| Artículos | 01 NOV 1995

OS/2 Warp Connect

Tags: Histórico
Sistema operativo de 32 bits con soporte de red
Jesús Díez.

Con Warp Connect, OS/2 adquiere por fin todas las capacidades de red que algunos de sus usuarios demandaban. Un excepcional abanico de posibilidades de conectividad al que hay que sumar el valor añadido de un impresionante conjunto de programas y utilidades.

Uno de las pocos argumentos que se podían esgrimir contra OS/2 Warp, y que ya fue comentado en anteriores artículos de PC World, era la ausencia de soporte de red en la versión estándar del sistema operativo. Bien es cierto que OS/2 ha tenido, desde siempre, el respaldo de una importante oferta de productos independientes que cubrían cualquier necesidad de conectividad, pero nunca de una forma tan integrada como otros productos de su competencia, por ejemplo, Windows NT o Windows para Trabajo en Grupo. Ante este hecho, IBM siempre argumentó que recortar el soporte de red permitió ajustar mucho más los precios del producto final, a costa de unas características que no eran habitualmente utilizadas por el usuario medio. Sin entrar en lo acertado o no de esta decisión, Warp Connect surge para resolver definitivamente esta cuestión y, desde luego, no se limita a corregir una limitación, sino que entra en el mundo de la conectividad en red por la puerta grande.

Warp Connect incorpora todo lo necesario para convertir su ordenador en un comodín de conexión en red. Las características técnicas del OS/2 le hacían, de entrada, un candidato perfecto para aplicaciones de comunicaciones. Su tecnología de 32 bits, su robusta multitarea y la protección de memoria, han alcanzado la madurez que sólo puede lograrse con varios años de rodaje en el mercado, y que es su principal ventaja frente a otras opciones.

Warp Connect es ante todo una impresionante colección de software empaquetado en tres CD-ROM. El catálogo de posibilidades de conexión incluye redes peer to peer, soporte para redes basadas en protocolos TCP/IP, NetBIOS, IPX, Token Ring y FDDI, clientes para redes Novell Netware e IBM LAN Server, con capacidad de funcionamiento tanto en conexión física, como en modalidad remota. A todo esto añade el valor añadido de Lotus Notes Express, que integra varias aplicaciones para trabajo en grupo; y el BonusPak, con un paquete integrado de aplicaciones estándar y de comunicaciones. Visto desde esta perspectiva, parecería que el único problema de Warp Connect, podría residir en no haber sido tocado por las manos del rey Midas de nuestro tiempo. En este artículo intentaremos dilucidar hasta que punto es esto cierto.

Aunque la versión que hemos tenido ocasión de probar se encontraba en inglés, cuando lea este artículo ya estará disponible Warp Connect en castellano. Y se vende en dos versiones: con y sin Windows incorporado. La primera contiene una instalación completa del Windows 3.1 (Win-Os/2), optimizada por IBM. La segunda, también conocida por el poco agraciado nombre de para Windows, permite utilizar nuestra instalación actual de Windows, para hacerla funcionar sobre OS/2.

Redes a la carta

Las funciones de red de Warp Connect son su característica distintiva y, por ello, serán tratadas en primer lugar y con especial atención.

De todas las posibles opciones de red, la denominada peer to peer será probablemente la más apreciada por el usuario común. Este término, traducido como redes entre pares, redes punto a punto o redes de igual a igual, describe un tipo de red ideal para pequeños grupos de trabajo o entornos con un moderado número de máquinas. En este tipo de redes no existe la diferenciación de una máquina que actúa como servidor dedicado, sino que todos los ordenadores conectados pueden funcionar, a la vez, como servidores y como clientes de los recursos comunes. Aquí, por encima del rendimiento y la velocidad de comunicación, lo importante es poder distribuir las facilidades de cierto tipo de dispositivos, entre todos los usuarios de la red.

