| Artículos | 01 SEP 1998

Oracle 8 Enterprise Edition para NT versión 8.0.4.0

Tags: Histórico
El servidor de bases de datos relacionales que lo hace todo
Philippe Mingo.

Sin duda decir ?lo hace todo? resulte un tanto simplista, sin embargo no por ello es menos cierto . Oracle se ha convertido a lo largo de los años en una institución en el mundo de las bases de datos relacionales, liderando el mercado sobre diversas plataformas, y protagonizando multitud de innovaciones tecnológicas dentro de su especialidad . Todavía está fresca la noticia en la que se anunciaba que Oracle 8 había conseguido 102 . 541,85 transacciones por segundo sobre hardware de Digital y aprovechando el sistema ?Parallel Server? de Oracle 8, duplicando la velocidad de su competidor más cercano . Y ya nos están adelantando que la próxima versión 9 estará centrada en el comercio a través de Internet . Oracle 8 representa, con respecto a la versión anterior, una mejora importante sobre todos los frentes . Entre los puntos más destacables están la posibilidad de particionar tablas e índices, mejoras en el paralelismo de procesos, incremento en el rendimiento y mejora de la gestión de las aplicaciones de data warehouse, obtención de rendimientos sobre PC similares a los de un mainframe, administración mejorada de la seguridad, mejora del soporte de sistemas distribuidos, incorporación de características objeto-relacional, simplificación de los procesos de administración y migración asistida desde las versiones anteriores . Nuestra primera impresión del producto ha sido muy buena, ya que tanto la instalación como la puesta en marcha es bastante sencilla para un programa de esta categoría . Efectuando una instalación rutinaria del servidor y de los clientes tendremos la base de datos funcionando en poco tiempo, todo lo contrario de la versión anterior, cuya instalación era algo críptica, y requería de complicados trucos e incluso parches para poder empezar a sacar información del servidor . Las herramientas de administración pueden instalarse sobre una máquina distinta al servidor, y se componen de una multitud de programas, cada uno especializado en una tarea específica . Todos ellos, al tener su acceso directo, dejan el menú un tanto recargado, aunque existe un programa principal, el Oracle Enterprise Manager, que permite enlazar con las demás utilidades, así como situar geográficamente los recursos de la base de datos .

En esta nueva versión de Oracle se ha reconocido implícitamente la gran utilidad que ofrece Microsoft Access a la hora de integrar los datos de la empresa . Y lo ha hecho incorporando una utilidad que no sólo importa los datos contenidos en una base de datos de Access, sino que también altera, si así se desea, la base de datos de origen para seguir accediendo a la información pero a través de Oracle, respetando tanto consultas, como informes y demás componentes habituales de una base de datos de Access . Esto significa que si se tiene una aplicación funcionando correctamente sobre Access, esta utilidad hace la mayor parte del trabajo de la migración propiamente dicha . Desgraciadamente esta herramienta sólo puede trabajar con tablas nativas de Access, y sólo admite vínculos a tablas de la misma naturaleza, por lo que si tiene una MDB con enlaces a través de ODBC con otros servidores será necesario realizar la migración de otra manera .

Otra novedad interesante corre a cargo del Oracle Intelligent Agent Patch, que consiste en un método de aplicar actualizaciones al código muy similar al empleado en Microsoft Windows 98 . Una vez lanzado se conecta a través de Internet al sistema de Oracle para averiguar qué componentes de la base de datos están obsoletos, y previa confirmación por parte del usuario procede a su descarga para posteriormente efectuar una nueva instalación de los elementos actualizados . Resulta anecdótico que la primera, y única, cosa que se me actualizó al lanzar el agente fue el propio agente . Gracias a este sistema Oracle pretende acabar con el problema que suponía para cualquier administrador de las versiones anteriores mantener la base de datos al día y, por lo tanto, a un 100% de su capacidad operativa .

La parte negativa, si puede llamársela así, consiste en la traducción al castellano de las distintas utilidades . Si bien existe un cierto esfuerzo para traducir determinadas áreas del programa, sobre todo las destinadas a los clientes sencillos, esta traducción ha sido sólo parcial, y no es extraño encontrarse con pantallas con textos en castellano e inglés simultáneamente . Las utilidades de administración y la documentación están casi totalmente en inglés, incluidos los 75 MB de páginas HTML para la administración y los 65 MB para los clientes que se incluyen en el CD-ROM de instalación . También se echa en falta la posibilidad de modificar tablas que ya contengan información, aunque bien es verdad que pocos servidores lo permiten .

Si usted requiere de un sistema a prueba de bombas, eficiente y muy completo, sin duda la elección es Oracle 8 Enterprise Edition . Con este servidor es difícil equivocarse, ya que incorpora todos los elementos necesarios para el correcto manejo y mantenimiento de una base de datos relacional, desde las transacciones hasta las particiones de datos, pasando por las claves externas y los procedimientos almacenados, así como las utilidades necesarias para ser a prueba de fallos . No se ha descuidado nada e incluso existe la posibilidad de completar la base de datos con unos cartuchos especializados en determinadas tareas, como por ejemplo el almacenamiento de mapas, archivos documentales, planificaciones, etc . Por algo será que la mayoría de las aplicaciones que pueden correr sobre un servidor de bases de datos SQL lo hacen sobre Oracle . Sin embargo hay que decir que no es para principiantes, y si piensa cambiarse a Oracle prepárese a ?hincar los codos? ya que su enorme extensión compuesta por innumerables características, utilidades y documentación puede resultar ardua para la mayoría, tanto es así que estamos preparado un análisis más detallado del producto para un futuro cercano .

Requerimientos

-----------------------

Las indicaciones del fabricante apuntan a que la versión NT del servidor Oracle puede montarse sobre un 486 con 16 MB de RAM y 45 MB de espacio libre en el disco duro, no obstante recomienda un Pentium con 32 MB de RAM . En cuanto al cliente puede conformarse con un 486 que tenga 4 MB de RAM y 25 MB de disco duro, y correr sobre Windows 3 . 1 en adelante, y en este caso también se recomienda un Pentium aunque esta vez con sólo 8 MB de RAM . A nosotros sinceramente nos parecen unas recomendaciones un tanto optimistas . Si tenemos en cuenta que cualquier mejora que se efectúe sobre un servidor de esta naturaleza redunda en un incremento proporcional del rendimiento sobre todas las estaciones que acceden al sistema, y si a esto le sumamos el hecho de que el hardware es cada vez más barato, no tiene mucho sentido conformarse con un equipo mediocre . Mi recomendación es que, basándome en el hecho de que quien decida emplear Oracle 8 para gestionar sus datos se ha decidido por la calidad, fiabilidad y rapidez, se parta para el servidor de un Pentium II 300 con 128 MB de RAM, un disco SCSI de unos 4GB y un buen sistema de copias de seguridad en cinta, y si tiene planeado trasladar grandes cantidades de datos una red basada en Fast Ehternet de 100 Mbits . La verdad es que el programa no se merece menos, y con un equipo que ronda las 200 . 000 pesetas habrá conseguido no solamente un rendimiento óptimo del sistema, sino sacarle cierta ventaja a la exagerada obsolescencia que sufren los equipos hoy en día .

Resumen de las características técnicas más destacables

-------------------------------------------------- -------------------------------

Incorpora todos los componentes necesarios para hacerlo tolerante a fallos . Copias de seguridad, incluso incrementales, y restauraciones on-line desde e

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información