| Artículos | 01 OCT 2006

Origami

Tags: Histórico
Ultra Mobile PC
Daniel Alonso.
A principios de año, Microsoft desveló datos de un desarrollo mantenido en secreto con el nombre clave de Origami, que más tarde pasaría a denominarse oficialmente Ultra-Mobile PC.

Ultra-Mobile PC (UMPC) es un proyecto para impulsar la aparición de ordenadores más pequeños, más portátiles y que funcionen con el sistema operativo Windows al completo. Es decir, un factor de forma que esté a medio camino entre un PDA y un portátil. En realidad, los UMPC compiten con los Tablet PC, ya que deben integrar Windows XP Tablet PC Edition 2005 como sistema operativo y por tanto son capaces de llevar a cabo cualquier tarea que normalmente pueda realizar en un Tablet. Sin duda, la necesidad surge ante la escasa penetración del concepto Tablet PC puro, sin teclado, ya que prácticamente todos los fabricantes se han visto arrastrados por el usuario a producir portátiles convertibles, más grandes y pesados de lo deseable. Simultáneamente se evitaría tener que sacrificar la compatibilidad con el software desarrollado para Windows de sobremesa, como sí sucede en Windows Mobile para Pocket PC.

Origen y apoyos
Se puede definir como una nueva plataforma Wintel, pero abierta a procesadores VIA, y por supuesto a la comunidad Linux que puede desarrollar distribuciones específicas. Pero requiere el apoyo, además de Microsoft e Intel, de desarrolladores de periféricos y software que aprovechen las capacidades de la nueva plataforma. La ventaja se encuentra en la reutilización de los conocimientos que ya poseen los fabricantes, al estar basado en estándares que ya existían con anterioridad. Se abre una nueva oportunidad de negocio sin necesidad de grandes inversiones.
Los primeros dispositivos aparecidos y disponibles en España han sido fabricados por Asus, Samsung y Founder. Mientras que el software está siendo adaptado por compañías como Adobe, Corel o SAP, entre las más conocidas.

¿A quién puede interesar?
Las empresas con usuarios móviles serán las más interesadas en los UMPC, ya que les permite ser productivos en cualquier lugar. No existirán tiempos muertos, ya que en cualquier situación, incluso de pie, será posible contestar mensajes de correo o modificar una presentación de PowerPoint. Inspectores, servicios de emergencia (policía, bomberos, ambulancias), comerciales, encuestadores, promotores de estudios de mercado y técnicos de mantenimiento, todos se beneficiarán del UMPC. Pero incluso los que sólo se desplazan por un edificio, como los médicos de un hospital, ya fueron tentados por los Tablet PC, y un dispositivo más ligero, que realmente se pueda sostener en la mano más que unos pocos minutos, sólo puede incrementar su interés.
De igual forma será una ayuda al estudio porque permite clases interactivas, con un futuro en el que el profesor podrá distribuir sus anotaciones sin necesidad de que el alumno necesite tomar apuntes y facilita el seguimiento de los avances de la clase.
Por supuesto, los desarrolladores de aplicaciones tienen un nuevo mercado necesitado de software innovador, tanto en su concepto como en su utilización. El conocimiento adquirido se traslada directamente a la plataforma UMPC, ya que corren con las mismas API, además de aprovechar las descubiertas en los Tablet PC relativas al uso de tinta electrónica (reconocimiento de formas y escritura natural): tan sólo resta optimizarlas para la nueva clase de ordenadores.
Para el usuario no hay un cambio de sistema operativo, por lo que no hay necesidad de aprender nuevos conceptos y la compatibilidad con programas de sobremesa, e implica un cambio poco traumático a la nueva plataforma móvil. Aplicaciones ya existentes pero infrautilizadas (por culpa de las dificultades de uso en un entorno móvil) facilitarán que desde el principio se aprecie una diversificación del uso de esta tecnología.
Además de como alternativa a un Tablet, es un excelente compañero del PC, de forma que el UMPC se convierte en el consumidor de contenidos multimedia (creados en el PC de sobremesa) por excelencia. Creación de álbumes fotográficos, reproducción de música y vídeo, incluso la TV (a través de hardware extra o streaming por Internet) está en la palma de la mano. Por no mencionar la capacidad para controlar otros dispositivos del hogar, como el sistema audiovisual, y también otros más avanzados como cualquier aplicación domótica. Es previsible una adaptación al entorno, de forma que simplemente detectando la presencia del UMPC sea posible el control de los electrodomésticos (por ejemplo ajustando la temperatura el hogar al gusto del usuario) y la distribución de información y servicios personalizados dependiendo de su localización.
Tiene un gran potencial para acceder a cualquier tipo de información, sea lúdica o profesional, de forma que igual que se puede consultar las últimas ofertas del supermercado, se puede estar continuamente informado de la cotización de la Bolsa. Por otra parte, ofrece comunicación virtual con cualquier tecnología. Correo electrónico, mensajería instantánea, VoIP, videollamadas y con dispositivos extras, hasta telefonía móvil. De hecho, las primeras aplicaciones imprescindibles serán aquellas portadas y mejoradas a partir de las ya existentes en PDA, como la navegación con GPS, listas de compra o de tareas, agendas y calendarios. También aprovecharán las creadas para sistemas Tablet, como la exitosa OneNote de Microsoft, satisfaciendo a profesionales de la carretera y a aquellos que recopilen información.
Por último, satisfará a los usuarios que pretendan conectar periféricos estándar (algo imposible en un PDA), desde monitores de gran tamaño a unidades ópticas, teclados inalámbricos o sintonizadoras de TV. En general, cualquier carencia hardware que presenten los UMPC es susceptible de ser subsanada con sencillez o bien ampliada con el objetivo de facilitar su uso como único ordenador, por lo que también podrá sustituir al de sobremesa.

El futuro
Es cierto que por el camino se han quedado ciertas esperanzas como una duración de la batería de todo un día o elevada potencia 3D para juegos y aplicaciones profesionales. Igualmente, la promesa de precios contenidos no se ha cumplido o al menos cuenta con la dura competencia de PDA y portátiles, que no paran de reducir sus precios hasta cifras increíbles hace muy poco tiempo. Pero estamos hablando de los primeros pasos de un concepto que en el futuro no dejará de crecer. El próximo paso será la incorporación del sistema operativo Windows Vista, pero la mayor revolución se producirá al desarrollarse procesadores más potentes, con menos consumo de energía que los actuales de bajo voltaje, pantallas con alta resolución sin apenas consumo de energía, así como baterías como las de combustible, que permitan olvidarse del enchufe. Nuevas formas portátiles de proyección de imágenes para presentaciones, sistemas de introducción de datos más sofisticados y mayor cantidad de software específico para UMPC serán otros de los impulsores de su expansión.

Hardware al servicio del software portable
El trabajo de Microsoft ha consistido en definir, de la mano de los fabricantes, una serie de especificaciones que sean factibles de llevar a la realidad, manteniendo el ideal de manejo portable extremo. Además, ha desarrollado unos extras para el sistema oper

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información