Existen cuatro tipos básicos de recursos que pueden ser compartidos, que incluyen unidades de almacenamiento como un todo, directorios concretos de ficheros, impresoras y dispositivos serie (por ejemplo, un módem). Una vez ofrecidos a la red, y tras definir ciertos perfiles de acceso, cualquier usuario puede leer o escribir ficheros a unidades de disco de otro ordenador, imprimir documentos, o incluso, enviar fax a través del módem, de forma exactamente igual que si estos dispositivos estuvieran físicamente conectados a su ordenador.

Hasta aquí, podríamos haber descrito cualquiera de los productos que ofrecen este tipo de conexión, pero la alternativa de IBM es especialmente interesante. Como cliente peer to peer, se puede acceder también a recursos compartidos por máquinas funcionando con otros sistemas de red, como IBM LAN Server, Windows NT, Windows para Trabajo en Grupo y Microsoft LAN Manager.

Todo el proceso de ofrecer recursos locales a la red o solicitar la conexión con dispositivos remotos, se configura a través de objetos del escritorio, y con una sencilla interfaz gráfica. En una ventana podemos visualizar gráficamente los recursos disponibles y los que ya están conectados. Mención especial merecen todas las opciones para definir los perfiles de acceso de otros usuarios, con características que van más allá de las de su competencia.

Otras posibilidades de la red peer incluyen un completo sistema de mensajería, la posibilidad de cortar y pegar información entre puestos, establecer vínculos entre documentos que garanticen la actualización de la información dispersa en la red, y una versátil interfaz con el lenguaje Rexx del sistema, para automatizar multitud de tareas habituales. Todas estas características, y alguna más, hacen de esta modalidad de red una alternativa más fiable y segura, que la que ofrecen productos como Windows para trabajo en grupo.

Los otros dos clientes (requesters) de red que ofrece Warp Connect, son los de IBM LAN Server y Novell Netware. El primero de ellos, el IBM LAN Requester 4.0, tiene dos funciones principales. Por un lado permite acceder a recursos como discos, impresoras, aplicaciones u otros dispositivos localizados en ordenadores peer o en servidores de la red. Por otro lado, también proporciona facilidades de administración de los servidores desde cualquier puesto de la red. El acceso a estas funciones puede hacerse desde una interfaz gráfica específica, o a través de órdenes del intérprete de comandos. Otras posibilidades técnicas incluyen las funciones de portapapeles remoto, vínculos DDE, comunicación entre procesos, gestión de memoria para MPTS (Multi-Protocol Transport System), OS/2 RFC NetBIOS sobre TCP/IP, controladores MAC para adaptadores de comunicación adicionales y extensiones NDIS para adaptadores PCMCIA.

El segundo cliente es el correspondiente a Novell Netware, que proporciona compatibilidad con redes basadas en las versiones 3.x y 4.x de Netware. Al activarlo, podrá acceder a los servidores Netware y a todos los recursos compartidos de la red. La compatibilidad se hace extensiva a sesiones DOS y Windows, incluyendo aplicaciones en modo mejorado. En este punto hay que señalar la ventaja del soporte de red de las sesiones DOS bajo OS/2, frente a una configuración similar en un ordenador funcionando sobre MS-DOS: una configuración multiprotocolo de las sesiones DOS, sigue dejando libres prácticamente los 640 KB de memoria base, algo impensable en la máquina DOS. Otras características del cliente, permiten arrancar máquinas OS/2 desde un servidor Novell, y funcionar de forma conjunta con el IBM LAN Requester u otras aplicaciones como el OS/2 Comunications Manager, OS/2 Database Manager o Lotus Notes.

Al instalar cualquiera de los tres anteriores clientes de red, el instalador incluye automáticamente la utilidad denominada NetWork SigON Coordinator, que proporciona la posibilidad de gestionar la conexiones y desconexiones de la red, y la gestión de múltiples cuentas y palabras clav

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información