| Noticias | 30 OCT 2008

OpenFlow: Tecnología avanzada de control de redes

Los investigadores que trabajan en el desarrollo de una tecnología de control avanzado de redes han mostrado sus últimos progresos al respecto. Y en ellos se ha podido ver cómo pueden ajustar la infraestructura de red para impulsar el ancho de banda, optimizar la latencia y ahorrar energía utilizando esta tecnología experimental denominada OpenFlow.
Paula Bardera

OpenFlow se encuentra aún en fase de pruebas, pero algún día podría utilizarse en redes de negocios para ordenar el tráfico. Así lo explica Nick McKeown, profesor asociado de ingeniería eléctrica de la Universidad de Stanford, quien describe cómo esta tecnología forma parte de la iniciativa Clean Slate, desarrollada para considerar cómo Internet puede ser rediseñada para hacerla más sensible a cómo es utilizada actualmente.

Estos investigadores idearon OpenFlow como un modo de probar los nuevos protocolos de red en las actuales infraestructuras sin interrumpir el trabajo de las aplicaciones. La única opción que tenían era establecer una infraestructura separada en la que desarrollar los experimentos, pero se trata de una alternativa más costosa.

OpenFlow hace dos cosas, por un lado, permite a los usuarios definir los flujos y determinar qué camino deben tomar a través de la red, todo ello sin interrumpir el tráfico normal de la misma.

Las políticas pueden ser esbozadas para encontrar caminos con ciertas características, tales como mayor ancho de banda, menor latencia y menos saltos para que puedan utilizar menos energía.

La tecnología consta de tres partes: tablas de flujos instaladas en switches, un controlador y un protocolo propietario OpenFlow para que el controlador pueda comunicarse de manera segura con los switches. Para conseguir el desarrollo de OpenFlow, Cisco, HP, Juniper y NEC lo han añadido a sus switches y routers, que se están utilizando en el proyecto. OpenFlow no está disponible aún. 

Con esta característica, las tablas de flujos se establecen en los switches. Los controladores hablan con los switches a través del protocolo OpenFlow, que es seguro y que impone las políticas de los flujos. Así, por ejemplo, un flujo simple puede ser definido como tráfico corriente de una dirección IP dada. La norma que lo regule lo conducirá hacia un puerto determinado, porque con su conocimiento sobre la red, el controlador puede establecer caminos optimizados para conseguir mayor velocidad, menor número de saltos o que tenga una menor latencia, entre otras características, tal y como especifica McKeown.

OpenFlow puede tomar el control sobre cómo el tráfico de flujos va por la red y separarlo de la infraestructura, poniéndolo en manos de la red propietaria, de usuarios o aplicaciones individuales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información