| Noticias | 07 FEB 2007

Operadores europeos se unen para proteger a los menores de contenidos sensibles en los teléfonos móviles

Algunos de los operadores europeos de telefonía móvil han llegado a un acuerdo para crear un código de conducta voluntario diseñado para proteger a los menores de los contenidos de internet potencialmente perjudiciales a los que pueden acceder a través de sus teléfonos móviles.
Encarna González
Este acuerdo, auspiciado por la Comisión Europea, responde a la necesidad detectada tras una consulta pública sobre seguridad infantil y teléfonos móviles. La principal preocupación que se desprende de esta consulta hace referencia a los temas de bullying, abuso sexual, contenidos pornográficos y violentos, así como riesgos de privacidad debido al uso inapropiado de las cámaras fotográficas de los teléfonos móviles.

Asimismo, esta consulta ha dejado claro que el uso adecuado de estos dispositivos es una responsabilidad compartida entre padres, cuidadores, operadores móviles, proveedores de servicios, así como de las autoridades públicas. Como parte de este acuerdo, los operadores de telefonía planean desarrollar un código de autorregulación basado en los principios de la Comisión y que podría estar preparado en febrero del próximo 2008.

Este código incluye que los adultos tengan un control del acceso al contenido de internet que se realiza a través del teléfono móvil, llevando a cabo campañas tanto para niños como para padres, sobre los peligros del bullying y los contenidos de índole sexual, la clasificación de contenido comercial y ayudar a combatir los contenidos ilegales en los móviles.

La firma de este acuerdo voluntario, que se ha denominado European Framework on Safer Mobile Use by Younger Teenagers and Children, ha sido apoyada por operadores como Deutsche Telecom, Orange, Telecom Italia, Telefónica Móviles, Telenor, Telia Sonera y Vodafone, entre otros.

Desde la organización GSM Europe, Kaisu Karvala, presidenta de la misma, ha apuntado que, “si bien estamos muy contentos de ver este tipo de acuerdos, hemos de reconocer que es difícil censurar materiales dañinos, como la pornografía, ya que el mismo contenido existe de muchas otras formas. Es, por tanto, una cuestión de educación y de establecer códigos basados en las sensibilidades”.

La Unión Europea ha apuntado que monitorizará estas autorregulaciones para ver cuándo será necesaria la intervención de los organismos públicos para asegurar así el cumplimiento de un acceso correcto del público infantil y joven a determinados contenidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información