminados a integrar estos servicios de forma trasparente con el sistema. Cada vez se difumina más la distinción entre los objetos que representan recursos locales, y los que acceden a servicios remotos.

En este sentido, ahora aparece un nuevo tipo de plantilla que representa una conexión FTP. Aparecerá en cualquier punto que deseemos del escritorio, y se comportará como un directorio más del sistema. Al abrirlo con el ratón, se establece una conexión automática con el servidor, y se abre una ventana que nos muestra en forma de iconos su contenido. Arrastrando objetos podemos iniciar trasferencias en cualquier sentido. Lo mismo ocurre con los nuevos objetos URL, que representan vínculos WEB, y que pueden crearse y agruparse en cualquier lugar del escritorio o del árbol de ficheros. Al hacer doble clic en cualquiera de ellos, se produce una llamada a la nueva versión del navegador Web (WebExplorer), y se abre la página referenciada.

La instalación y configuración del acceso a Internet es ahora también más sencilla, distinguiendo entre acceso vía módem (SLIP o PPP), o LAN. También hay nuevas versiones de algunos de los clientes Internet habituales. Por último, aunque la compatibilidad con el lenguaje JAVA dista mucho de ser una mera facilidad de acceso a Internet, los usuarios habituales del WWW agradecerán el nuevo soporte.

Una cara amigable

Desde la ya lejana en el tiempo versión 2.0, parece que IBM en cada nueva versión ha ido concediendo progresivamente más importancia a los aspectos gráficos de la interfaz del sistema. Está claro que lo estéticamente atractivo también vende. No basta ya con una lista especialmente potente de atributos técnicos, sino que además tienen que presentarse en el envoltorio adecuado. Merlín en este aspecto ha vuelto a dar un gran paso. Con esta versión el escritorio y las ventanas obtienen un decidido aspecto 3D, con nuevos iconos, ventanas más perfiladas y nuevos botones. Por otro lado la colección de fondos de escritorio incluye algunos de los más llamativos que hemos tenido ocasión de ver. Estas mejoras gráficas se hacen más evidentes, sobre todo, en los modos de resolución altos, a partir de 800x600 puntos. La interfaz se realza con nuevos sonidos, que pueden cambiarse en bloque en forma de esquemas. Otro cambio que será muy aplaudido es el de los nuevos tipos de letra del sistema, uno de ellos algo más que casualmente parecido al tipo Chicago de Macintosh. Este tipo es atractivo y muy legible en pantalla, poniendo su granito de arena en el favorable efecto final. Casi todos los iconos de los objetos del sistema han cambiado, como también el diseño de las ventanas de propiedades de los objetos, con solapas coloreadas y botones 3D.

El LaunchPad desaparece para dejar paso al denominado WarpCenter, en una nueva reencarnación de la idea de barra de iconos. La barra ocupa muy poco espacio en la parte superior o inferior de la pantalla, y esta concebida para que siempre esté visible, permitiendo siempre acceder al sistema o a otras aplicaciones sin cerrar la ventana activa. La barra contiene varias funciones útiles, aunque la beta muestra una respuesta algo lenta. En primer lugar aparece un botón con el logotipo OS/2 Warp, que despliega un menú de todos los objetos del escritorio, con submenús. Desde aquí se puede acceder a cualquier objeto local o remoto, simplemente navegando

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información