| Artículos | 01 FEB 2001

Ordenador personal

Tags: Histórico
José C. Daganzo y Noé Soriano.
Si nos disponemos a trabajar desde un lugar remoto, la elección del ordenador será una de las tareas en las que se ha de tener mayor cuidado, pues no en vano será nuestro compañero en las innumerables horas de trabajo que vamos a pasar sentados en su compañía, y va a ser uno de los factores que más van a repercutir en la fluidez con la que realicemos nuestro trabajo. La teoría de “a mejor ordenador, mejor trabajo” no es del todo cierta, podemos tener un ordenador de la más avanzada tecnología, pero el trabajo lo vamos a realizar nosotros, y no por tener una mejor máquina vamos a realizar mejores trabajos, ya que es posible que varias personas realicen una misma tarea y el poseedor de un equipo de menores características puede presentar un trabajo de mayor calidad. Esto se debe a que gran parte de los resultados que obtengamos dependen de nuestra destreza o capacidad.
El ordenador que se elija ha de ser acorde con la actividad que vamos a desarrollar. Si no disponemos de equipo deberemos adquirir uno que se adapte a nuestras necesidades; si por el contrario disponemos de un ordenador un poco desfasado, podemos actualizarlo hasta llegar a los requisitos mínimos que necesitemos para trabajar. No es lo mismo dedicarse a una actividad profesional como redactor –en la que básicamente necesitaríamos utilizar herramientas ofimáticas—, que realizar trabajos de diseñador gráfico, donde necesitaremos disponer de un equipo bastante potente, pues el tipo de aplicaciones que se van a utilizar configuraciones de mayores prestaciones.

Configuración mínima
Si nuestro trabajo no exige disponer de una configuración muy espectacular, podemos empezar a trabajar a partir de un Pentium 200 MMX o AMD K6 200, con una memoria RAM de 32 MB, un disco duro que ronde los 2 GB, una unidad de CD-ROM de 8x y una tarjeta gráfica de 2 MB. Como es lógico, debemos tener un módem para mantener comunicación con nuestro centro de trabajo; el módem es quizá el único elemento que conviene tener siempre actualizado, ya que nos permitirá una mejor comunicación y transmisión de datos. Por ello un 56K será la mejor elección.
Esta configuración nos permitirá acceder a Internet y trabajar con cierta fluidez, siempre y cuando nuestro trabajo no demande una mayor potencia. De cualquier manera, es conveniente que nuestro PC posea conexión para puertos USB. Todas las placas actuales poseen dos puertos USB o incluso cuatro, pero si nuestro equipo tiene ya algunos años no dispondremos de estos conectores, por lo que es recomendable adquirir una tarjeta PCI adaptadora para puertos USB, ya que el uso de este tipo de conexión esta muy extendida y es más que probable que necesitemos hacer uso de ella para comunicar cualquier tipo de dispositivo con nuestro ordenador. Actualmente, la mayoría de los periféricos que están a la venta necesitan de esta interfaz para conectarse a nuestro PC.
Para poder teletrabajar partimos de un equipo de estas características (aunque es posible realizar teletrabajo con equipos de menor entidad). Como es lógico, el límite lo pone nuestro bolsillo: todo lo que esté por encima de esto, sea cual sea el aspecto de la configuración que sea superado, nos va a permitir una mayor fluidez en el desempeño de nuestro trabajo. Pero tampoco es necesario ampliar por ampliar, algunas veces cuando se mejoramos el PC nos encontramos ante un gran desembolso de dinero, y nos damos cuenta de que la cantidad que hemos invertido no es proporcional a la satisfacción que nos reporta; por ello ampliar el sistema no es una tarea que ha de realizarse a la ligera, sino con sumo cuidado y pensando en todo momento qué deseamos conseguir y si el gasto de dicha mejora está justificado.
Otro aspecto a tener muy en cuenta es la elección del monitor. Muchos usuarios se centran sólo en características como el microprocesador, la memoria, la tarjeta de vídeo... y no se dan cuenta de que el monitor será quien nos acompañe de manera más directa a lo largo de nuestras horas de trabajo, y es, además, el principal responsable de la fatiga e irritación de nuestros ojos. Por ello, si pensamos en la salud de nuestros ojos, un buen monitor es a todas luces indispensable. El monitor puede tener diferentes características; si disponemos de un monitor de hace algunos años, lo más seguro que se trate de un 15”. Nos va a permitir trabajar, pero es conveniente actualizarlo hasta llegar a una pantalla de 17” pulgadas, y trabajar con una frecuencia de refresco lo más elevada posible para que nuestra vista no “sufra en exceso”.
El teclado y el ratón son otros dos elementos indispensables a la hora de manejar nuestro PC. Existen teclados y ratones para todos los gustos, en este aspecto será el usuario quien decida por sí mismo el modelo y las características de estos dos elementos. Los teclados ergonómicos suelen requerir cierto tiempo de adaptación, pero una vez acostumbrados a ellos son bastante cómodos. Con los ratones sucede lo mismo, hay muchos y de muy variados estilos: los Track Ball tienen un sencillo manejo y nos permiten ahorrar espacio, otra variante la encontramos en los ópticos, que al suprimir de la bola eliminan los problemas en el desplazamiento del ratón cuando se ensucia.

Alquiler del PC
En contraposición a una ampliación o la opción de comprar un equipo nuevo, nos encontramos ante la posibilidad de alquilar un PC. Este mercado en España está destinado principalmente al ámbito empresarial, y muchas de las empresas que se dedican a esta actividad sólo alquilan equipos a otras compañías, aunque también existen las que permiten alquilar equipos informáticos a particulares. La principal ventaja radica en que el usuario que alquila un equipo informático se olvida del mantenimiento del PC, que correrá a cargo de la empresa a la que se le alquiló el equipo. Además, puede ampliar su equipo fácilmente, aumentando el precio del alquiler. La única desventaja de este sistema radica en el precio: alquilar un PC para uso particular no es muy rentable, ya que tendremos que pagar una cantidad bastante elevada y depositar una fianza importante.
No obstante, para obtener más información sobre la elección de un ordenador, consulte las comparativas y artículos sobre ordenadores personales que se vienen realizando en PC World y permanezca atento a nuestra web, donde encontrará multitud de información y las últimas novedades.


Equipo mínimo Equipo actual mínimo
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Pentium 200 MMX o AMD K6 200 Pentium Celeron 600 o AMD K7 600 Duron
32 MB de memoria 64 RAM de memoria
2 GB de disco duro 10 GB de disco duro
CD-ROM de 8x C D-ROM de 40x
Tarjeta de vídeo de 2MB Tarjeta de vídeo de 4 MB
Tarjeta de sonido de 16 bits Tarjeta de sonido de 64 voces
Módem 56K v.90 Módem 56K v.90


¿Ordenador clónico o de marca?
---------------------------------------------
La elección de un ordenador de clónico o de marca suele dar muchos quebraderos de cabeza, sobre todo a los usuarios que no tienen muchos conocimientos de informática.
Al elegir un PC de marca estamos depositando nuestra confianza en una determinada firma de más o menos prestigio. Dicha marca –en teoría— elige componentes de bastante calidad para la elaboración de sus equipos y los somet

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información