| Artículos | 01 ABR 2002

Ordenadores de vestir

Tags: Histórico
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
Ya no está lejos el día en que los ordenadores no se muestren en las más importantes ferias de electrónica. En muy pocos años su sitio estará en las pasarelas más prestigiosas del planeta. Pronto Galliano saldrá a saludar al público de la mano de Bill Gates.

Según Steve Mann, Wearable Computer es todo ordenador que está subsumido en el espacio personal del usuario, que es controlado por el usuario, y que está constantemente encendido y con plenas capacidades de interacción. De hecho, los ordenadores de vestir son dispositivos que acompañan al usuario en todo momento, en ellos siempre se pueden introducir comandos y ejecutar órdenes mientras, y esto es lo importante, se camina o se realizan otras muchas actividades. Debe cumplir con todas las funcionalidades de un ordenador de sobremesa. Steve Mann lo sabe bien. No en vano lleva años viviendo con algún tipo de dispositivo wearable encima.
Son muchas las actividades en las que estos dispositivos resultan útiles. Fácilmente podemos imaginar un restaurante donde los camareros llevan el ordenador de pedidos integrado en el chaleco. Una pequeña impresora situada en uno de sus bolsillos imprimiría a una orden las facturas, mientras que una conexión inalámbrica enviaría las órdenes a la cocina. Dentro del campo de la ingeniería un ordenador de reducidas dimensiones y con autonomía propia es el compañero perfecto. Los encargados de mantenimiento de los grandes aviones intercontinentales tienen que moverse a veces por pasadizos donde apenas hay espacio, para comprobar cientos o miles de kilómetros de cables y circuitos. La mayoría de ellos lleva enganchado al cinturón un pequeño walkman del que sale un micrófono o una interfaz de mano, además de un visor monocular. Los ingenieros de Boeing llevan ya años utilizando los wearable PC.
Y ahora miremos hacia arriba, a la estación espacial internacional. Los astronautas no pueden salir al espacio con grandes rollos de planos, ni con gruesos tomos de electrónica. Las EVA o actividades extravehiculares son el campo ideal para los ordenadores de vestir, y los astronautas, los sujetos para esta nueva generación de ordenadores móviles y portátiles.
En cualquier caso, esta tecnología hace ya años que abandonó los tableros de diseño del MIT. Éste el primer centro universitario que dedicó atención especial a un campo inexplorado dentro del mundo de los ordenadores. Nuestros ordenadores portátiles son tan grandes porque los usuarios se empeñan en tener un teclado donde meter los dedos y una pantalla tan grande como un folio. Si prescindimos de estos dos elementos o los sustituimos por alternativas miniaturizadas, el grado en el que podemos reducir el tamaño de un ordenador es muy elevado. En Internet hay innumerables listas de correo y páginas web de usuarios donde se cruzan e intercambian todo tipo de recetas para construir desde cero un ordenador de vestir. Desde los diseños más chapuceros hasta los más refinados. Una muestra de que la tecnología empieza a acercarse al punto de madurez es que cuando Panasonic anunció que estaba preparando un miniordenador móvil a mitad de camino entre el PDA y el vestible, sus acciones se dispararon en bolsa por unas horas.

Oferta en el mercado
Por su parte, el gobierno norteamericano también está convencido de la utilidad de los ordenadores de vestir. Por eso espera dotar para el próximo año con este tipo de unidades a las fuerzas de seguridad desplazadas en los aeropuertos más frecuentados. El dispositivo, un Mobile Assistant V de Xybernaut, permitirá a los policías disponer de información instantánea sobre sospechosos, incluida foto. Estos miniordenadores unidos al sistema de reconocimiento facial permitirán una reacción más rápida ante cualquier ataque terrorista. El precio de cada unidad es de 4.505 €. Al parecer Xybernaut, fundada en 1990, ha caído en gracia. Los empleados de British Airways ya utilizan algunos de sus ordenadores vestibles para controlar al futuro pasaje. La mayoría de sus diseños pueden ser considerados como pertenecientes a un mundillo profesional y especializado. Todos ellos menos el Poma. Poma es fruto de un acuerdo entre Xybernaut y la compañía Hitachi. Puede que no sea el ordenador más rápido del mundo, pero su precio de lanzamiento apenas roza los 1.670 €. Esta pequeña joya de la electrónica tiene una placa Hitachi de 32 bits con un procesador de 128 MHz, capaz de realizar 230 millones de operaciones por segundo. Tiene 32 megas de RAM y 32 megas de ROM. Dispone de una ranura Compact Flash tipo II, conector USB y entrada de auriculares. Funciona con baterías de ión de litio, e incorpora un visor monocular en color con una resolución de 800 x 600 píxeles que simula una pantalla de 30 pulgadas a una distancia aproximada de metro y medio. Es un ordenador vestible creado para trabajar, pero también para practicar diversos juegos o escuchar música en MP3. A través de su ranura soporta microdiscos duros de hasta 1 gigabyte, módem inalámbrico o tarjetas de red inalámbricas. El manejo de las distintas operaciones se hace desde una especie de puntero-ratón basado en tecnología óptica.
Si parece espectacular el Poma, el Mobile Assistant V que utilizarán las autoridades aeroportuarias norteamericanas lo es aún más. Tiene un procesador Intel Celeron de muy bajo voltaje y viene de serie con 128 megabytes de memoria SDRAM, que se pueden ampliar a 256. Su disco duro de 5 gigabytes puede cambiarse por uno de cuarenta. Tiene puerto USB, Firewire y una ranura Compact Flash. Su tarjeta de vídeo tiene 8 megabytes de memoria SDRAM y además dispone de una completísima tarjeta de sonido estéreo full dúplex. Su sistema operativo es Windows CE. Todo ello está metido en un sencillo chasis de aleación de magnesio que mide 15 x 9 x 5 centímetros, y que apenas pesa medio kilogramo. El equipo de diseño de Xybernaut ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Así, han diseñado diversos cinturones, chalecos, suspensores, correas, cinchas e incluso cartucheras específicas para que llevar esta unidad no sea un engorro. También hay un módulo que amplía la conectividad, como si de una dock station se tratase. La visualización se puede realizar mediante una tableta panel LCD de 8,4 pulgadas, que muestra el teclado en pantalla y que es capaz de reconocer la letra del usuario. Además el sistema reconoce comandos vocales u órdenes introducidas a través de la pantalla táctil. La otra opción es un visor monocular que se sujeta en una mínima diadema similar a la de los auriculares para walkman. Esta pieza lleva incorporado un micrófono y un auricular para trabajar mediante comandos vocales. Puede trabajar con Windows 98, 2000, XP o Linux.
Otro de los productos estrella de Xybernaut es el Mobile Assistant Transferable Core. El MATC permite hacer un ordenador vestible donde se puede elegir casi cada una de las características. Se basa en un procesador Intel de 400 MHz y tiene una memoria RAM de 64 megabytes que puede ser ampliada mediante módulos hasta 256 MB. Su vídeo está basado en tecnología Philips y su sonido en la tarjeta ESS Maestro Pro. Permite trabajar mediante la tableta táctil o mediante el visor monocular. Puede modificarse para trabajar conjuntamente con todo tipo de equipamiento industrial. Tanto para el Mobile Assistant V como para el MATC hay disponible un miniteclado QWERTY

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información